Lógica by Dr. Andres Piquer - HTML preview

PLEASE NOTE: This is an HTML preview only and some elements such as links or page numbers may be incorrect.
Download the book in PDF, ePub, Kindle for a complete version.

13. Bruckero

Hist. Philos. tom. 1. p.

903. Gassend.

Logic. cap. 6. tom. 1. p.49.

]

[5] El que quiera saber Lógica, lo conseguirá leyendo todos estos librosde Aristóteles en él mismo, y se admirará de ver dos cosas: la una elingenio, penetracion, y solidéz de este Filósofo: la otra el que á vistade cosas tan claras, ciertas, y fixas, como en estos libros semanifiestan, haya quien se atreva á despreciarlos, ó para introducir ensu lugar cosas vanas, ó para mantener un riguroso scepticismo. No poreso tenemos á Aristóteles por Escritor indefectible, y de sumaautoridad: sabemos muy bien, que como hombre cometió sus defectos, que,descubre en bastante número en los libros citados de Aristóteles nuestroLuis Vives[a], bien que en esto mismo se excedió un poco este excelenteCrítico, como lo verémos á su tiempo. Lo que hizo Aristóteles hago yo,siguiendo su exemplo, en esta Lógica; porque ademas de tratar de todaslas clases de raciocinios, explico tambien las nociones simples ycompuestas: muestro los errores que se mezclan en ellas, tomando algunascosas, aunque pocas, de la Metafísica, y algunas mas de la Animástica,por la conexîon y enlace de todas las Artes, y la necesidad de valernosde las verdades mas simples, puesto que unas ilustran á otras, guardandoel orden de no tomar de otras Ciencias mas que lo preciso para hacer maspatente y comprehensible el modo de saber por el raciocinio

, comoobjeto de la Lógica. Si los modernos en sus Lógicas guardasen esteestilo, no los culparíamos; pero como tratando muy de paso de lo quepropiamente toca á la Lógica, se extravían á la erudicion, á la crítica,al modo de escribir los libros, á las reglas del buen gusto, y á otrasinnumerables cosas que no pertenecen á la Lógica, sino á otras Ciencias,por eso con el estudio moderno de las Lógicas no tanto se formanverdaderos Lógicos, como hombres dispuestos á hablar de todas lasCiencias sin hacer profesion de ellas.

[Nota a: Vives

de Caus. corr. artium, lib. 3.

]

[6] Algunos distinguen la Lógica propiamente tal de la Dialéctica. NiPlaton, ni Aristóteles usaron de la voz

Lógica

, tomada como nombresubstantivo: alguna vez se encuentra en ellos como adjetivo; pero síusaron de la voz

Dialéctica

. Introdúxose la voz

Lógica

, comosignificativa de una Ciencia particular, por los Griegos posteriores, yla adoptaron los Autores Latinos, por donde se ha hecho tan general suuso, que es indispensable valernos de ella. Entiéndese, pues, por

Lógica

el Arte que enseña los preceptos de raciocinar, y por

Dialéctica

el Arte de disputar con raciocinios probables.Diferéncianse estas dos cosas como el todo y la parte, pues la Lógica esel

todo

, que incluye toda suerte de raciocinios, y la Dialéctica esuna parte

de ella, en quanto se ocupa en los sylogismos disputables.Tambien se suele dividir la Lógica en docente

y

utente

. Llámase

docente

la que enseña y establece los preceptos; y

utente

la que lospone en práctica. En la realidad nadie puede ser científico en ningunaprofesion sin la Lógica utente

, ó lo que es lo mismo, sin poner enexercicio las reglas de esta Arte; porque exceptuando las verdadesprimitivas, en lo demas ninguno se puede dar por asegurado de la verdadsin la Lógica. El modo como se ha de usar en las demas Artes no esdándolas principios, porque eso es propio de cada Facultad, sinoreduciendo las verdades, que se descubren, á nociones universales,divisiones, y difiniciones, con las quales se puedan formar silogismosdemonstrativos en las verdades descubiertas, y probables en las quetodavía no constan del todo. Pondré un exemplo en la Física, y de allíse podrá trasladar á las demas Ciencias. En los cuerpos físicosobservamos por la aplicacion de los sentidos, que hay una cosa comun quellamamos

materia

: hay otra que de nuevo sobreviene y caracteriza lacosa, la qual llaman forma

: á estas acompañan ciertas maneras de sér,que hacen impresion transitoria en nuestros sentidos, como que unasveces estan en la materia y forma, y otras veces se desaparecen, como elcalor, frio, blanco, negro, &c. á las quales llaman

qualidades

, porquepor ellas se califican las cosas. Tambien se observa, que los cuerposcompuestos de estas tres cosas, materia, forma y qualidades, encierranen sí una facultad, virtud, ó potencia de obrar, con la qual producenlas operaciones que les son propias, entre las quales se cuenta elmovimiento especial y determinado con que cada uno de ellos lasexercita, y á esta potencia llaman naturaleza

. Lo que en esto sucedelo conoce el entendimiento por observacion, no por Lógica. Quando porrepetidas observaciones se ha llegado á formar aquel seguro conocimientoque se tiene de las cosas, al qual llaman experiencia, entra la Lógicaformando máxîmas universales y particulares, para que por ellas sepuedan sujetar las verdades adquiridas por observacion al exâmen de losraciocinios. Forma, pues la nocion general:

todo cuerpo físico constade materia y forma; toda qualidad se puede recibir y separar de loscuerpos: en todos los cuerpos hay una fuerza de obrar, que es sunaturaleza

. De estos principios generales se desciende á losparticulares, exâminando por la observacion ante todas cosas, qual es lamateria y forma de cada cuerpo, qué qualidades le son propias, masarrimadas ó advenedizas, con qué leyes, orden, tiempos, y ocasiones obrala naturaleza de cada uno; y asegurado de esto el entendimiento por laexperiencia, coloca con la Lógica en clases los cuerpos, y así losdivide y separa sin equivocarlos. Como todas las cosas tienen atributoscomunes con que se parecen unas á otras, y particulares con que sedistinguen, la Lógica juntando en una nocion los comunes forma el género

, y conociendo los que son especiales hace la

diferencia

. Deeste modo forma las difiniciones para que se sepa su esencia, reconocesus qualidades comunes, distinguiéndolas de las

singulares

, todo conel fin de asegurarse de la verdad, y poder llegar á la demonstracion. Hedicho de las singulares

, porque en cada cuerpo hay una individualparticularidad (los Griegos la llamaban Idiosincrasia

) que está sujetaá la observacion, y por ella la llegamos á entender, mas no á la Lógica,ni se puede demonstrar; y por eso se dice bien, que de los singulares nohay Ciencia. La particular virtud que tienen las cantáridas de irse á lavexiga: la de la tarántula de hacer baylar: la de algunos hombres áquienes el gusto del melon hace vomitar, y otras muchas cosas á estemodo, son singularidades, que alcanza la observacion, y ninguna Lógicapuede reducir á reglas. Los que leyendo á Aristóteles en sí mismo, veanel artificio con que en su Física usa de la Lógica, no lo aprobarántodo; pero tampoco reprobarán, como suele hacerse con poco conocimiento,la admirable perspicacia de este Filósofo en las cosas físicas. Todoesto se trata con extension en lo interior de esta Obra: aquí se proponesolo lo que es conducente á preparar el ánimo del Lector para entendercon mas facilidad lo que en ella se enseña.

[7] Resta ahora para el entero conocimiento de lo que escribimos en estaLógica dar una breve noticia de la Lógica antigua y moderna, y mostrarla utilidad que se puede sacar de los Autores principales que las hantratado. Los Griegos, como fundadores de esta Arte conviene leerlos,aunque con la reserva de no dexarse impresionar de sus máxîmas; porquehablando en general es certísimo, ni lo puede negar ninguno que seentere de ellas, que entre algunas cosas muy buenas mezclaron muchasotras vanísimas.

Son pocos los escritos Lógicos que han quedado de losGriegos antiguos: las mas de las noticias las tenemos por DiógenesLaercio, Sexto Empírico, y Plutarco, que siendo muy inferiores en eltiempo, no nos dexan del todo asegurados de la doctrina de aquellosFilósofos. Los que leyendo una cosa en estos Griegos, ó en los AutoresLatinos mas calificados, como Ciceron, Lucrecio, &c. se la creen porsola la autoridad de estos insignes Escritores, ó son preocupados ó pocoLógicos. De Platon y Aristóteles nos han quedado bastantes escritos parapoder formar concepto de su Filosofía. Platon no escribió de propósitode la Lógica, dando preceptos de ella, solo sí habla de la Dialéctica, yen algunas ocasiones culpa á los que abusan de ella, como se vé en suDiálogo [Griego: Sophista

]

Sophista

, y en el

Protágoras

, y en el

Euthydemus

. Aristóteles no solo trató de propósito de la Lógica en loslibros que arriba hemos propuesto, sino que si se juntan sus reglas ypreceptos con los fragmentos de los Estoicos y otros Griegos, que por elgeneral consentimiento de sus discípulos sabemos que fueron de ellos, meatrevo á asegurar que, en tanto como quieren lucir los modernos de sigloy medio á esta parte, no se halla en ellos una sola máxîma propia de laLógica, que no se encuentre ya en los antiguos. Los Romanos despues quedieron entrada á los Griegos y con ellos á las Artes, cultivaron muchola Retórica, Historia, Poesía; mas no la Lógica, ni la Física, ni otraspartes de la Filosofía. La Éthica en quanto conducía á la formacion delas Leyes para su gobierno, y la policía para su bien estar, tambien lacultivaron bastante; pero de los demas estudios Filosóficos no secuidaron mucho. Aun los Escritores del siglo de Augusto (que llamansiglo de oro) si bien se miran, son pocos los asuntos filosóficos quemezclan en sus Obras. Lucrecio, que escribió de propósito de Filosofía,escogió el peor de todos los sistemas Griegos que fué el de Epicuro,dorando con la elegancia y pureza de su lenguage las impiedades yerrores mas enormes. Conviene tomar á estos Escritores por norma para laHistoria, Poesía, Eloqüencia, y estas Artes gramaticales: convienetambien observar su gobierno y policía para tomar lo que sea bueno,puesto que en estas cosas mezclaron algunas otras que no se debenrecibir; pero para la Lógica y demas partes de la Filosofía no son degran consideracion. En los primeros siglos de la Iglesia convienedistinguir la Lógica de los Gentiles de la de los Christianos: aquellosestaban divididos en varias sectas, de suerte que se volvieron á renovarla de Pytágoras, Platon, Aristóteles, como saben los que estaninstruidos en la Historia filosófica: estos hicieron poco caso de laLógica de los Filósofos, porque siendo su conato el de instruirse á sí yá los demas en las verdades de la Religion Christiana, se cuidaban muypoco de la Filosofía Gentílica, gobernándose por el exemplo del Apostol,que dice, que su doctrina y predicacion no consiste en persuasiones dela humana sabiduría, sino en las luces indefectibles de Dios. Así quelos Padres de los primeros siglos fueron Eclécticos, tomando de todoslos Filósofos lo que hallaron razonable y á propósito para ilustrar ladoctrina revelada; y viendo que los Gentiles para oponerse á losChristianos abusaban de la Lógica de Aristóteles, hicieron tambiencontra ella varias invectivas, que recayendo sobre el abuso, estan muybien fundadas, como lo he mostrado con extension en mi Discurso de laaplicacion de la Filosofía á los asuntos de Religion

.

[8] Con la entrada de los Bárbaros en estos Reynos, y la destruccion delImperio Romano, se acabaron en el Occidenta las Lógicas de los Griegos,y tambien se fueron perdiendo las demas Artes, no dominando otra cosaque el espíritu guerrero y la barbarie. En el siglo séptimo (siglo deficciones por haberse en él entregado muchos á fingir libros de todasclases) por ser muy grande y bien fundada la fama de San Agustin, yhaber dicho este Santo Doctor en sus Confesiones, que habia escrito unaDialéctica, no faltó quien tomando su respetable nombre publicase unaDialéctica, la qual domino siglos enteros en los Estudios. Los Padres deSan Mauro en la famosa edicion que han hecho de las Obras de SanAgustin, han impreso esta Dialéctica en el tomo primero, poniéndola,como lo merece, entre los apócrifos, atribuidos á este Santo Padre.Desde ese tiempo hasta que se fundó la Escuela de París, que fué lamadre de todas las otras, se hallaban los Estudios solo en el Clero,porque estaban reducidos á la enseñanza que se daba en algunas IglesiasCatedrales, y en los Monasterios, por donde somos deudores al Clero, ypor la mayor parte á los Religiosos, de habernos conservado el estudiode las Artes y Ciencias, así divinas como humanas, en siglos tanobscuros y tan incultos. Despues, siendo tan grande la dominacion de losMoros dedicados al estudio de Aristóteles, entre los quales se señaló elEspañol Averroes, de quien hemos hecho crítica en el

Discurso delMecanismo

, por la comunicacion que tenian con los Christianos, fuéfacil que en general reynase una misma Filosofía. Así que en losEstudios públicos se dió entrada á la Filosofía de Aristóteles. Lacomunicacion de estudios entre los Christianos y los Árabes es uno delos puntos mas intrincados y mas dignos de averiguarse en la HistoriaLiteraria. En otro escrito pienso aclarar este asunto, segun lo permitela escasez de noticias de aquellos tiempos. A los principios se recibióla Lógica Aristotélica y demas partes de su Filosofía con hartatemplanza, pues se contentaban con aprender el texto de Aristóteles y elcomentario de Averroes. Andando el tiempo se fué viciando la Dialécticade manera, que la fueron reduciendo á un infinito número de qüestionespueriles, arbitrarias, y de ninguna substancia sostenidas con el títulode sutilezas. PEDRO HISPANO el antiguo, Religioso Dominico, reduxo ácompendio los libros Lógicos de Aristóteles, y los intituló

Súmulas

enel siglo décimotercio. Viciaron esta obra con tantos comentariosimpertinentes algunos Escritores de aquel tiempo, que con ser ellareducida, no alcanzaban dos años para instuirse la juventud en laDialéctica. Esto obligó á otro PEDRO HISPANO mas moderno, Clérigo yTeólogo insigne, á enmendar las Súmulas, cuya obra ilustró conComentarios muy buenos y muy breves nuestro PEDRO

CIRUELO, natural deDaròca y Canónigo de Salamanca, uno de los hombres mas bien instruidosen todo género de buenas letras, que tuvo el siglo décimosexto. EstasSúmulas con el Comentario de Ciruelo, son excelentes, y por ellas puedequalquiera instruirse en lo principal de la Lógica de Aristóteles, yentender muy bien el texto de este Filósofo. Nada de esto bastó paracontener la sofistería de los Dialécticos de las Escuelas, pues cada diaiba creciendo con nuevas cavilaciones. Los Quodlibetos

, el

incipitdesinit

, el argumento de

asinus super ab asino

, y otrasmonstruosidades de los siglos trece y catorce, junto con lasescandalosas reyertas de los Realistas y Nominales, volvieron de todopunto despreciable la Lógica Escolástica. Por los años de 1315 florecióel famoso FRANCISCO MAYRÓ, Religioso Franciscano, discípulo de Escoto,y, segun la costumbre de aquellos tiempos de poner títulos pomposos álos literatos insignes, conocido con el nombre de

Doctor iluminado

.Este introduxo en las Escuelas de París la costumbre, que aun hoy semantiene en todas partes, de defender conclusiones públicas. Poníase losViernes de cada semana en el Verano, desde salir el Sol hasta ponerse,en un lugar público, dispuesto á responder á quantos argumentosquisiesen hacerle los concurrentes, sin comer, ni beber, ni descansar entodo el dia. Este estilo, que tenia mucho de bárbaro, y de que hanquedado siglos enteros vestigios harto claros en algunas Universidades,agradó á las gentes de aquel tiempo, hechas á oír disputar sin término,y sofisticar sin límites. Es increible quánto se acrecentó con esto lacontienda entre los Dialécticos, quántas qüestiones vanas se aumentaron,quánto se corrompió la Lógica. No es esto condenar el estilo de defenderconclusiones públicas, porque el método de las Escuelas de disputar enforma sylogística no lo tenemos por malo, como se prueba en esta Obratratando del

método

, sino dar á entender, que se han introducido coneste motivo abusos intolerables en el método Escolástico, que purificadoy libre de los excesos, es muy á propósito para el exâmen de la verdad.Así que conviene distinguir en las Escuelas las materias que se tratan,del método de disputar. Entre las materias es cierto que se tratancosas vanísimas y asuntos aereos mezclados con otros que pueden serútiles, porque no todo lo de las Escuelas es malo: el método, como hemosdicho, si se guardan las reglas que sobre él hemos puesto en estaLógica, le tenemos por él mas acomodado al adelantamiento de las Artes yCiencias. En los siglos décimoquinto y décimosexto con la renovacion delas letras parece que habian de mejorarse estos Estudios; mas no fuéasí, porque en tiempo de Luis Vives estaban muy dominantes estasinepcias, como se ve en la grandísima impugnacion que hizo de ellas ensus libros de las Causas de la corrupcion de las Artes

. Nuestro Canodice: "¿Quién habrá que pueda tolerar las disputas de los universales,de la analogía de los nombres, de lo primero que se conoce, delprincipio de individuacion (así lo intitula), de la distincion entre laquantidad y la cosa en que se halla, de lo máxîmo y mínimo, de laintension y remision, de las proporciones y grados, y de otrasseiscientas á este modo, que yo sin ser de ingenio muy tardo, con habergastado no poco tiempo y diligencia en entenderlas, no las he podidocomprehender? Estaría corrido de decir que no lo entiendo, si loentendieran aquellos mismos que tratan de estas cosas[a]." Todavía enlos tiempos siguientes se aumentaron las qüestiones Escolásticas entanto número, que si Cano las volviera á ver habia de quedarse atónito.Hanse formado despues dos partidos tan opuestos entre sí, que basta queen qualquiera qüestion afirme el uno una cosa para que la niegue elotro; y así se ve que no han dexado nada estable, ni hay cosa ningunaque no la hayan reducido á qüestiones de partido puramente contenciosasé interminables.

[Nota a: Cano

de Loc. Theol. lib. 9. cap. 7. pag. 297. edicion de

Salamanca

.]

[9] Estos desórdenes de la Filosofía Escolástica han traido la mudanzaque en los Estudios Filosóficos han hecho los modernos. Como hoy estanen tanto séquito sus Lógicas, es preciso manifestar aquí el valor deellas, y para esto es necesario sentar primero dos cosas: la una, quéadelantamientos han hecho en la Lógica (el exâminar esto en las demaspartes de la Filosofía se reserva para otra obra): la otra, que muchosde los Lógicos modernos trasladan á la Religion las imperfecciones dela Lógica Escolástica, y á veces toman de ahí motivo para hacerdesprecio de las cosas mas sagradas sin considerar que la ReligionChristiana tiene sus principios y verdades fundamentales independientesde toda Lógica, y que esta, aun siendo la mejor, solo puede servir parailustrar el entendimiento enseñándole á cautivarse en obsequio de la Fe.Para esto segundo he compuesto el Discurso que va al fin de esta Lógica:aquí voy á descubrir quánto pueden aprovechar las Lógicas de losmodernos. Para mayor claridad conviene entre estos distinguir losprincipales Autores, que entre los mismos modernos se tienen pororiginales, de los que no han hecho otra cosa en la substancia queseguir las pisadas de estos. Entre los primeros contamos á Bacon deVerulamio, Cartesio, Gasendo, Mallebranche, y Lock. En los segundosentran el Arte de pensar

, L'Clerc, Wolfio, Purchot, Corsino, Brixîa,el Genuense, Vernei, y otros de esta clase. Antes de hablar de losfundadores del Modernismo prevengo, que yo los miro como Escritoresdignos de respeto y merecedores de que se guarde con ellos la cortesíaque deseaba Quintiliano quando dixo de tantis viris modestèpronuntiandum

[a]; pero habiendo sido hombres expuestos á defectos éimperfecciones, hay lugar tratándose del exámen de la verdad, en cuyaposesion tiene tanto interes el género humano, como que es heredamientoque le viene del Cielo, para averiguar la realidad y solidéz de susmáxîmas, á fin de aprovecharnos de las bien fundadas, y desechar las queno lo estuviesen. Así que, dexando en su valor las personas, hablarémoscon libertad de sus opiniones.

[Nota a: Quinct.

Inst. Orat. lib. 10. c. 1. t. 2. p. 885. edic. de

Leyden de 1720.

]

[10] FRANCISCO BACON, Conde de Verulamio, gran Chancillér de Inglaterra,á los principios del siglo decimoséptimo se manifestó al público comoreformador de la Filosofía. Publicó muchas Obras, entre las quales sondos las mas señaladas, es á saber: los nueve libros de la Dignidad yaumento de las Ciencias

: y los dos

del Nuevo órgano

. Publicó tambien

la Historia de la vida y de la muerte: la Selva de las Selvas, óHistoria natural en diez centurias: un tratado que intitula

Sermonesfideles

, ó

interiora rerum

: un libro

de Sapientia veterum: laHistoria del Reynado de Henrique Séptimo, Rey de Inglaterra

, y algunasotras cosas de menor consideracion. No se puede negar que en todo elconjunto de estas Obras hay algunas cosas preciosas, y otras muchas queno lo son tanto; pero juntas descubren un ingenio perspicaz, unaimaginacion fecunda, un juicio regular con mucho amor á las novedades, yalgun espíritu de singularidad. De Lógica no hizo tratado ninguno; solosí manifestó muchas veces la poca solidéz y firmeza de la Dialéctica delas Escuelas. Del sylogismo dice[a]: que pudiendo ser util en la Ética,Política, en las Leyes, y aun en la Teología, no aprovecha para lascosas físicas, donde no se ha de convencer con argumentos, sino conobras de la naturaleza

. Por esto aprobó la

induccion

, no la de loscomunes Dialécticos, sino la bien correcta y purificada. Mas siendocierto que toda induccion es un sylogismo encubierto, que facilmente sepuede reducir á sylogismo claro, se ha de tener por de pocaconsideracion esta mudanza. No sé con qué fundamento, quando haceGasendo enumeracion de las Lógicas antiguas y modernas hasta su tiempo,puso un capítulo de la Lógica de Verulamio, pues la doctrina que allípropone no pertenece á la Lógica, sino á la Física, Metafísica, y otraspartes de la Filosofía, de las quales se valía Verulamio, segun losasuntos que trataba. No hay que hacer mencion aquí de este mismo estiloguardado por Vernei, conocido con el nombre de Barbadiño, en laenumeracion de las Lógicas modernas, pues en esto no hizo otra cosa quecopiar á Gasendo. En la obra

de Augmentis scientiarum

muestra losdefectos que se cometen en la profesion de las Artes, propone algunosmedios para adelantarlas, y manifiesta los estorbos que han tenido lasCiencias para su acrecentamiento. Este mismo asunto habia tratado antesnuestro Español Luis Vives en sus dos tratados de Causis corruptarumartium

, y

de tradendis disciplinis

, con la diferencia que Vivesestuvo íntimamente instruido en todas las partes de la Filosofía y demasFacultades que trata; pero Verulamio no tenia una instruccion tanfundamental, porque confunde los asuntos de una Ciencia con los de otracon mucha freqüencia, haciendo tantas particiones y miembros en ellas,que ademas de no convenirles todas las divisiones, sirven de muchaconfusion. Los principales argumentos y pruebas del atraso de las Artesque trae Verulamio, los puso Vives de manera, que si se cotejan estosdos Escritores, se verá que Vives fué el original de Verulamio. En el Novum organum

, obra que destina Verulamio á los aumentos y perfeccionde la Física, se propone el designio de mostrar, que en el exámen de lanaturaleza se ha de proceder por el camino de la observacion, comofundamento de los conocimientos bien reglados, que haciéndolo alcontrario, queriendo aplicar las nociones mentales á la naturaleza, seyerra el camino. Esta máxîma certísima, que es el fundamento de su Obra,compuesta de ciento y ochenta y dos Aforismos, se comprueba con variosargumentos, que conspiran á hacer los Físicos experimentales, yapartarlos de los sistemas. ARISTÓTELES, no una vez sola, sino muchas,enseñó esto mismo, porque quería que la experiencia fuese el fundamentodel exámen de la naturaleza; pero añadía que este exámen no merece elnombre de ciencia, hasta que las cosas averiguadas por la observacionfuesen reducidas á clases generales por las nociones del entendimiento,con las quales se pudiesen difinir, dividir, y demostrar, á lo qualllamaba Ciencia

. A la verdad, si bien se mira, el primer método puedehacer físicos empíricos: el segundo racionales.

Lo que se debe alabar enVerulamio es, que habiéndose puesto en las Escuelas todo el cuidado envalerse de las nociones mentales para las cosas físicas, mostró que noera este el camino verdadero de adelantar en el estudio de lanaturaleza, en el qual no se dará paso seguro, si no va adelante de todola observacion. Todos alaban mucho la Historia de Henrique séptimo queescribió Verulamio, porque fué Palaciego; experimentó varias fortunas, ypenetró los designios de su Corte. No se celebran tanto los demastratados, porque

la Historia de los Vientos

[b],

la de la vida y lamuerte, lo del fluxo y refluxo del mar

, ademas de contener algunascredulidades de cosas mal averiguadas, muestran que no reduxo á lapráctica con toda exâctitud los Aforismos de su

Nuevo órgano

. En eltratado que intitula

interiora rerum

escribió muchas máxîmas de Ética,Política, y Económica, sacando algunas de ellas de MIGUEL DE

MONTAÑA, yNICOLAS MAQUIABELO; bien que las adornó con lo que le habia sugerido supropria meditacion. No ha parecido bien á algunos hombres doctos queVERULAMIO quitase de la Física la averiguacion de las causas finales,siendo indubitable que bien comprehendidas aprovechan mucho paraentender la naturaleza[c]. Tambien han reparado, que el estilo esobscuro, bien que á esto puede ayudar el que habiendo escrito su Obra enLengua nativa, se valió de un Preceptor Gramático que la pusiese enLatin. La multitud de vocablos nuevos que introduxo en sus escritos(cosa que primero reprehendió en Aristóteles)[d], tampoco ha agradado álos que desean la perspicuidad. Llamó Idolos

á las falacias ypreocupaciones del entendimiento, y dividiéndolas en varios géneros lasllama Idola tribus, Idola specus, Idola fori, Idola theatri

, cuyasexplicaciones repite en diversos tratados con mucha extension[e]; dedonde ha nacido, que Verulamio es uno de aquellos Autores, que todos losalaban, y muy pocos los leen. Entre estas imperfecciones es de celebrarla diligencia y meditacion profunda con que descubrió algunos caminosque se podian tomar para adelantar las Artes, entre los quales es muyacertado el intento de mantener en las letras la antigüedad, procurandounir con ella lo que haya de sólido y bien fundado en los Estudiosmodernos[f]. Tambien lo es el ánimo que se propuso de no formar sistemaalguno; pues dado que tenia por cosa facil renovar los antiguos, óformar nuevos, con todo se abstuvo por no tenerlo por útil,contentándose con proponer los medios de adquirir la verdad[g]. Si losque se precian de discípulos suyos siguieran tan bellas máxîmas, nofueran con ostentacion de Filósofos los mayores corrompedores de laFilosofía. Finalmente, aunque con la letura de Verulamio no se puedeaprender Ciencia ninguna, porque de ninguna trata de propósito, con todoes recomendable por la mucha variedad de observaciones que contienesobre las Artes; bien que pide para sacar fruto que se lea de espacio ymeditando, para poder penetrar en todos los asuntos la mente de esteEscritor. Los elogios desmedidos y genéricos que le ha dado Feyjoó[a],me han hecho sospechar que le habria leido poco, pudiéndolos sacar delos Diarios Extrangeros, y otros libritos donde se encuentran. El afectoque tenia Feyjoó á las cosas modernas, y la costumbre de escribir enmuchísimos asuntos sin consultar los originales, me han excitado estassospechas.

[Nota a:

De Augm. scient. lib. 5. cap. 2. p. 124. edic. de Lipsia de 1694.]

[Nota b: Véase Morhof.

Polyhist. lib. 2 part. 2. capit. 23. tom. 2.pagin. 381. & capit. 20. tom. 2. pagin. 364.

]

[Nota c: Véase Bruckero

Hist. Philos. period. 3. part. 2. lib. 1. cap.4. tom. 5. pag. 105.

]

[Nota d:

De Augm. scient. lib. 3. cap. 4. pag. 79.

]

[Nota e:

De Augm. scient. lib. 5. cap. 4. pag. 139 Novum organum,aphor. 52. y sig. pag. 286.

]

[Nota f:

De Augm. scient. lib. 3. cap. 4. pag. 79.

]

[Nota g:

Novum organum, lib.. 116.

]

[Nota h:

Theat. Critic. tom.