Tratado Metódico y Práctico de Materia Médica y de Terapéutica--Tomo Primero by Alexis Espanet - HTML preview

PLEASE NOTE: This is an HTML preview only and some elements such as links or page numbers may be incorrect.
Download the book in PDF, ePub, Kindle for a complete version.
index-1_1.jpg

TRATADO METODICO Y PRACTICO

DE

MATERIA MÉDICA

Y DE

TERAPÉUTICA

FUNDADO EN LA LEY DE LOS SEMEJANTES

POR A. ESPANET

Traducido al español por D. PIO HERNANDEZ Y ESPESO

MÉDICO HOMEÓPATA.

Natura morborum medicatrix

Tomo primero.

MADRID

CARLOS BAILLY-BAILLIERE

LIBRERO DE CÁMARA DE SS. MM., DE LA UNIVERSIDAD CENTRAL,

DEL CONGRESO DE LOS SEÑORES DIPUTADOS Y DE LA ACADEMIA DE

JURISPRUDENCIA Y LEGISLACION

Plaza del Príncipe Don Alfonso, núm. 8.

PARIS,

J. B. Bailliere é hijo.LÓNDRES,

H. Bailliere.Nueva-York,

Bailliere hermanos.

1862.

ÍNDICE DE MATERIAS

DEL TOMO PRIMERO.

PRÓLOGO. V.

INTRODUCCION. 1. —I. El medicamento y los medicamentos, 1. —II. Lanaturaleza y el médico, 7. —III. Clasificacion, 10. —IV. Efectosfisiológicos, 14. —V. Dósis infinitesimales, 17. —VI. Accion química ydinámica del medicamento, 22.

A

Aconitum: historia, 29. Efectos fisiológicos, 31. Efectosterapéuticos, 36.

Estado prodrómico, 36. —Fenómenos nerviososprodrómicos, nerviosos consecutivos, frio, espasmos,congestiones.— Estado agudo, 40. —Fiebre.—Sudor ylaxitud.—

Afecciones inflamatorias esténicas, plétora.—Congestionesactivas.—Consideraciones sobre las causas.—Reglas para su uso en lasdiversas afecciones febriles y flegmásicas.— Estado

sobreagudo,53. Estado

crónico,

54. —Flegmasias

subagudas.—Neuralgias, doloresreumáticos.—Consideraciones sobre los síntomas del moral.—Variabilidadde las fuerzas vitales.— Dósis, 60.

Agaricus muscarius: historia, 61. Efectos fisiológicos,62. Efectos terapéuticos,

71. —Afecciones

nerviosas

asténicas,

flujosasténicos.—Afecciones

mucosas

asténicas.— Dósis, 72.

Aloe gummi: historia, 72. Efectos fisiológicos, 73. Efectosterapéuticos, 74.

Plétora venosa, éstasis venosos.— Dósis, 75.

Alúmina: historia, 76. Efectos fisiológicos, 77. Efectosterapéuticos, 86.

Afecciones rebeldes de las membranasmucosas.— Dósis, 88.

Ambra grisea: historia, 88. Efectos fisiológicos, 89. Efectosterapéuticos, 93.

Afecciones neuropáticas, tos irritativa.— Dósis,93.

Ammoniacum

gummi:

historia,

94. Efectos

fisiológicos,

94.

Efectosterapéuticos, 96. —Afecciones crónicas y flegmorrágicas de lasmembranas mucosas y serosas.— Dósis, 96.

Ammoniacum carbonicum: historia, 96. Efectos fisiológicos,97. Estado agudo, 99. Estado crónico, 101. Efectosterapéuticos, 105. —Fiebres mucosas, afecciones catarrales, neurálgicasy artríticas.— Dósis, 107.

Ammoniacum causticum, 108.

Ammoniacum muriaticum, 96. 450

Anacardium orientale:

historia, 109. Efectos

fisiológicos,109. Efectos

terapéuticos, 115. —Estado nervioso asténico, afeccionesmentales, parálisis seguida de sobreescitacion nerviosa.— Dósis, 116.

Antimonium

crudum:

historia,

116. Efectos

fisiológicos,118. Efectos

terapéuticos,

126. —Fiebres

intermitentes.—Fiebresgástricas,

flegmasías.—

Afecciones reumáticas con ó sin fiebre,neuralgias, erupciones, escrescencias, fungus.— Dósis, 129.

Antimonium tartaricum: historia, 129. Efectos fisiológicos,130. Efectos terapéuticos, 132. —Fiebres intermitentes y de otraespecie.—Afecciones reumáticas, gástricas con ó sin fiebre, aftas enlas mucosas.—Flujos intestinales, neumonía, bronquitis, asma,crup.—Afecciones cutáneas.— Dósis, 136.

Antrokokali: historia, 136. Efectos fisiológicos, 136. Efectosterapéuticos,

137. —Caquexia herpética, afecciones catarralesantiguas.— Dósis, 138.

Argentum metallicum: historia, 138. Efectos fisiológicos,138. Apreciacion de sus efectos en los órganos de la vida derelacion, 139. Apreciacion de los síntomas en los aparatos de la vidaorgánica, 141. Efectos terapéuticos, 145. —Afecciones neurálgicas,lesiones

orgánicas,

cáries,

laringitis

crónicas.—Insomnio,

prurito,afecciones espasmódicas.— Dósis, 147.

Argentum nitricum: 147. Efectos fisiológicos, 147. Efectosterapéuticos,

153. —Afecciones orgánicas de los huesos del corazon,afecciones convulsivas, epilepsia.—Caquexias medicinales, afeccionessifilíticas degeneradas.— Dósis, 154.

Arnica: historia, 155. Efectos fisiológicos, 156. Efectosterapéuticos, 163.

Fiebres traumáticas, 163. —Fiebres nerviosasgraves, meningitis, operaciones quirúrgicas.— Flegmasías, pleuresía,peritonitis, equímosis, erisipelas, 164.

Congestiones.—Lesionesmecánicas. Hemorragias. Apoplejía, cólicos uterinos despues del parto,accidentes propios de los cuerpos estraños, 166.

Neuralgias,168. Distension de la piel.—Forúnculos.—Tos.—Deliriumtremens.—

Disentería pútrida.—Tétanos.—Parálisis, 169. Dósis, 170.

Arsenicum album: historia, 171. Generalidades, 172. Síntomascaracterísticos,

178. Estado prodrómico, efectos fisiológicos yterapéuticos, 181. —Malignidad, ataxia.—Uso preventivo.— Estadoagudo, efectos fisiológicos y terapéuticos, 183.

Fiebres

tifoídeas,intermitentes.— Estado

sobreagudo,

efectos

fisiológicos

yterapéuticos, 184. Fiebres nerviosas, cólera, 185. —Fiebresintermitentes.— Fiebres eruptivas, 192. Flegmasías. Neuroses.Carditis, 192. Estado subagudo, efectos fisiológicos

y

terapéuticos,195. Afecciones

mucosas,

catarrales,

196.

Gastropatías,196. Fiebres

lentas.— Afecciones

subirritativas,

197.

Estadocrónico.—Efectos fisiológicos y terapéuticos, 198. —Estadodiatésico.—

Afecciones del corazon y de los vasos capilares,199. Afecciones del sistema nervioso. Manías. Parálisis. Espasmos.Neuralgias 451 , 200. Afecciones venosas y mucosas. Vómitos. Asma.Hemoptisis. Flujos intestinales, 203. Afecciones cancerosas,ulceradas, escrofulosas. Colicuacion, 204. Afecciones cutáneas,205.

Prurito, dartros, erupciones.— Derrames serosos, 206. Dósis,207. —Antídotos.

Asa foetida: historia, 209. Efectos fisiológicos, 209. Efectosterapéuticos,

210. —Dolores, palpitaciones, opresion, cólicos,hipocondría, cáries.— Dósis, 213.

Asarum

europæum:

historia,

213. Efectos

fisiológicos,213. Efectos

terapéuticos, 216. —Vómitos espasmódicos, espasmos delcorazon, tos convulsiva, gota visceral.— Dósis, 217.

Asparagus

officinalis:

historia,

217. Efectos

fisiológicos,217. Efectos

terapéuticos, 218. —Afecciones catarrales,palpitaciones.— Dósis, 219.

Asterias rubens: historia, 219. Efectos fisiológicos,220. Efectos terapéuticos,

220. —Congestiones apopléticas, escirro,lesiones cutáneas.— Dósis, 221.

Aurum follatum: historia, 221. Efectos fisiológicos, 222. Efectosterapéuticos,

226. —Melancolia, suicida, neuroses, neuralgias,espasmos, congestiones, descenso de la matriz.— Dósis, 231.

Aurum muriaticum, 229. Dósis, 231.

Aurum sulfuricum, 229. Dósis, 231.

B

Barita: historia, 232. Efectos fisiológicos, 232. Efectosterapéuticos, 234.

Astenia senil, escrofulosa.—Afeccionesneurálgicas, discrásicas, escrófulas.—Fiebres mucosas.— Dósis, 237.

Belladonna:

historia,

237. Generalidades,

239. Efectosfisiológicos

y

terapéuticos del sistema nervioso, 242. —Espasmos,síntomas nerviosos de las fiebres graves,

pasion

ilíaca,

herniaestrangulada.—Afecciones

histéricas,

epilépticas,asmáticas.—Neuralgias hiperémicas, hemicráneas.— Efectos fisiológicosy terapéuticos sobre el sistema sanguíneo, 247. —Fiebres exantemáticas,gástricas, mucosas.—Meningitis, hidrocéfalo agudo, fiebresintermitentes.—Fiebre reumática, hemorragias, congestiones, delirio,baile de San Vito, afecciones mentales.—

Flegmasias, metritis, otitis,angina.— Efectos fisiológicos y terapéuticos en las afecciones

delsistema

linfático,

254. —Escrófulas.—Adenitis,

úlceras,

periostitis,oftalmía.—Pénfigo, eritema, hidrofobia.— Dósis, 257.

Bismuthum nitricum: historia, 252. Efectos fisiológicos yterapéuticos, 259.

Gastralgia, diarrea.— Dósis, 260.

Borax, natrum boracicum: historia, 260. Efectos fisiológicos,260. Efectos terapéuticos, 262. —Gastro-enteritis de los niños,aftas, muguet, oftalmía crónica, fluxiones flegmorrágicas, diarrea.—Suuso en obstetricia.— Dósis, 264. 452

Bromum: historia, 264. Efectos fisiológicos, 265. Efectosterapéuticos, 268.

Crup.— Dósis, 268.

Bromuro de potasio, 268. —Accidentes sifilíticos,escrofulosos.— Dósis, 270.

Bryonia alba: historia, 270. Estado prodrómico, efectos fisiológicosy terapéuticos, 272. Generalidades sobre la accion fisiológica de labrionia, 272.

Fiebres flegmásicas.—Afecciones de los tejidos mucosos,serosos y fibrosos, neuralgias y su ritmo.— Estado agudo, efectosfisiológicos y terapéuticos, 275.

Fiebres intermitentes, remitentes ybiliosas, 276. Fiebres nerviosas graves, 277.

Fiebres reumáticas,puerperales, 278. Meningitis y mielitis, 279. Fiebres eruptivas,279. Pleuresía, neumonía, 280. Tísis tuberculosas,281. Bronquitis, crup, 282. Pericarditis, 283. Hepatitis,283. Flegmasías esternas, 284.

Adenitis, flemones, tumefaccionesartríticas.—Estado crónico, efectos fisiológicos y terapéuticos,285. Hidropesías,

285. Asma,

histerismo,

285.

Dispepsia,estreñimiento, diarrea, 285. Neuralgias, reumatismos,286. Flegmasías crónicas, 287. Dósis, 287.

C

Calcarea carbonica: historia, 288. Efectos fisiológicos,289. —Discrasia alcalina y ácida.— Efectos terapéuticos,294. Afecciones nerviosas, 294. —Corea, epilepsia, hemicránea,cefalalgias, afecciones paralíticas, neuroses, gastralgia,neuralgias.—

Afecciones del sistema circulatorio, 296. —Fiebre mucosa,de los niños, afecciones del corazon.— Afecciones

gastro-pulmonales,297. —Diarrea,

lientería,

dispepsia.—

Afecciones

del

aparatogénito-urinario,

298. —Menstruaciones

escesivas,

dismenorrea, edadcrítica, embarazo.—Aborto, metástasis lácteas, agalactía.—

Afeccionesdel sistema cutáneo, 300. —Manchas, pústulas, impétigo, pápulas,prúrigo, favus, costra láctea.— Afecciones del sistema linfático,301. —Caquexia escrofulosa con ó sin fiebre, osificacion lenta,desarrollo incompleto ó irregular del organismo, tabes

mesentérica,raquitismo,

tumores

blancos,

escrófulas.— Afecciones

de

laplasticidad, 303. —Alteracion de la nutricion, atrofia, hipertrofia,vegetaciones, escrescencias ficiformes, verrugas, alopecia,úlceras.— Dósis, 304.

Camphora: historia, 305. Efectos fisiológicos, 306. Efectosterapéuticos,

308. —Fiebre espasmódica ó prodrómica, síntomasprecursores graves en los accesos de asma, de histerismo, epilepsia; suuso como preservativo del cólera. Administracion en la irregularidad delas reacciones, en las congestiones, en el eritema, erisipela.

Susprimeros efectos en el estreñimiento, dismenorrea, eretismo, fiebresnerviosas graves, disuria, vómitos.—Efectos escitantes secundarios enla postracion de las fiebres graves, exantemáticas.—Elemento propio delas enfermedades nerviosas.—

Dósis, 312. 453

Cantharis: historia, 312. Generalidades sobre la accionfisiológica, 314.

Efectos fisiológicos y terapéuticos,315. —Afecciones neurálgicas y espasmódicas, hidrofobia.—Fiebre,flegmasías, hepatitis, irritaciones de las membranas mucosas, ypseudo-membranosas.—Hematuria, hematémesis, estreñimiento, gonorrea,catarro vesical.—Afecciones de las membranas serosas, exhalaciones,edema, hidropesías, quemaduras, úlceras.— Dósis, 318.

Carbo vegetabilis, animalis: historia, 319. Reseña general de laaccion de este medicamento, 320. Efectos fisiológicos yterapéuticos, 323. Afecciones agudas, cólera, 323. —Fiebre concaquexia.— Estado diatésico resultante de afecciones agudas,325. Afecciones del sistema venoso, 326. —Estasis sanguíneos,sabañones, hemorróides, hemorragias, plétora venosa abdominal,metrorragia, leucorrea, várices, hemotisis.— Afecciones de los órganosde los sentidos, del pecho y vientre, 328.

Oftalmía, coriza,rubicundez y tumefaccion de la nariz, de la boca, angina gangrenosa,bronquitis crónica, coqueluche, gastralgia, gastropatías.— Afeccionesdel sistema cutáneo y linfático, 331. —Congestiones pasivas,erupciones, rubicundeces, úlceras, aftas pútridas.—Bubon sifilítico,induracion de las glándulas.— Dósis, 334.

Causticum: historia, 334. Generalidades de su accion fisiológica,345. Efectos fisiológicos y terapéuticos en el sistema nervioso,337. —Rigidez, contractura, neuralgias.—Reumatismo,

temblor

senil,parálisis.— Efectos

fisiológicos

y

terapéuticos de los órganos de lossentidos y aparatos gastro-pulmonales, 339.

Afecciones de los ojos, delos oidos, fluxiones, laringitis, gastro-atonía, dispepsia nerviosa,molimen hemorroidal y catamenial, astenia genital, incontinencia deorina en los viejos, neuro-astenia.— Efectos fisiológicos yterapéuticos en el sistema cutáneo,

342. —Herpes primitivo ysecundario, metástasis herpética, reumatismo crónico, irritacionesrebeldes

de

las

mucosas,

prurito,

aftas,

ulceraciones,

afeccionesvesiculosas,

liquenóides.—Escrescencias

ficiformes,

verrugas,

viruela,fístulas en el ano.— Dósis, 347.

Chamomilla: historia, 347. Generalidades sobre su accion fisiológicay terapéutica, 348. —Observaciones sobre los antídotos en sus efectosdinámicos.—

Efectos fisiológicos y terapéuticos, 354. Fiebres,354. Afecciones locales, flegmasías, 356. —Bronquitis, catarrosofocante, hepatitis, oftalmía, dismenorrea, metrorragia.— Afeccionesnerviosas,

358. —Convulsiones,

nerviosidad.—

Neuralgias,359. —Hemicránea, gastralgia.— Afecciones reumáticas,360. Afecciones gástricas, 360. —Dispepsia, gastro-atonía,diarrea.— Dósis, 361.

China, cinchona officinalis: historia, 362. Efectos fisiológicos,364. Efectos fisiológicos de las sales de quina, 367. Efectosterapéuticos, 371. Afecciones flegmásicas, fiebres intermitentes,diátesis palúdica, 371. —Paralelo con otras diátesis é incompatibilidadentre la diátesis tuberculosa y el miasma palúdico.—

Afeccionesneurálgicas,

reumáticas

y

artríticas,

369. Afecciones

hemorrágicas,anémicas, serosas. 454 — Flujos colicuativos ó asténicos,381.

Afecciones gangrenosas, ulcerosas, 383. Dósis, 384.

Cina: historia, 386. Efectos fisiológicos, 387. Efectosterapéuticos, 389.

Fiebres intermitentes, mucosa, verminosa,encefalítis, convulsiones.—Lombrices.—

Dósis, 391.

Coffea cruda: historia, 391. Efectos fisiológicos y terapéuticos,392.

Nerviosidad, espasmos, asma nervioso, neuralgias sobreagudas, delirium tremens, metrorragia.— Dósis, 396.

Colchicum autumnale: historia, 396. Efectos fisiológicos yterapéuticos, 397.

Fiebres reumáticas, neuralgias, artritis, afecciondel corazon, dolores gotosos internos, afecciones de las membranasserosas, hidropesías, hidrartrosis, flegmasías artríticas.—

Dósis,401.

Colocynthis: historia, 401. Efectos fisiológicos y terapéuticos,402. —Neuralgias, hemicráneas, reumatismo, cólicos espasmódicos,diarreas violentas, oftalmía.— Dósis,

406.

Conium

maculatum:

historia,

406. Efectos

fisiológicos,407. Efectos

terapéuticos, 410. —Hipocondria, histerismo, hemicránea,afecciones espasmódicas y neurálgicas, bronquitis, tos convulsiva,flegmasías escrofulosas, adenitis, úlceras escrofulosas, rechinamientonocturno de los dientes, oftalmía escrofulosa.— Dósis,

414.

Cuprum: historia, 415. Efectos fisiológicos, 415. Efectosterapéuticos, 419.

Tísis, catarros crónicos, afecciones crónicas delestómago, cólera asiático.—Diarrea y estreñimiento crónico, supresiondel sudor de los piés, amenorrea, espasmos histéricos, calambres,dolores,

parálisis.—Epilepsia.—Coqueluche,

movimientos

convulsivos,asma nervioso, crup, sicosis.— Dósis, 424.

D

Digitalis: historia, 425. Efectos fisiológicos, 427. Efectosterapéuticos, 432.

Afecciones del corazon y del sistemacirculatorio, 432. —Ascitis, hidrotorax, hidropericarditis, asma,congestiones, metrorragia, cianosis.—Fiebres mucosas.—

Afecciones delos órganos secretorios y del sistema absorbente.—Ictericia,hidropesías, ascitis, contraindicaciones.— Lipitudo,hemoptisis.—Dósis, 437.

Dulcamara: historia, 438. Efectos fisiológicos, 438. Efectosterapéuticos,

441. —Fiebres

catarrales,

reumáticas.—Afeccionesneurálgicas,

escrofulosas,

adenitis.—Escleroma, exantemas, dartros,verrugas.— Dósis, 446.

E

Euphrasia officinalis: historia, 446. Efectos fisiológicos yterapéuticos, 446.

Estado catarral.—Oftalmía, coriza,bronquitis.— Dósis, 448.

FIN DEL ÍNDICE DE MATERIAS.

TRATADO METODICO Y PRACTICO

DE

MATERIA MÉDICA

Y DE

TERAPÉUTICA

v

PRÓLOGO.

Nuestro primer pensamiento fué el escribir una materia médica queabrazase todos los agentes de que se valen los diversos métodoscurativos, y al efecto hemos trabajado muchos años con este objeto; peronos hemos visto precisados á realizarle con mas concision y bajo unpunto de vista mas práctico, concretándonos á una esposicion monográficade cada medicamento.

Estudiarémos sus efectos sobre el hombre sano por grupos sintomáticos,desde la mas pequeña alteracion hasta los fenómenos tóxicos. Norefiriéndose la esposicion á una medicacion general, no puede suscitaridea alguna preconcebida sobre sus propiedades. Espresamos con exactitudsu unidad de accion y esta nos hace seguir las relaciones de lossíntomas con las funciones y con los órganos, y nos eleva á lacomprension de su electividad sobre las tres esferas orgánicas,nerviosa, sanguínea y vegetativa.

Los datos de la clínica no solo nos auxilian, sino que comprueban más ymás las de la esperimentacion fisiológica.

Admitimos en fin, como elemento de estudio, las consideracionesetiológicas, nuestras propias observaciones, así como las de nuestrosantepasados y contemporáneos. vi

Hemos observado hace mucho tiempo, que se empleaban con éxito unosmismos medicamentos contra enfermedades muy diversas, como por ejemplo,el acónito en afecciones espasmódicas, neurálgicas, febriles,catarrales; la ipecacuana en las mismas afecciones con, ó sinfiebre..... etc., todo lo cual ha sido para nosotros objeto de una gravemeditacion. Notamos además que cada medicamento presenta varios gruposde síntomas, y que estos efectos fisiológicos se refieren á los aparatosde la sensibilidad, de la circulacion, de la digestion y de laplasticidad, pudiéndose deducir que su aplicacion á las diversasafecciones de estos aparatos, dependia de la accion especial de cadamedicamento.

De las consideraciones espuestas surge un método de estudio mas completoy una division mas natural para la esposicion de cada medicamento; yesta division será mas ó menos perfecta para cada uno de ellos, segunque esté mas ó menos estudiado y observado, ó que su esfera de accionsea mas estensa, teniendo presente la marcha siguiente:

1.º Estado prodrómico y de invasion, ó influencia primitiva delmedicamento sobre la esfera nerviosa;

2.º Estado agudo, ó influencia del medicamento sobre la esferasanguínea;

3.º Estado agudísimo, es decir, nervioso grave, en cuyo período elsistema nervioso está afectado mas principalmente de un modo secundario,por la alteracion de sus modificadores fisiológicos, ó de sus propiosórganos; vii

4.º Estado crónico ó influencia del medicamento sobre la plasticidad.

La esperimentacion fisiológica es la base de nuestro trabajo, siendo áHahnemann á quien se debe la gloria de haber introducido este elementotan esencial como nuevo en la materia médica. Los veinte primerosmedicamentos que esperimentó, se llaman hoy policrestos por ser los masconocidos. Su patogenesia, ó en otros términos, el conjunto de síntomasproducidos por la esperimentacion, se halla en la primera obra quepublicó sobre esta materia[1].

Mas tarde publicó sucesivamente seis volúmenes de patogenesia que tituló Materia médica pura[2], obra marcada con el sello del genio por laelevada sancion de los hechos y por las comprobaciones que cada diarecibe en obras publicadas por médicos de diversas escuelas, sobre uncierto número de medicamentos, tales como: la belladona, el fósforo,la cicuta, el hierro, el arsénico, la nuez vómica, el yodo, el cobre y el mercurio.

Para llenar nuestro objeto hemos consultado, no solo las obras deHahnemann y de sus discípulos, sino tambien los tratados de materiamédica franceses é italianos, los diccionarios, las coleccionesperiódicas, y varias otras publicaciones consagradas á esta parte delarte de curar.

Se ha ridiculizado á Hahnemann la minuciosidad viii de sus detalles, y sehan criticado además otros tratados de materia médica y de terapéuticapor sus generalidades, resultando, en nuestro concepto, un doble motivopara que este TRATADO sea acogido con indiferencia, debiendo quizáhabernos abstenido de hablar, pues creemos que existe cierta inclinacioná confeccionar, bajo un método completamente nuevo, una materia médica que el progreso de nuestros conocimientos y las necesidades del arte decurar justifican.

Las preocupaciones que una crítica infundada sostiene contra el métodode Hahnemann, apartan de su estudio á un gran número de médicos á pesarde reconocer la vaguedad é inconsecuencias de los otros métodosterapéuticos. Iniciarles pues en este progreso; ayudarles á vencer lasprimeras dificultades de un estudio árduo; estender, en fin, elhorizonte terapéutico sin romper con el pasado y atendiendocuidadosamente al porvenir, es el objeto que nos hemos propuesto con lapresente obra. 1

INTRODUCCION.

I.—El medicamento y los medicamentos.

Los tres reinos de la naturaleza suministran sustancias que determinansobre el hombre efectos contra-naturales: en esto consisten losmedicamentos. Se distinguen de los alimentos en que estos solodeterminan efectos naturales. Pero hay ciertas sustancias que participande lo uno y de lo otro, es decir, de medicamento y alimento, y entrevarias, podemos citar el aceite de hígado de bacalao, algunos frutos, yciertas raíces.

El medicamento puede ejercer su accion sobre el hombre sano ó enfermo, yde aquí resultan los dos órdenes de efectos, fisiológicos yterapéuticos.

Los primeros son objeto de estudio del médico, tan indispensable comoel de los efectos de las causas morbosas ó síntomas de la enfermedad,porque para transformar los efectos fisiológicos en terapéuticos ócurativos, es indispensable haber establecido antes la relacion de laenfermedad con el medicamento. Mas esta relacion, en el estado actual denuestros conocimientos, 2 ni es, ni puede ser mas que una relacion deanalogía y de semejanza: hé aquí, pues, por lo que basamos nuestroTRATADO sobre la ley de los semejantes.

Esta ley es por otra parte el principio y orígen de las indicacionesterapéuticas.

Sabemos que se ha discutido la fórmula de esta ley; perola esencia de la relacion de los medicamentos con la enfermedad, haquedado la misma. No queremos, no, entablar una disputa de palabras.

El medicamento sin embargo cura de tres maneras ó procederes distintos:1.º

desarrollando en el organismo síntomas incompatibles con los de laafeccion morbosa, los cuales son disminuidos, adormecidos ó estinguidos;2.º modificando al organismo en sus elementos constitutivos por unaaccion física ó química, es decir, ejerciendo una accion alterante,reconstitutiva; modificacion que puede esplicarse por una acciondinámica que vuelve al organismo su receptividad, á los tejidos y á losvasos su sensibilidad normal, y restableciendo la integridad y laarmonía funcionales; 3.º

obrando directamente sobre la vitalidad, porsus propiedades especiales y dinámicas, para disipar los síntomas de laenfermedad con la que tiene mas afinidad, mas semejanza, ó para combatirdirectamente su causa.

Estos tres procedimientos corresponden á tres métodos terapéuticos. Alos dos primeros puede bastarles dósis mas ó menos fuertes. Se reservanlas mas débiles para el tercero, que es el mas pronto y menos sujeto ápercances. La supremacía pertenece siempre á la ley de los semejantes,que descansa sobre el tercer procedimiento.

Aunque la mayor parte de los medicamentos gozan de una unidad de accionincontestable en su tendencia 3 general; sin embargo su accion constituyeuna série de efectos sucesivos y especiales, que no armonizan siemprecon su unidad fundamental durante toda su evolucion y duracion. Despues,los efectos difieren segun las dósis, por lo que se reconoce en losmedicamentos otros efectos que los especiales que resultan de lasdébiles dósis, porque hay muchos medicamentos que corresponden ádiversos métodos terapéuticos. La ipecacuana, por ejemplo, que esantiflogística, antiespasmódica, antineurálgica y antihemorrágica, estambien evacuante; el tártaro estibiado, el ruibarbo y los calomelanos tienen una accion evacuante además de su accion especial.No se pueden negar los efectos diuréticos del azoato de potasa, aunqueno sean homeopáticos. El guayaco, el acónito y el carbonato deamoníaco, por sus efectos sudoríficos, corresponden á otros métodos queal de los semejantes. Las propiedades narcóticas del opio y de la belladona, que tienen sus indicaciones en el método de los contrarios,gozan de propiedades especiales tan diferentes como útiles en el sentidode la ley de los semejantes. Muchos medicamentos de los que vamos átratar bajo el punto de vista homeopático, son tambien agentes de losmétodos derivativo y revulsivo, etc..... y otros varios, por suaplicacion esterior, gozan mas de la propiedad de provocar irritaciones,la vesicacion..... etc.

Del mismo modo hay que reconocer los efectos alterantes de la mayorparte de las sustancias conocidas, es decir, la propiedad de determinaren los líquidos y sólidos un cambio insensible por el que vuelven á suestado normal; tal puede considerarse algunas veces la accion del arsénico, del bromo, del hierro, etc...., en la resolucion de losinfartos glandulares, en la reconstitucion 4 de la hematosis, en lareabsorcion de diversos derrames, en la cicatrizacion de algunasúlceras, etc....

Todos estos métodos curativos son imitaciones de la naturaleza que curapor sí misma las enfermedades dejadas á sus solos esfuerzos, ya porvómitos ó diarreas, por las orinas, el sudor, por una secrecionparticular, ó ya tan solo por la vuelta insensible á la salud, etc....Preciso es convenir en que estas imitaciones son con frecuencia muyincompletas, no solo en el modo de terminar (¿qué diferencia, en efecto,no hay entre las deposiciones, los sudores, las orinas críticas, y estasmismas evacuaciones provocadas por un medicamento?), sino mas aun en lasrelaciones de los períodos de las enfermedades; porque si los flujoscríticos sobrevienen al fin de su evolucion para juzgar y terminar laalteracion patológica, los flujos provocados no producen esta resolucionó sedacion mas que al principio; y cuando así obran, solo la completansupliendo á la insuficiencia de las evacuaciones críticas. Por otraparte,

¡cuántas veces no han agravado la enfermedad las evacuacionesprovocadas!

La hidroterapia, la gimnasia, los viajes, todos los medios higiénicoscapaces de auxiliar un tratamiento médico, ó de causar por sí mismosmodificaciones orgánicas; de escitar una reaccion, y aun de restablecerla armonía funcional, son otros tantos agentes de curacion, ó auxiliaresimportantes que todo médico práctico admite sin oposicion.

Sin rechazar, pues, los otros métodos ó los medios accesorios decuracion, consagramos esta obra al método terapéutico basado sobre laley de los semejantes, esponiendo

los

efectos

fisiológicos