La Nao Santa María: Memoria de la Comisión Arqueológica Ejecutiva, 1892 by Comisión Arqueológica Ejecutiva de España - HTML preview

PLEASE NOTE: This is an HTML preview only and some elements such as links or page numbers may be incorrect.
Download the book in PDF, ePub, Kindle for a complete version.

e

l

a

C

o

m

i

s

i

ó

n

h

a

p

r

o

c

e

d

i

d

o

e

n

l

a

a

d

q

u

i

s

i

c

i

ó

n

d

e

d

a

t

o

s

y

n

o

t

i

c

i

a

s

p

e

r

t

i

n

e

n

t

e

s

á

s

u

o

b

j

e

t

o

,

v

é

a

n

s

e

a

q

u

í

e

l

i

n

t

e

r

r

o

g

a

t

o

r

i

o

c

o

m

p

l

e

t

í

s

i

m

o

q

u

e

f

o

r

m

u

l

ó

e

l

E

x

c

m

o

.

S

r

.

P

r

e

s

i

d

e

n

t

e

d

e

l

a

J

u

n

t

a

A

r

q

u

e

o

l

ó

g

i

c

a

,

y

l

a

s

r

e

s

p

u

e

s

t

a

s

d

a

d

a

s

p

o

r

e

l

V

o

c

a

l

y

p

o

n

e

n

t

e

d

e

l

a

m

i

s

m

a

S

r

e

s

.

F

e

r

n

á

n

d

e

z

D

u

r

o

y

M

o

n

l

e

ó

n

,

q

u

e

f

u

e

r

o

n

p

o

r

t

o

d

o

s

l

o

s

d

e

m

á

s

s

e

ñ

o

r

e

s

a

p

r

o

b

a

d

a

s

.

Interrogatorio formulado por el Excmo. Sr. D. Casimiro Bona, Inspectorgeneral de Ingenieros de la Armada antes de proceder á los cálculos dela nao «Santa María.»

CASCO

1. Dimensiones principales; eslora, manga, puntal, calados ydesplazamiento ó arqueo de la nave.

2. Formas de las extremidades y parte central.

3. Portas, portillas de luz, escotillas y sus brazolas.

4. Alojamientos y detalles de la distribución interior.

5. Dimensiones y formas de la quilla, el codaste, la roda y losdormidos.

6. Especie de cuadernas que formaban el costillaje; si sencillas ódobles; la clara entre ellas y cómo era el macizado de los fondos.

7. Distribución de las tracas del forro exterior, y cómo estabandispuestas las costuras de dicho forro.

8. Cómo estaba dispuesto el forro interior ó si sólo constaba depalmejares.

9. Disposición de la cubierta y del plano, baos, durmientes,trancaniles, tapas, entremiches, medios baos, etc.

Cómo estaba todo estodispuesto y cuáles eran las dimensiones de estas piezas.

10. Gruesos á las líneas y grúa ó anchos de las ligazones; altura debragada de las cuadernas, si llevaba sobrequilla y cuáles eran susdimensiones.

11. Espesores de los forros, y si llevaba cintas, cuál era su grueso.

12. Si llevaba bulárcamas ó sobreplanes exteriores é interiores, cómoiban dispuestos y cuáles eran sus dimensiones.

13. Dimensiones del forro ó entablado de las cubiertas, y si lascosturas de estas tenían curvatura horizontal, esto es, si eran de doblecurvatura ó si eran, como ahora, curvas planas paralelas al planodiametral del buque.

14. Disposición y menas de la clavazón de los forros exterior éinterior, y de las cubiertas.

15. Si llevaba batayolas ó sólo tapas de regala cubriendo las cabezas delos barraganetes.

16. Si llevaba guindastes, propaos, cornamusas y cabilleros para lamaniobra, y cómo estaban dispuestos.

17. Si llevaba molinete para la maniobra de las anclas y si éstas selevaban con vivador y mojeles.

18. Si llevaba escobenes, gateras y bitas para los cables y algo quesustituyese á las mordazas y estopores actuales, así como á losdisparadores para dar fondo.

19. Si las anclas tenían los arganeos, caña, brazos, uñas y cepos comolas ordinarias de ahora.

20. Si llevaba algo que sustituyera á la serviola, y el pescante degatilla y á los aparejos de gata y gatilla.

21. De qué manera se varaban y abozaban las anclas durante lanavegación.

22. Cómo estaba dispuesto el lastre y en qué consistía.

23. Qué clase de artillería montaba, cuáles eran las formas, dimensionesy calibres de las piezas y cómo estaban montadas.

24. Si los cañones iban en portas; si se usaban portillas para dar luz yventilación á los alojamientos y si estaban éstas provistas dearandelas.

25. Cómo estaba dispuesta la aguja de rumbo y si llevaban ballestillaspara las observaciones astronómicas.

26. Qué forma tenían el timón y su caña; si ésta se manejabadirectamente á mano ó por medio de guardines y cómo laboreaban éstos.

27. Si llevaba beques, de qué forma eran éstos y cómo iban instalados.

28. De qué medios de achique disponían para el caso de una vía de agua.

29. Si llevaba portalón en la amurada y escala ó tojinos para subir á lacubierta alta.

30. Qué clase de embarcaciones menores llevaba; cuáles eran susdimensiones y si iban colgadas en pescantes ó montadas sobre calzos enla cubierta.

31. Si llevaba mesas de guarnición para las jarcias firmes, brazales ycurvas-bandas en el tajamar y pescantes para las amuras de la mayortrinqueta.

32. Qué clase de muebles y utensilios llevaba, tales como fogón,literas, colchonetas, coys, sillas, bancos cajonados, envases paravíveres, aguada, etc.

33. Cómo eran los proyectiles; cómo estaban dispuestas las cargas y dequé modo se hallaban estivadas á bordo.

34. De qué número de hombres constaba la dotación y para cuánto tiempollevaban víveres y aguada.

APAREJO

1. Cuántos palos llevaba y si éstos tenían ó no caída hacia popa ó haciaproa.

2. Si los palos eran enterizos y si en las fogonaduras llevaban capaspara impedir el paso del agua al interior del buque.

3. Si llevaban masteleros para las velas altas ó simplemente galopes óprolongaciones de los palos por encima de las encapilladuras de lasjarcias firmes.

4. Cómo estaban encapilladas estas jarcias y si se empleaban bigotas yacolladores para tesar la obencadura.

5. Si las tablas de jarcia llevaban flechastes y si los obenquesllevaban sotrozos y jaretas para su estrangulación cerca de laencapilladura.

6. Si los palos llevaban cacholas y baos y crucetas ó cómo estabadispuesta esta parte de la arboladura.

7. Si para sujeción transversal de los masteleros se usaban obenquillosy si para poder tesar éstos sin alabeo de las cofas ó crucetas se usabanarraigadas cosidas en sus extremidades inferiores á los sotrozos de lasjarcias firmes.

8. Si llevaban burdas, bradales, volantes y estáys.

9. Qué clase de aparejo usaban en cada palo y cómo estaba guarnido.

10. Si las vergas de las redondas llevaban cajeras en los penoles paralos escotines de las velas inmediatamente superiores á ellas.

11. Qué forma era la de estas vergas y cómo iban suspendidas y sujetas álos palos; esto es, si llevaban drizas con aparejos, coronas, estrobos ytrozas.

12. Si llevaban los amantillos dispuestos de una manera análoga á los deahora.

13. Si las entenas de las latinas llevaban ostas volantes encapilladas ála pena y si el car se maniobraba por los mismos medios que ahora seusan.

14. Si llevaba verga de cebadera y de sobrecebadera ó cebadera sola y siésta iba de firme ó con arritranco ó raca que la permitiera correr á lolargo del bauprés ó del botalón.

15. Si el botalón llevaba foque.

16. Si las velas cuadras llevaban bolinas y amuras y escotas comoactualmente y si la forma era rectangular ó trapecial.

17. Si estas velas llevaban vainas ó fajas y relingas en el gratil y lascaídas.

18. Si llevaban los envergues y las fajas de rizos dispuestas como ahorase usan ó si llevaban bonetas.

19. Si los rizos estaban pasados por ollaos ó en otra forma.

20. Si las empuñiduras iban firmes á garruchos cosidos á las relingas, ysi sus vueltas se apoyaban sobre tojinos en las vergas.

21. Si se usaban fajas de rizos.

22. Si se usaban palanquines y chafaldetes para cargar las velas cuadrasy cargaderas para las otras.

23. Si se usaban brioles ó briolines en las redondas y candalizas en laslatinas.

24. Si las velas llevaban los paños dispuestos como ahora, y de quéancho eran, y si llevaban batideros y sobresanos para prevenir losdegüellos de las mismas velas.

25. Cómo iban arboladas las banderas y las insignias.

26. Si en los guarnimientos del aparejo se usaban motones y cuadernalesde formas y con gazas semejantes á las actuales, esto es, capuchinospara los escotines; de canasta para palanquines ó chafaldetes, etc.,etc.

27. Si el colchado de las jarcias firmes y de labor era como el deahora, y si se entrañaban, precintaban ó aforraban las jarcias muertasdel mismo modo que ahora se usa.

28. Si las vergas de las redondas llevaban guardamancebos ó marchapiés yestribos.

29. Cómo se pasaban las brazas, y si las vergas llevaban brazalotes.

30. Si el bauprés ó botalón llevaba trincas, mostachos y vientos.

Respuesta dada por los Sres. Fernández Duro y Monleón.

CASCO

1. Reunidas las escasas referencias que se han encontrado acerca de lasnaves que condujo Cristóbal Colón y consultadas las obras deconstrucción naval más inmediatas á su tiempo, se conjetura que lasdimensiones de La Santa María debían de ser: Quilla 34½ codos == 69 pies de burgos de 0m,28 == 19m,92.

Eslora en floración á 9 pies.

Eslora en cubierta 42 codos == 84 pies.

Manga fuera de miembros y forro 13 codos == 26 pies ==

7m,34.

Puntal 6 codos == 12 pies == 3m,36.

El puntal se medía desde la cara superior de la sobrequilla á la carainferior del tablón central de la cubierta.

Lanzamiento de proa, desde la vertical de la cubierta por el cantoexterior de la roda, 5½ codos == 11 pies.

De popa, desde el canto exterior del yugo al pie del codaste 2½codos == 5 pies.

Manga ó anchura del yugo y espejo de popa 8 codos == 16

pies.

Rasel de popa alto en el codaste 4½ codos == 9 pies.

Rasel de proa, largo desde el canto inferior externo roda 5

codos == 10pies.

Calado medio 4½ codos == 9 pies.

Idem máximo 5 codos == 10 pies.

Idem mínimo 3 codos == 6 pies.

Ofrece sobre el particular un dato importante el Diario de Colón en suprimer viaje, pues dice el 10 de Enero de 1493 que La Pinta entró enun río cuya barra tenía dos brazas de agua; es decir, 12 pies. LaSanta María era de más calado.

El desplazamiento puede calcularse en 200 á 240 toneladas métricas,porque los más de los autores, singularmente Juan de Escalante afirmanque las naves del Almirante eran poco mayores de 100 toneles y nollegaban á 200. La indicación, que algunos han creído referente alarqueo, es con más probabilidad la de la carga que podía llevar la nao,y en este concepto suponiendo que no excedería la última de 150 tonelesmachos ó de Cantabria y que esta cifra compusiera las 0,35 partes deldesplazamiento total; suponiendo también que el peso del casco conarboladura y aparejo equivaliera á 0,6; que las anclas, pertrechos,víveres y aguada ascendieran á 0,05, sería: Desplazamiento == 0,35 d + 0,6 d' + 0,5 d" ó sea; Carga 150 + 257,143 + 21,429 == 428,572 toneles, y como el tonel machoequivalía por entonces á 2 pipas de 27½ arrobas, según Escalante,Palacio y Veitia, ó sea 632 kilogramos por tonelada, resultan 270,858kilogramos, que divididos por 1.000

de la tonelada métrica actual, danun desplazamiento de 271

toneladas aproximadamente.

2. Por los dibujos así como por los tratados de construcción citados seadvierte que eran las extremidades llenas, pero de mucho vacío en lapopa, formada sobre un dormido cuya forma indica el diseño adjunto. Lacuaderna maestra era muy llana desde la flotación hacia abajo y cerrabaun poco de boca. El plan tendría unos 12 pies sin astilla muerta, puesésta no se inventó hasta el año de 1601, en los tiempos de innovación deD. Diego Brochero.

3. No llevaban portas ni portillas de luz más que en la chupeta ó cámaraalta á popa. Las brazolas de las escotillas eran muy bajas, y éstas secerraban completamente con cuarteles macizos en malos tiempos.

4. No hay noticia de que hubiera más alojamiento que el de popa, en lachupeta, y de él se dan pormenores en el estudio especial titulado lavida en las carabelas de Colón, que acompaña á esta memoria.

5. Las dimensiones y formas de las piezas de construcción se especificanen pliego separado y se trazan en los planos siguientes.

6. Las cuadernas eran sencillas en las naos de poco porte; la clarapróximamente igual al ancho de una de ellas; el macizado se hacíaalgunas veces con mampostería para que sirviera de lastre fijo.

7. Se expresa la distribución de tracas en el pliego de dimensiones. Lascosturas eran sencillas y en muchas naves se cubrían con tapa-juntas detabla.

8. Hasta el siglo XVII no empezó á ponerse el forro interior: sólo seusaban los palmejares.

9. Véase el pliego de dimensiones y planos adjuntos.

10. Ídem, ídem.

11. Ídem, ídem.

12. Llevaban bulárcamas y sobreplanes: véanse los planos y el pliego dedimensiones.

13. No se han encontrado pormenores para contestar con seguridad á estapregunta: se supone que las costuras fueran en curva por ser el sistemaprimitivo. Las dimensiones van en el pliego de éstas.

14. Juan de Escalante al tratar de la clavazón recomienda la de hierrode Vizcaya con exclusión de la cabilla de madera que usaban las nacionesdel Norte, y añade que la de bronce es la mejor, pero la más cara. Porello, sin duda, se empleaba poco.

Debe adoptarse para La Santa María la de hierro más sencilla, teniendo en cuenta que su construcción eraligera y económica.

15. Llevaban tapas de regala muy gruesas formando bordón saliente. Enlos castillos de popa y proa se formaba un almenado de tabla paradefensa de los arqueros ó se colgaban los paveses blasonados de loscombatientes, de donde vino luego la pavesada.

16. Llevaban guindaste al pie del palo mayor con su correspondientecabillero y cornamusas para afirmar los cabos de maniobra. En el Museonaval existe un modelo de nave, de autenticidad garantida, con firma delaño 1523 y en él se han estudiado estos y otros muchos detalles que noes posible apreciar en los dibujos y que por insignificantes omiten lostratadistas de construcción naval.

17. Llevaban molinete á proa, en el centro ó hacia un costado, conobjeto de dejar en el opuesto mayor espacio á la colocación del batel.Escalante indica que también se servían en su tiempo de cabrestantes, yen caso preciso levaban con los aparejos reales.

18. Llevaban en la proa dos escobenes grandes forrados de plomo, conreborde al exterior, y dos gateras á popa para paso de las coderas. Comolas amarras eran de cables de cáñamo, no necesitaban mordazas niestopores. Dábase vuelta á los cables en las bitas ó bitones y seaseguraban con bozas de piña. Para disparar las anclas no teníanmecanismo especial: servíanse de un cabo sencillo pasado por el argáneoy cuyo chicote se arriaba.

19. Eran las áncoras ó anclas muy largas de caña, los brazos delgados,las uñas triangulares, cepo muy grande, de madera con los cantosochavados, zunchos de hierro, ó trincas de cabo. El argáneo circular,muy grande, forrado con meollar ó tejido de piola para que no se rozarael cable. Escalante consigna por regla que la nao de 100 toneladasllevaba anclas de 10 quintales y cables de otros 10. También estáescrito que llevaban las naos dos ó cuatro anclas ordinarias, según suporte; otra mayor llamada fornaresa y adelante esperanza y unanclote de atoar ó de espía. Para el batel y chalupa rezones. Lafornaresa debía de tener 16 á 18 quintales de peso, el rezón del batel 6arrobas y 4 el de la chalupa. Las dos anclas ordinarias iban en la proa;la fornaresa dentro, en la escotilla, contra el pie de carnero, á puntode utilizarla en caso de necesidad.

20. No tenían serviolas, pescantes, gatillas, ni nada equivalente paraservicio de las anclas.

21. Las echaban arriba con el penol de la verga de trinquete y lasaseguraban en la regala.

22. Usaban dos clases de lastre; el uno constante y fijo de gruesapiedra amalgamada con mortero ó argamasa, el otro variable parasustituir á la carga, que consistía en arena, canto rodado ó grava segúnse ofrecía á la mano. También se empleaban lingotes de hierro comolastre fijo, pero no era tan común como la piedra.

23 y 24. Véase el estudio especial titulado Armamento de las carabelasde Colón, inserto en esta memoria.

25. Véase igualmente el estudio Instrumentos de que se sirvió Col ensus viajes.

26. El timón era recto, de pala ancha que se estrechaba hacia la partesuperior con dos escalones. El grueso era el mismo del codaste en laparte interior en que iban los machos y ensanchaba en la parte exterior,teniendo la sección horizontal forma de cuña. Véase la relación dedimensiones. Se manejaba por medio de caña que encajaba en la cabeza.Ordinariamente no eran necesarios guardines pero poníanse en caso de margruesa ó vientos recios. Á veces con un sencillo mecanismo se gobernabadesde la tolda. Véanse los detalles de los planos.

27. Llevaban beques en la proa que consistían en una labia agujereada.Véase el estudio La vida en las carabelas.

28. Tenían bombas de madera. Véase el mismo estudio.

29. No se cuidaban tanto de la comodidad como para tener escalas alexterior del buque; como era baja la borda se satisfacían con poner lostojinos necesarios en el costado.

30. Llevaban batel y chalupa. El primero tenía de eslora la medida desdela fuga de la tolda hasta la afrizada del castillo: la capacidad secalculaba de modo que en 50 barcadas pudiera cargar la nao; es decir queá la nave arqueaba 200 toneladas, el batel debía soportar 4. Tenía laproa llena y fuerte y la proa estrecha. Según esta regla, el batel de La Santa María debe tener 30 pies de eslora; 9 de manga: 1½ depuntal; 7 bancos de remos pareles. La chalupa era un tercio menor, laproa fina; la popa ancha y llana á fin de tender ó levar con ella lasanclas en caso necesario.

31. Las naos del porte de La Santa María sólo llevaban mesas deguarnición en el palo mayor, apoyándolas sobre las bulárcamas. Eltajamar no tenía brazales ni curvas-bandas ni pescantes de amuras. Enlas esculturas de la iglesia de San Nicolás de Burgos estánperfectamente acusados estos detalles.

32. Véase el estudio especial de La vida en las carabelas.

33. Véase el estudio sobre Armamento.

34. No hay seguridad acerca del número de los tripulantes pordiscrepancia de los escritores de la época. Parece lo más admisible quellevaron un total de 120 las tres carabelas, de ellos 90 hombres de mar.En La Santa María irían 60 en todos; 10

empleados y 50 tripulantes. Seha escrito que llevaban víveres para un año y parece mucho. Colónúnicamente escribió en el Diario que salía de Palos muy bastecido demantenimientos, comprobándolo el hecho de haber alcanzado el bizcocho,con otros artículos, para los viajes de ida y vuelta. Puede conjeturarseque embarcaron víveres para seis meses y agua cuanta cabía en lostoneles y pipas. Véase el estudio especial de la tripulación.

APAREJO

1. Demostrado está por diferentes documentos, incluso el Diario delAlmirante, que las naves de la expedición tenían tres palos principales.El mayor, en candela ó ligerísimamente inclinado hacia popa, tenía dealtura la longitud de la quilla más el lanzamiento de proa, cuandomenos. Era enterizo, muy grueso y estaba reforzado con reatas de codo encodo. Á veces era el galope ó mastelerillo de otra pieza empalmado porel calces con zunchos de hierro ó trincas de cabo. Como único palo dedesempeño y marcha (los otros servían principalmente al gobierno) seaseguraba y reforzaba con cuidado. El de La Santa María tendría 2 á2½ pies de diámetro en la fogonadura y 1 á 1½

en la cabeza, pordebajo de la encapilladura.

El trinquete, ligeramente inclinado hacia proa medía próximamente lamitad de la longitud total del mayor y un tercio menos grueso, nollevando galope á veces no bajaba hasta la quilla, teniendo la carlingaen la cubierta principal.

El mesana, algo caído hacia atrás era poco menos que el trinquete, congalope y su carlinga estaba en la tolda.

Á más de estos tres palos verticales llevaba la nao bauprés, un quintomenor que el mesana en longitud; muy engallado y agudo en la extremidad.

2. Llevaban capas de lona en las fogonaduras para impedir el paso delagua al interior del buque.

3. Dicho queda que el mastelero formaba cuerpo con el paloordinariamente y que por ello debe más bien llamarse galope.

4. Eran las encapilladuras de lo más sencillo y tesábanse los obenquescon bigotes y acolladores. El modelo del Museo naval y las esculturas dela iglesia de Burgos ofrecen enseñanza de estos particulares así como detodos los de arboladura, aparejo y maniobra de modo que no es necesariodiscurrirlos.

5. Las tablas de jarcia del palo mayor tenían flechastes; en las detrinquete y mesana no los había porque la sujeción de los palosconsistía en aparejos de estrellera.

6. No tenían cacholas los palos; bastábales un resalte en que seapoyaban las encapilladuras. En el mayor había gata ó cofa circular enforma de taza, sostenida en doble cruceta ó sea cuatro baos ó canecilloscon los extremos cruzados y apoyados en el resalte de la cabeza delpalo, pasando por encima la encapilladura, que quedaba cubierta por lagata. Ésta se formaba con armazón de madera forrada de cuero y pintada;la circunferencia debía ser igual á la boca de la nao, y desde ella searrojaban en combate dardos, venablos y piedra. En ella se recogía lavela de gavia.

7. Por innecesarios no se usaban obenquillos, ni por tanto arraigadas.

8. Se aseguraba el palo mayor con 6 á 8 obenques gruesos; dos coronascon aparejos, dos burdas para el galope y dos estáys.

9. En el palo mayor se largaba una vela cuadra nombrada treo y tambiénpapahigo cuya superficie se aumentaba á voluntad cosiendo por la relingainferior una ó dos bonetas. Encima de esta vela iba la gavia, de formatrapezoidal con caída central igual á la anchura de su gratil, que erala de la manga del barco y pujamen algo menor que el gratil de la mayor.

En el trinquete iba una vela cuadra equivalente en superficie á lacuarta parte de la mayor con bonetas; la verga medía 1½ veces lamanga.

La mesana era latina con superficie equivalente á la mitad de la mayor.

En el bauprés se largaba la cebadera, vela cuadra de superficieequivalente á la mitad del trinquete.

En resumen, se calcula para La Santa María, según los adjuntos planos:

Superficie de la mayor con bonetas 2.496 pies cuadrados.

——

del trinquete

1.225

——

de la mesana

945

——

de la gavia

735

TOTAL

5.401

Durante los siglos XV y XVI era frecuente pintar en las velas figuras deadorno prefiriendo las de los santos patronos de España y de losnavegantes, ó las armas y blasones, pero la cruz era lo más común, y semanifiesta en el grabado de las carabelas de Colón que se hizo en Romael año 1493.

10. No tenían las vergas cajeras en los penoles; los escotines de gaviapasaban por la de un cuadernal de dos ojos, sirviendo la otra para losamantillos.

11. Estas vergas, entonces nombradas entenas, solían ser de dos perchasempalmadas por la cruz. La mayor se suspendía con dos drizas de dobleaparejo y se sujetaban al palo con raca de vertellos; ayudaban ásuspenderla dobles amantillos en los tercios. La de trinquete teníatambién dos drizas y una la gavia y la mesana.

12. Como queda expresado, la mayor llevaba doblas amantillos, en elpenol y en el tercio.

13. Tenía la mesana una sola osta de corona y borriquetes en el car.

14. Llevaba sólo cebadera en el bauprés con arritranco que le permitíacorrer hacia fuera y hacia dentro según convenía.

15. No llevaba foques, velas adoptadas en época posterior.

16. Eran las velas rectangulares y trapezoidales, salvo el alunamiento,y se orientaban por medio de amuras, escotas y bolinas.

17. En el gratil de la mayor había una vaina de dos dedos por cada ladoy en las caídas y gratil, de cinco dedos; en ellas se abrían ollaos ádistancia de medio pie unos de otros; pasábase por la vaina un meollar ydespués se guarnecía por el gratil un cabo de 12 hilos con empalomadurasá cinco dedos unas de otras. En las caídas y pujamen se guarnecía conempalomaduras un cabo de 45 hilos con descuello en los puños. Lasbonetas tenían relinga de 3 hilos y se hacían á la medida de los ollaosdel papahigo unas bazadas dobles, poniendo una más larga de 10 en 10 yuna letra para encontrar la correspondencia.

Las otras velas se guarnecían de manera semejante.

18 y 19. Eran los envergues de culebra; no tenían fajas de rizos lasvelas.

20. La misma relinga del gratil, prolongada, servía de empuñidura,afirmándola en el resalte del penol.

21. Está contestada en la 17.

22. Usábanse palanquines y chafaldetes, que entonces se llamabanaferravelas y cargaderas.

23. También se usaban briolines de pie de gallo.

24. Era muy alunada la relinga y no habiendo rozamiento en la gavia conla cofa, no había menester de batideros.

25. Es difícil determinar este detalle: al parecer se llevaban lasbanderas é insignias envergadas en mástiles que se izaban en los topes.

26. Era toda la motonería muy distinta de la que ahora se emplea: losmotones tenían forma de almendra y carecían de gaza. En la parte agudade la caja, en la misma dirección del eje de la roldana se abría unbarreno y por él pasaba un estrobo con cazonete. Los cuadernales notenían las roldanas paralelas, sino una sobre otra.

27. Es de suponer que los adelantos alcanzados en la fábrica de jarciasno las diferencian mucho de las antiguas y que las firmes en las naos seentrañaban y aforraban, aunque toscamente.

Puede, sí, afirmarse que engeneral era en los tiempos de Colón la jarcia de más mena que ahora.

28. Las velas no se aferraban por alto; arriábase siempre la verga, masde todos modos tenían que apoyarse los marineros en un marchapié,imprescindible en la cebadera.

29. Tenía brazalotes y brazas dobles la verga mayor, en las otras vergaseran las brazas sencillas.

30. Sería prolijo detallar el laboreo de los cabos de maniobras que, lomismo el de las brazas, respondía á las necesidades subsistentes. En elmodelo del Museo naval, antes mencionado, pueden apreciarse lasvariaciones introducidas para alcanzar facilidad y rapidez mayor en lasfaenas con empleo de menos brazos que en el siglo XV.

31. No llevaba el bauprés más que un barbiquejo y las trincas altajamar[16].

Con todos estos datos se formaron los planos generales de la nao, peroluego hubo necesidad de reformarlos ligeramente, en algunas partes, alproceder á su construcción, resultando algunas diferencias tan leves queno merecen anotarse. Véanse aquí ahora los planos y cálculos formadospor el ingeniero ya citado Sr. Puente, aprobados por la Comisiónejecutiva, por los que se han construído exactamente la nueva SantaMaría.

Terminada felizmente la nao, arbolada, aparejada y astillada, hiciéronseen el dique las pruebas de estabilidad que dieron excelente resultadocomo se ve en los datos adjuntos, resultando más cerca del exceso que dela falta de equilibrio sobre las ondas. Igualmente se verificaron en elmismo arsenal las de resistencia

de

lombardas

y

falconetes,

queresultaron

completamente satisfactorias.

index-74_1.png

LA NAO «SANTA

MARÍA» EN 1892, POR LA ALETA DE BABOR.

CUADRO

DE LAS

DIMENSIONES PRINCIPALES DE LA NAO «SANTA MARÍA»

DE SU BATEL Y SU CHALUPA

Nao.

Metros. Toneladas.

Longitud de la quilla

18,50

»

Eslora en la flotación

21,76

»

Idem entre perpendiculares

22,60

»

Idem máxima

39,10

»

Manga fuera de miembros

7,84

»

Puntal desde c. b. q. á la linea recta del bao

3,80

»

maestro en la cubierta principal

Idem, id. al bao de la toldilla

8,00

»

Idem, id. al del Castillo

6,00

»

Idem, id. al coronamiento de la regala en el

8,74

»

Castillo

Idem, id., id. en la toldilla

10,30

»

Altura del centro de carena desde el c. b. q.

1,47

»

Idem del metacentro id., id.

2,84

»

Valor de p—a (Par de estabilidad

1,37

»

transversal)

Calado en proa

2,18

»

Idem en popa

3,02

»

Diferencia de calados

0,837

»

Calado medio

2,60

»

Desplazamiento con estos calados

»

233

Peso del casco

»

90,500

Longitud y peso del palo mayor

27,25

3,092

Idem, id. trinquete

18,69

1,289

Idem, id. mesana

13,73

0,517

Idem, id. bauprés

14,02

0,679

index-76_1.png

Idem, id. verga mayor

18,20

0,615

Idem, id. trinquete

9,42

0,140

Idem, id., id., gavia

7,00

0,058

Idem, id., id., cebadera

6,25

0,036

Batel.

Eslora entre perpendiculares

8,30

»

Manga

2,52

»

Puntal á popa

1,26

»

Idem á proa

1,58

»

Idem con la maestra

1,07

»

Peso del casco

»

1,480

Chalupa.

Eslora entre perpendiculares

5,58

»

Manga

1,94

»

Puntal á popa

0,78

»

Idem á proa

0,96

»

Idem á la maestra

0,56

»

Peso del casco

»

0,590

Superficie y peso de las velas.

Mayor

231,942

0,200

Trinquete

94,662

0,085

Mesana

78,202

0,079

Gavia

39,842

0,043

Cebadera

21,662

0,031

index-77_1.png

LA

NAO «SANTA MARÍA» EN 1892, DE TRAVÉS

NOMBRE GENÉRICO DE LA EMBARCACIÓN

La comisión llama siempre Nao á La Santa María, fundada en variasrazones de las que apuntamos alguna como justificación de ello; véanseaquí:

Escribió el almirante Colón en una de sus memorias: «vine á la villa dePalos, que es puerto de mar, adonde armé yo tres navíos muy aptos parasemejante fecho...» En el Diario extractado por el P. Las Casasdistinguió entre estos navíos dos especies, como indican los siguientespárrafos:

«Domingo 14 de Octubre: En amaneciendo mandé aderezar el batel de la«nao» y las barcas de las carabelas y fuí al luengo de la isla...»

Lunes 15 de Octubre: «Y porque el viento cargaba á travesía de Sueste,no me quise detener y partí para la nao, y una almadía grande estaba ábordo de la carabela Niña...» «y la almadía que habían dejado lallevamos á bordo de la carabela Niña... y traía un cestillo á su guisaen que tenía un ramalejo de cuentecillas de vidrio y dos blancas, porlas cuales conocía que venía de la isla de San Salvador y había pasado áaquella de Santa María y se pasaba á la Fernandina, el cual se llegó ála «nao»; y le hice entrar, que así lo demandaba él, y le hice poner sualmadía en la nao...»

16 de Octubre...» y también los mandaba dar para que comiesen cuandovenían á la «nao» miel y azúcar...»

17 de Octubre «...y Martín Alonso, capitán de la carabela Pinta»...

Viernes 19 de Octubre: «En amaneciendo levanté las anclas y envié lacarabela Pinta al Leste y Sueste y la carabela Niña al Sursueste yyo con la «nao», fuí al Sueste...»

He aquí cómo refiere la pérdida de La Santa María ocurrida en la nochedel 25 de Diciembre:

«Quiso nuestro Señor que á las doce horas de la noche, como habían vistoacostar y reposar el Almirante y vian que era calma muerta, y la marcomo en una escudilla, que todos se acostaron á dormir, y quedó elgobernalle en la mano de aquel muchacho, y las aguas que corríanllevaron la «nao» sobre uno de aquellos bancos. Los cuales, puesto quefuese de noche, sonaban que de una grande legua se oyeran y vieran, yfué sobre él tan mansamente que casi no se sentía. El mozo que sintió elgobernalle y oyó el sonido de la mar, dió voces, á las cuales salió elAlmirante, y fué tan presto que aun ninguno había sentido que estuviesenencallados. Luego el maestre de la nao, cuya era la guardia, salió; ydíjoles el Almirante á él y á los otros que halasen el batel que traíanpor popa, y tomasen un ancla y la echasen por popa, y él con otrosmuchos saltaron en el batel, y pensaba el Almirante que hacían lo queles había mandado; ellos no curaron sino de huir á la carabela queestaba á barlovento media legua. La carabela no los quiso rescebirhaciéndolo virtuosamente, y por esto volvieron á la nao, pero primerofué á ella la barca de la carabela. Cuando el Almirante vido que sehuían y que era su gente, y las aguas menguaban y estaba ya la

«nao» lamar de través, no viendo otro remedio, mandó cortar el mastel y alijarde la «nao» todo cuanto pudieron para ver si podían sacarla, y comotodavía las aguas menguasen no se pudo remediar, y tomó lado hacia lamar traviesa, puesto que la mar era poco ó nada, y entonces se abrieronlos conventos[17] y no la

«nao». El Almirante fué á la carabela paraponer en cobro la gente de la nao en la carabela, y como ventase yaventecillo de la tierra, y también aun quedaba mucho de la noche, nisupiesen cuanto duraban los bancos, temporejó á la corda hasta que fuéde día, y luego fué á la nao por de dentro de la restringa del banco.»

index-80_1.png

PRIMERA NAVEGACIÓN DE LA NAO «SANTA

MARÍA»

index-81_1.png

Completamente terminada, lista, aparejada y dispuesta á dar la velaestaba la nueva Santa María el 28 de Julio de 1892 á los 95

días dehaberse puesto su quilla, cuando fué visitada, en el mismo arsenal de laCarraca, por el Excmo. Sr. Vicealmirante Ministro de Marina D. José M.de Beránger acompañado del Capitán general del Departamento,contraalmirante D. Eduardo Butler; del Director del personal delMinisterio, contraalmirante D. Manuel Delgado y Parejo y del EstadoMayor, mostrándose altamente satisfecho así de la construcción, delaparejo, mueblaje y adorno como de la rapidez con que en tan brevísimoplazo se habían realizado las obras felicitando por todo sinceramente alSr. Ingeniero encargado de ellas y á la Comisión ejecutiva que taneficazmente le había ayudado y hecho entrega de la nave por la citadaComisión, como completamente terminada, el Sr.

Ministro confirió sumando al Capitán de fragata D. Víctor Concas y como segundo Comandantenombró al Sr. Gutiérrez Sobral.

El día 30, arbolada la insignia en el vapor Legazpi, quiso el referidoSr. Ministro que diera remolque á la nao y bajó á la bahía de Cádiz,saludando á su paso los buques de guerra españoles y extranjeros queestaban fondeados.

El 31 se trasladó al puerto de Huelva siguiendo las aguas del LegazpiLa Santa María remolcada por el vapor de la Compañía transatlántica Piélago, y en formación de dos líneas, los cruceros nacionales yextranjeros cuyo calado permitían franquear la barra.

El 2 de Agosto dió la vela la nao para el puerto de Palos. Era el vientoflojo y recibiéndolo por la cuadra con la mayor, el trinquete y lagavia, alcanzó marcha de cuatro y media á cinco millas por hora,gobernando bien, con tendencia á orzar.

Llegado el aniversario centésimo cuarto del comienzo de la magna empresade Colón, se arbolaron en la altura del Convento de la Rábida lasbanderas de todas las naciones americanas, saludándolas las lombardas de La Santa María y una batería de campaña en la misma altura dispuesta.Estaba proyectado que á esta señal levara el ancla la nave que remeda ála capitana de D.

Cristóbal, saliendo á la mar alta por el mismo rumboque marcó el Almirante de las Indias, mas en este 3 de Agosto no soplóel suave terral como en el del año 1492 conmemorado. Densos nubarronescubrían el cielo: el horizonte fosco velaba los arreboles de la aurora yel viento contrario traía hacia la costa una neblina fría, envolvente enlas escuadras surtas afuera. Fué preciso remolcar al simbólico bajel, sibien pasada la barra pudo orientar por un momento las velas, en que estápintado el signo de la redención, y llegar con ellas largas, aunquesiempre á remolque, á la cabeza de las líneas de acorazados,saludándolos con las lombardas y falconetes.

Al hacerlo todos ellos al antiguo estandarte de Castilla con laartillería, las músicas y las voces de la gente en las vergas, ofrecíala rada un espectáculo grandioso. El contraste de un ejemplar del artenaval del siglo XV al lado de los más hermosos tipos producidos en elfinal del XIX; aquella navecilla endeble comparada con los colosos quehoy flotan y se mueven á voluntad con marcha pasmosa, traía á la mente,de golpe, todo lo que en la distancia de ambas fechas ha hecho cambiarel discurso del hombre influído no poco por el descubrimiento á que lanavecilla contribuyó.

Poco menos de una hora la honraron los acorazados y crucerosescoltándola en formación de columnas hacia el Sur: el Sr. Ministro deMarina inició entonces el movimiento de contramarcha y al volver por elcostado de cada uno, las voces, las músicas, los cañones, repitieron lasalva por despedida, dando ya el sol con espléndida luz, brillo alengalanado de banderas; contento á los espectadores que habían salidodel puerto en embarcaciones de vela y de vapor.

Tanto la formación de las dos columnas de acorazados y cruceros, como elpaso de la nao con su escolta de buques de menor porte y la últimaevolución que todos hicieron acompañándola á su regreso, resultaronmaniobras lucidísimas

index-84_1.png

que acreditaron la pericia de Almirantes yComandantes y sobre todo la del Vicealmirante Sr. Beránger, Ministro deMarina, bajo cuya

dirección

se

verificaron

aquéllas,

y

á

cuyas

acertadasdisposiciones se debió que, á pesar del número y porte de los buques queen el festejo tomaron parte no ocurriesen ni las averías ni losabordajes que tan comunes son en esta clase de funciones marítimas,siendo quizás esta la primera en que no se han registrado.

Tomaron parte en las manifestaciones los buques siguientes: BUQUES QUE CONCURRIERON

Á LA FIESTA NAVAL DEL 3 DE AGOSTO DE 1892

Almirante Brown, Almirante D. Daniel

Solier.

DE LA REPÚBLICA

Comandante C. F. T. Domec García.