Lógica by Dr. Andres Piquer - HTML preview

PLEASE NOTE: This is an HTML preview only and some elements such as links or page numbers may be incorrect.
Download the book in PDF, ePub, Kindle for a complete version.

4.

disc

. 7. §. 14.]

[11] Poco tiempo despues de Verulamio empezó á florecer CARTESIO, que essin disputa el que traxo mayor mudanza que otro ninguno á las cosas dela Filosofía. Era Cartesio Soldado de profesion, su ingenio agudo,penetrante, la imaginacion fecundísima, el ánimo sumamente libre éinclinado á las cosas filosóficas. Si á todas estas dotes hubieraañadido un buen juicio, y una constante aplicacion en instruirse con elestudio, hubiera podido igualarse con los mas aventajados Filósofos dela antigüedad.

Sus escritos principales son: las

Meditaciones

, ladisertacion del

Método

, el tratado de las

Pasiones

, y los

Principios de la Filosofía.

Como tuvo varios contradictores respondióá algunas objeciones que le hicieron, y escribió Cartas á hombresdoctos, en que declaró algunas cosas de las que habia escrito en estostratados. Como mi instituto aquí no es tratar de propósito de la vida yescritos de los hombres de letras, sino solo poner lo que ha contribuidoá las mayores mutaciones que se han hecho en la Lógica, por esobrevemente insinuaré las mudanzas que Cartesio ocasionó en ella y enalgunas otras partes de la Filosofía, sacándolo de lo que él mismo diceen sus propias Obras. Es preciso advertir aquí, que no se puede dar unpaso seguro en el juicio que se hace de los Autores, si no se tienepresente el caracter del siglo en que vivieron, porque es tanta lainfluencia que este tiene en los hombres de letras, que arrastra á susestilos los mayores ingenios. Con dificultad se encuentran hombres tanamantes de la verdad, que por ella desprecien su propia gloria, suestimacion y sus conveniencias; y como estas cosas en cada siglodependen de cierto rumbo, estilo, y dominacion de estudios que hacen sucaracter, de ahí nace que allá se vayan no solo el vulgo de losliteratos, sino tambien muchos de los que pueden levantarse en su modode filosofar mas allá que el comun de ellos. Nuestros Españoles, entrelos quales son muy señalados LUIS VIVES, PEDRO CIRUELO, y GASPARCARDILLO DE VILLALPANDO, mucho antes que VERULAMIO escribieron contra laFilosofía de las Escuelas, mostrando su insubsistencia y poca solidéz.Despues hizo lo mismo Verulamio, cuya doctrina, aunque derivada denuestras gentes, es la que conmovió los ánimos para desamparar laFilosofía Escolástica, y por varios caminos hallar otra nueva con laregla de no ir á buscarla en los antiguos, los quales por lo comuntenian en gran desprecio.

Confundíase entonces la Filosofía de lasEscuelas, llamada

Aristotélica

, con la verdadera doctrina deAristóteles, por donde envolvian las dos cosas en igual desprecio, ydieron los Escritores mas famosos en hablar mal de Aristóteles, creyendoque ese era el modo de acabar con la Filosofía Escolástica. A losprincipios del siglo décimoseptimo, en que los escritos de Verulamioestaban ya bien esparcidos, no habia hombre de buen ingenio que no sepicase de fundar por sí una Filosofía, y se entregaron con tantalicencia á introducir cosas nuevas, que no hay monstruosidad niextravagancia, que con título de

Inventos

y nuevos sistemas no se hayapublicado y recibido.

[12] Refiere Cartesio sus estudios, viages, y el modo que tuvo en fundarsu Filosofía con mucha extension al principio de su Disertacion delMétodo; y dando por inútiles los conocimientos que adquirió en susperegrinaciones, y quanto le podian sugerir los Autores de qualquieraclase que fuesen, se resolvió á ser Autor original de la Filosofía,estableciendo la máxîma, que mejor lo puede hacer eso un hombre solo debuenas luces que muchos juntos. Con esto formó dos famosos sistemas:uno físico para explicar las obras de la naturaleza corporea: otrointelectual para mostrar las del entendimiento. El sistema físico,aunque por la corriente del siglo fué primero aceptado y defendido de lamayor parte de los Filósofos, tuvo despues tales impugnadores, que juntoesto con su insubsistencia, le han dexado caer del todo. En el sistemaintelectual ha sucedido al contrario; porque sin embargo de queCartesio, poco instruido en la Filosofía antigua, confundió las nocionesmentales pertenecientes á la Metafísica

con las de la

Animástica

, yestas con las de la

Lógica

, la mayor parte de los Escritores de Lógicaen estos tiempos guardan la misma confusion, mezclando indiferentementelos principios de las Artes, y queriendo que á título de Lógica se sepantodas, sin cuidar despues de instruirse de cada una de ellas. De laLógica no escribió de propósito, solo sí hablando de la de las Escuelasdixo: "Que las formas de los sylogismos y casi todos sus preceptos, notanto aprovechan para averiguar las cosas que ignoramos, como paraexponer á los demas las que ya sabemos, ó, como lo hace la Arte deLulio, para hablar mucho y sin tino lo que no sabemos[a]." Para suplirla muchedumbre de preceptos, de que suponia llena la Lógica, determinóestablecer quatro reglas como suficientes para gobernar su entendimientocon el firme propósito de no desampararlas en toda la vida. La primeraregla es:

No tener jamas por verdadero sino lo que llegase á conocerque lo era con toda certeza y evidencia

. La segunda:

Que las dudas quese ofreciese exáminar habia de dividirlas en tantas partes quantasjuzgase convenientes para resolverlas con mas comodidad

. La tercera:

Colocar los pensamientos con orden para la averiguacion de la verdad,empezando por las cosas mas simples y mas fáciles de entender, paracaminar como por grados al conocimiento de las mas difíciles y mascompuestas

. La última:

En el exámen de los medios para alcanzar laverdad

, y en la averiguacion de las partes de las dificultades señalarperfectamente cada una de las cosas, poner la mira en todas, de maneraque pudiera estar cierto de no haber omitido nada_ [b]. A estas reglasse reduce toda la Lógica de Cartesio, las quales sin duda ninguna fueronpropuestas por Aristóteles, no todas en la Lógica, porque no todaspertenecen á ella, sino parte en los Analíticos postreros

, quandotrata de la demostracion, parte en la

Metafísica

, y alguna vez en la

Física

. Añadió Cartesio á estas reglas de su Lógica otras máxîmasnotables, como que antes de filosofar de una cosa, aunque sea la mascierta y evidente, debe el entendimiento empezar dudando de ella, demodo que pide se dude por un poco de tiempo de la exîstencia de Dios, yde uno mismo, para buscar con estas dudas un principio fixo, que eseste:

Yo pienso: luego exîsto

[c]. Dexo las innumerables impugnacionesque esto ha tenido, y solo advierto, que esta máxîma ha renovado ennuestros dias un scepticismo peligrosísimo. Era otra máxîma Cartesianala ninguna fé que se ha de dar á los sentidos con el título de que estospueden engañarnos [d]. De esta han nacido tantos sistemas de Física tanextravagantes y ridículos, de que estamos hoy oprimidos, porqueabandonada la observacion, y entregados los hombres á lo que se lespresenta en su entendimiento, han tomado por obras de la naturaleza losdesórdenes de su fantasía. Fué Cartesio el que introduxo las Ideas

para significar las nociones mentales, con tal variedad en lasignificacion de la voz Idea

, que unas veces la toma por solo lasrepresentaciones de la imaginativa, otras veces por toda especie deconocimiento [e]. De este estilo Cartesiano ha nacido la ruidosa éimpertinente qüestion de las ideas innatas

; y como Cartesio escribióen Frances, y sus Obras al principio fueron generalmente recibidas, launiversal introduccion de la lengua Francesa ha hecho que con sumaconfusion de los actos mentales se expliquen todas las operaciones delentendimiento por la voz Ideas

. Se ha seguido tambien el inconvenientede trastornar la comunicacion filosófica de los modernos con losantiguos, porque estos para explicar las cosas intelectuales no sevalieron de la voz Ideas

. Las ideas de Platon sobre ser confusísimasno tienen conexîon ninguna con las Cartesianas. FEYJOÓ

lo ha dicho muybien en estas palabras: "Otros muchos robos literarios (dice) imputaroná Descartes algunos enemigos suyos, entre los quales se cuenta, que todolo que dixo de las ideas lo tomó de Platon.

Pero valga la verdad: no hayni aun rastro de semejanza entre lo que el antiguo Griego y el modernoFrances escribieron sobre esta materia[f]." Tambien fué máxîmaCartesiana el que los brutos son puras máquinas, lo que dixo tambien delhombre, aunque admitia alma racional puro espíritu. El daño que estamáxîma ha traido á la Religion, renovando el Materialismo, y á laFísica, pretendiendo que las operaciones del cuerpo humano todas sepueden hacer por las afecciones mecánicas[g], es increible, como lo hemostrado en el

Discurso del Mecanismo

. El exceso (el buen uso lealabaré siempre) con que se aplican hoy las Matemáticas á las Ciencias,tambien ha venido de Cartesio. Tuvo este mucha inclinacion á laGeometría, embebecido de sus demostraciones: colocó la esencia de lamateria en la extension; y siendo la quantidad el objeto de lasMatemáticas, le fué facil trasladarlas á toda la Física, pues en toda lanaturaleza no admitia mas que materia y afecciones mecánicas. Así que,el aplicar las Matemáticas á las cosas quando se tiene por objeto laquantidad de ellas, es del caso: el usar de estas Ciencias, queriéndolastrasladar á las innumerables cosas de la naturaleza, que ni dependen, niestan necesariamente conexâs con la quantidad, es desquiciarlas,apartándolas de su instituto: cosa que tambien he tratado en el citado Discurso del Mecanismo

. De lo dicho se deduce, que pocos literatos secobijan hoy con el nombre de Cartesio, pero que los mas no siguen otraLógica que la suya. ¡Oxalá, que como se le sujetan en lo que pudieranomitir sin hacerles falta, lo hicieran tambien en la piedad con que sesubordinó á las verdades reveladas! "Hemos de fixar en nuestra memoria(dice) como regla inviolable, que las cosas que Dios nos ha reveladose han de creer como las mas ciertas; y aunque la luz de la razon, aunla mas clara y evidente, pareciese sugerirnos cosa distinta, debemossujetar nuestra creencia á sola la autoridad divina mas que á nuestropropio juicio[h]::: y teniendo por cosa averiguada, que las verdadesque Dios ha revelado exceden la capacidad del ingenio humano, temieracaer en el crimen de temerario, si intentase llevarlas al exámen de miflaca razon[i]."

[Nota a:

Dissert. de Meth. pag. 11. edic. de Amsterd. de 1656

.]

[Nota b: Cartes.

loc. cit. pag. 12.

]

[Nota c:

Princip. Philos, p. 1. pag. 2.

]

[Nota d:

Princip. Philos. p. 2. pag. 25.

]

[Nota e:

Princip. Philos. p. 1. pagin. 5. & respons. ad object.secundam pagin. 85.

]

[Nota f:

Theat. Critic. disc. 12. §. 4. numer. 11.

]

[Nota g:

Dissert. de Meth. pagin. 35. y siguient.

]

[Nota h:

Princ. Philos. p. 1. n. 66. pag. 23.

.]

[Nota i:

Dissert. de Meth. pag. 5.

.]

[13] Al mismo tiempo que Cartesio, vivía PEDRO GASENDO, que en algunascosas discordaban, y se escribieron algunas cartas principalmente sobrelas meditaciones Cartesianas, que no agradaban en todo á Gasendo. Fuéeste tambien Frances, Eclesiástico, y Canónigo de la Iglesia de Diñe enProvenza.

Escribió muchas Obras y todas muy eruditas, porque eraincomparablemente superior á Verulamio y á Cartesio en el conocimientode la antigüedad y en la erudicion. Hablarémos de dos solamense quehacen á nuestro propósito. La una tiene este título:

Exercitationesparadoxicae adversus Aristoteleos

. El designio de esta Obra es mostrarprimero la insuficiencia, liviandad, y poca subsistencia de la FilosofíaAristotélica de las Escuelas, despues cargar contra Aristóteles, contrasus Escritos, y contra su doctrina. Escribió estas Exercitacioneshallándose descontento de la Filosofía, y cobrando ánimo con lo que leyóen Luis Vives, en Charron, en Ramo, y Pico Mirandulano, segun él mismolo refiere [a]; bien que yo añadiría á Verulamio aunque no le nombra,porque veo que en su Lógica trata de él con extension, y alaba mucho susmaneras de pensar, las quales, como hemos visto, tiraban á destruir laFilosofía Aristotélica, y introducir la libertad filosófica. La fuerzadel siglo, que estaba en su vigor, arrebató á Gasendo, que era mozoquando escribió estas Exercitaciones, y le hizo prorrumpir enexpresiones, que desaprobaba despues quando era viejo [b]. Esta Obra deGasendo no añade casi nada á lo que habian dicho los que tomó pormaestros: solo se distingue en que la escribió en tiempo mas libre, yen que ya se habia perdido el miedo á los Aristotélicos. En el Libroprimero, Exercitacion tercera, trae á la larga el lugar de Luis Vivessobre la mala traduccion que Averroes hizo del texto de Aristóteles, yquien haya leido atentamente lo

de corrupta Dialéctica

de Luis Vives,poco hallará que aprender en esta Obra de Gasendo, en la qual añadióinnumerables cavilaciones, ya reprehendiendo el método Aristotélico, yabuscando con ansia contradicciones: cosa que qualquiera puede hacer conlos Escritores mas acreditados del mundo. Ha tenido varios impugnadoresde este tratado, entre los quales es digno de verse FACCIOLATO, que consu acostumbrada moderacion manifiesta algunas equivocaciones de Gasendo[c]. Hizo este profesion de Scéptico y Pyrrhónico, no queriendo que lotuviesen por Dogmático [d]. En aquel tiempo sucedió á muchos hombres debuen ingenio lo mismo que á una tropa de gentes, que en una nocheobscura se convienen en dexar un camino, porque todos le tienen por pocoá propósito para llevarlos adonde van; pero ignorando por donde han deir, cada uno toma el suyo, y todos se apartan igualmente de la senda quelos conduciria al término deseado. Ya Gasendo en edad mas maduraresolvió dexar el scepticismo y tomar partido; y no pudiéndolo hacer enAristóteles, ni en Cartesio, porque al uno le habia impugnadofuertemente, y del otro no gustaba, echó por el medio y se acogió áEPICURO, á quien tomó por Xefe de su doctrina, sucediéndole lo que áotros muchos que han hallado gran facilidad en derribar las Artes, ypoco acierto en reedificarlas. ¿Quién hay que no sepa los enormísimoserrores de Epicuro, así en lo Físico como en lo Moral? Quiso Gasendoenmendarlos, como algunos dicen, christianizándolos

; pero es tanimposible componer el epicurismo con la Religion Christiana como juntarla luz con las tinieblas. Lo que ha logrado Gasendo con sus trabajos esabrir el camino á los Deistas y Naturalistas de estos tiempos, que sinnombrarle no siguen otras máxîmas que las impiedades de Epicuro.Gasendo estuvo muy lejos de pensar esto, porque fué piísimo, de grancandor, y defensor acérrimo de la Religion Christiana; pero el deseo degloria, el amor á la novedad en un tiempo en que no se tenia por hombrede provecho el que no inventase alguna cosa nueva, fué motivo de suextravío y extravagante resolucion de promover la Filosofía de Epicuro.Lo menos disonante que trabajó fué la Lógica. Antes de tratar de estaArte pone reducidas á compendio las Lógicas de Zenon, de Euclides, dePlaton, de Aristóteles, de los Estoicos, de Epicuro, de Raymundo Lulio,de Pedro Ramo, de Verulamio, y de Cartesio: explica el origen de laLógica, trata de la verdad, de su criterio: esto es, del juicio que seha de hacer de ella, del modo con que la han impugnado los Scépticos yla han defendido los Dogmáticos; con otras advertencias, propuesto todocon buen estilo y erudicion exquisita, de modo que este es el manantialdonde han bebido las Lógicas mas modernas, copiando la erudicion, comoque sus Autores se muestran inteligentes en las Lógicas de los antiguos,sin haberse tomado el trabajo de leerlas en sus fuentes. Poco ha decostar á los curiosos hacer el cotejo de lo que traen Corsini, elGenuense, y Vernei acerca de esto en los preliminares de sus Lógicas.Quando llega el caso de establecer Gasendo sus Instituciones Lógicas,las divide en quatro partes, es á saber: de la simple imaginacion,proposicion sylogismo, y método

. Trata de cada una de ellas sentandociertos

cánones

como reglas fixas, á los quales añade explicacionespara su inteligencia. No desamparó del todo aquí el Epicurismo, aunquese extendió mucho mas que Epicuro, á quien los mismos antiguos notuvieron por Lógico. Algunas cosas buenas hay en esta Lógica de Gasendo:pero por la misma novedad que quiso darle, confundió los asuntos demanera, que atribuye á la imaginacion algunas operaciones del ingenio, yconfunde lo que es de la Metafísica (este es vicio general de losmodernos), y otras Ciencias con la Lógica. Es digno de notarse lo quedice de Aristóteles y su Lógica: "No puede negarse que el método de bienordenar los pensamientos se debe á Aristóteles: justicia que se le debehacer por haber inventado y publicado el Arte de, los sylogismos.Ninguno antes habia observado ni enseñado, que la necesidad de laconclusion depende de la union de los extremos de las premisas con elmedio, quando es afirmativa, ó en la desunion si es negativa::: Así queAristóteles fué el único, que sucediendo á Platon y á otros, tomó á sucargo la diligencia, digna de su saber, de separar las cosas quepropiamente perteneciesen á la Lógica, y con ciertas reglas y Fórmulasreducirlas á Arte [e]."

[Nota a:

Praefat. in Exercit. Paradox. oper. tom. 3. pag. 99

.]

[Nota b: Véase Morhof.

Polyhist. tom. 2. lib. 1. cap. 12. pag. 67

.]

[Nota c:

Acroas. I. pag. 6. & Acroas. II. pag. 138

.]

[Nota d:

In Praefatione citata, página 99

.]

[Nota e: Gassend.

Logic. lib. 2. cap. 6. pag. 88

.]

[14] NICOLAS MALLEBRANCHE poco despues de Gasendo empezó á darse áconocer como uno de los mas esclarecidos modernos. Fué Presbítero delOratorio en Francia: escribió varias Obras, entre las quales la masnotable es

la Inquisicion de la verdad

. Trata en ella al principio

delos sentidos y imaginacion

: despues del

entendimiento puro

: de allípasa

al método

, y concluye con ilustraciones de las materias de estostratados, y respondiendo á las objeciones que se le habian hecho. Los

entretenimientos metafísicos

vienen á coincidir con esta Obra.Mallebranche fué Cartesiano puro, y en el entusiasmo filosófico, y laficcion excedió á Cartesio. Con su mucha meditacion propuso algunasmáxîmas que pueden ser útiles á un Filósofo Ecléctico, y por ellas seve, que si Mallebranche sin atarse á sistema ninguno, leida laantigüedad, quitada la preocupacion, que la tuvo muy grande, contraAristóteles, y la que mantuvo á favor de Cartesio, se hubiera dedicado ála Filosofía, acaso habria adelantado en ella con aprovechamiento delpúblico. Mas ahora lo que ha sucedido es, que de la extravagancia de sussistemas han tomado motivo algunos modernos para errar en la Filosofía yen la Religion; porque si bien se mira, los sectarios del tiempopresente son una casta de Eclécticos de mala condicion, pues andantomando de todos los modernos, y de los antiguos, que coinciden conellos, quanto les hace al caso para hacer una junta de errores; al revesde los buenos Eclécticos, que entresacando las doctrinas de todos losFilósofos, procuran hacer una junta de verdades. Mallebranche apocó laverdad, que se puede alcanzar con los sentidos, tanto, que persigue álos que se valen de la experiencia[a], en lo qual hizo mucho perjuicioá la Física, abriendo el camino para que cada uno se formase un sistemaintelectual á su gusto para entender la naturaleza; bien que eldesprecio que hace de los sistemas y la pintura de los sistemáticos, ysus preocupaciones, son dignas de leerse[b]. Estas desigualdades, que senotan en Mallebranche y otros tales, vienen de que son vagos en laFilosofía, y á veces es la razon la que gobierna la pluma, y por locomun es el entusiasmo. Quiso probar que nosotros vemos las cosasexternas en Dios[c], porque estamos unidos muy estrechamente con él:pensamiento extravagante, que traxo mucha turbacion entre los literatos,y dió motivo á que tomase cuerpo el vanísimo sistema de aquellos que noadmiten verdadera existencia de los cuerpos [d], cosa que he propuesto,é impugnado en mi Física

[e]. Ni en estas, ni en otro ningunentusiasmo de los muchos que trae Mallebranche dixo cosa nueva, porquetodo se halla en la antigüedad con mas, ó menos expresion, como lo hademostrado poco ha el anónimo Ingles, Autor de las

Inquisiciones delorigen de los descubrimientos atribuidos á los modernos

, Obra muy ápropósito para conocer que es muy poco lo que han adelantado losmodernos sobre lo que habian establecido los antiguos. Tambien promovióMallebranche el sistema Cartesiano de las causas ocasionales

, en que átodas las criaturas se les quita la virtud de causas eficientes, dexandola eficacia de obrar solo en Dios[f]. En mi

Física

he impugnado estesistema, porque es asidero á varias suertes de Sectarios para mantenersus errores contra la Religion. LEIBNITZ confiesa[g], que hay pocospasos que dar del sistema de las causas ocasionales de Mallebranche á su

Harmonía praestabilita

, la qual es otra extravagancia, que heimpugnado extensamente en mi Filosofía Moral

. De Lógica no ha escritonada Mallebranche; y con suma impropiedad los últimos Escritores deLógicas trasladan á ellas sus máxîmas que pertenecen todas á laMetafísica, Animástica, y Teología: vicio que resplandece mucho en elGenuense que tiene por Lógica la Obra de Mallebranche de que aquítratamos[h]. Entre los mismos modernos ha tenido muchos y fuertesimpugnadores, de modo que ya hoy entre los verdaderos Filósofos nohallan apoyo los entusiasmos de Mallebranche.

[Nota a:

Recherc. de la verité, tom. 1. lìb. 2. part. 2. chap. 8. pag.434. edic. de París de 1735

.]

[Nota b:

Loco citato, cap. 7. pag. 426

.]

[Nota c:

Tom. 2. lib. 3. part. 2. cap. 6. pag. 95. y sig

.]

[Nota d:

Tom. 3. lib. 6. p. 2. c. 6. pag. 222

.]

[Nota e:

Trat. 2. cap. 4. num. 51. y sig

.]

[Nota f:

Tom. 3. lib. 6. part. 2. cap. 3. pag. 111. y sig

.]

[Nota g:

Oper. tom. 5. pag. 13. edic. de Ginebra de 1768

.]

[Nota h:

Art. Logic. proleg. §. 41. pag. 17. edic. de 1766.

]

[15] Es preciso aquí dar razon del exámen del

entendimiento humano

deLOCK, aunque esta no es obra de Lógica, sino Animástica y Metafísica; yestan equivocados los que quieren reducir á Lógica los escritos quetratan de propósito de las operaciones del entendimiento, de las qualessolo el raciocinio es objeto de esta Arte. Los demas actos intelectualestodos pertenecen á la Animástica, haciendo parte de esta Ciencia; bienque por razon de los objetos en que se emplean se traslada algunos á laMetafísica. El confundir entre sí estas cosas hace al pocoadelantamiento que hoy reyna en estas partes tan principales de laFilosofía. Tan lejos está esta Obra de Lock de pertenecer á la Lógica,que parece haberse escrito contra ella; porque no habiendo propuesto masque un capítulo del raciocinio, casi todo él se emplea en hacerdesprecio de los sylogismos y de su uso[a]. Es reparable en estecapítulo lo que trae Lock acerca de Aristóteles, porque despues dehaberle satirizado habla así: "No digo yo esto para disminuir en maneraninguna la autoridad de Aristóteles, á quien tengo por uno de loshombres mas grandes de la antigüedad, y con quien pocos se han igualadoen extension, sutileza, y penetracion de entendimiento, y en la solidezde juicio: asimismo, con haber inventado el pequeño sistema de lasformas de argüir, por donde se puede ver que la conclusion de unsylogismo es recta y bien fundada, ha hecho un gran servicio á lossabios contra aquellos que no tenian vergüenza de negarlo todo; yconvengo sin dificultad que todos los buenos razonamientos se puedenreducir á las formas sylogísticas[b]." Es cierto que hay en esta Obrade Lock muchas cosas buenas mezcladas con otras que no lo son, de suerteque se puede comparar á una Oficina donde se despachan al igual elveneno y la triaca. Débese alabar la frente que hizo á los Cartesianos,á sus ideas innatas, y á sus cavilaciones mentales, renovando elprincipio de las Escuelas tomado de Aristóteles: Nihil est inintellectu, quod prius non fuerit in sensu

. Tambien debe estimarse elotro ramo de conocimiento fuera del que se toma de los sentidos, el qualconsiste en la

reflexîon

; pues estas cosas bien entendidas, que son elfundamento de toda la doctrina de Lock, ilustran mucho una materia tanobscura, como es la de las operaciones del entendimiento. En laexplicacion de estas máxîmas trae este Autor reflexîones profundas,bellas, y útiles á quien sepa hacer de ellas buen uso; pero mezclaotras, que no pueden adoptarse sin faltar á la Filosofía y á laReligion. De esto ha nacido el que Lock tuviese muchos contradictores,entre los quales es muy señalado Leibnitz, que gustaba de algunas cosasde esta Obra, y le desagradaban muchas: es verdad que se convenian enalgunas opiniones, y se oponian en otras. El Padre GERDIL BARNABITAescribió un tomo para probar la inmaterialidad del alma contra Lock; ysi no hubiera adoptado para esto el sistema Cartesiano, ni hecho elempeño de defender á Mallebranche, su Obra fuera digna de mayorestimacion. Algunos han querido que Lock fuese Autor original, como quelo que hay en su Obra del entendimiento humano no se halla en otraparte[c]; pero el Anónimo Ingles, que antes hemos citado, demuestra quelos fundamentos principales de la doctrina de Lock están en losFilósofos antiguos, especialmente en Aristóteles y en los Estoicos[d].Como quiera que sea, el que esté bien versado en la antigüedad, nohallará novedades en la doctrina de Lock, sí solo mayor ilustracion enalgunos puntos, y por eso es recomendable su letura, con tal que seprocuren evitar los errores que pueden nacer de ella. De la pesadez deestilo, de las molestas repeticiones de una cosa misma, de lo difuso encosas claras, de la falta de exemplos en las obscuras, y otros defectosá este modo, que se notan en la Obra de Lock, no hablamos aquí, porqueno pertenecen á nuestro asunto: solo advertimos que en materias deReligion, y en lo que se toca de la inmaterialidad del alma ha escritosegun su preocupacion, no segun los principios de una buena Animástica.

[Nota a:

Lib. 4. cap. 17. pag. 557. edic. de Amsterd. de 1742.

]

[Nota b: Lock

loc. citat. pag. 560.

]

[Nota c: Bruckero

Hist. Philos. tom. 5. pag. 609.

]

[Nota d:

Tom 1. cap. 1. pag. 18. y sig.

]

[16] Aunque todos estos fundadores de la Filosofía moderna hablaron dela Lógica, convenidos en vituperar la de las Escuelas, con todo ningunode ellos (salvo lo poco que hay en Gasendo) escribió Lógica depropósito. Mr. ARNAUD, ya fuese solo, ó ayudado de sus compañeros dePuerto-Real, poco mas de la mitad del siglo pasado, publicó una Lógicacon el título: Arte de pensar

, que como halló los ánimos dispuestos ádespreciar la antigüedad y á recibir qualesquiera novedades por unaparte, y por otra este libro les alhagaba el gusto, fué generalmenterecibido con grande aceptacion, tanto que en breve se hicieron muchasediciones, se trasladó á la lengua Latina, y los que escribieron CursosFilosóficos no pusieron en ellos otra Lógica que esta, con solas algunasmutaciones, que mas sirven de adorno que de alterar la sustancia. Comoesta Lógica está tambien traducida en Castellano, y todo el mundo tienenoticia de ella, no hay necesidad que yo explique por menor lo quecontiene; solo sí juzgo conveniente poner algunas advertencias sobreella, para que nadie se entregue á su letura sin el debidodiscernimiento. El

Arte de pensar

es una Lógica puramente Cartesiana,mas Metafísica que Lógica, llena de exemplos de Moral, Física, Teologíay otras Ciencias; de manera, que es menester primero entender á estasque leer este libro, porque si no es de este modo, los exemplos que setoman de estas Artes se tuercen al Cartesianismo con perjuicio de laverdad. Síguese de esto otro inconveniente, que aquí se hacen las demasCiencias servir á la Lógica, quando esta Arte se ha establecido paraservir á las otras, y por eso es transcendental á todas las Artes yCiencias. Los continuos defectos que con estudio procura descubrir enAristóteles, aunque no siempre lo hace con toda exâctitud, producen dosmalos efectos: el uno retraer á los Lectores de la lectura de esteFilósofo, sin la qual no puede haber perfecta Lógica: el otro atraherlos ánimos á la Filosofía Cartesiana, que en todas sus partes, así en lofísico, como en lo intelectual, es sistemática y poco apreciable. Eldesprecio que hace de las categorías Aristotélicas[a]: el poner laesencia del cuerpo en la extension[b]: el tener por obscuras lasnociones de las qualidades sensibles, como calor, frio,

&c.[c]: elponerse como inventor del modo de conocer la bondad de todos lossylogismos[d], y otras muchas cosas á este modo, no solo son agenas dela verdad, sino perjudiciales á las ciencias respectivas á quepertenecen, como lo conocerán los que estén debidamente instruidos enestas cosas, y fuera facil mostrarlo si correspondiese á nuestro asunto.El Autor del

Arte de pensar

ha puesto al principio de su libro dosDiscursos: el uno para manifestar que la extension de noticias de suLógica es necesaria para que esta Arte no sea esteril, como era hastaaquí, y dexar el entendimiento ilustrado con ellas. Pero estos finesgenerales no se han de lograr con la Lógica, cuyo destino no es ese,sino con el estudio bien fundado de las Ciencias. El otro Discurso espara responder á las objeciones, y en especial á la que se le hizo delmal uso de los exemplos. En la realidad no satisface á este reparo elAutor de esta Lógica, ni ha podido estorbar que despues de susrespuestas continuasen en impugnarla algunos Escritores inteligentes[e].Solo resta poner lo que dice en favor de Aristóteles en este Discurso[f]despues de haberle hollado extremadamente en su Lógica: "Es cierto(dice) que Aristóteles en la realidad es de un entendimiento muy vasto ymuy extendido, que descubre en los asuntos que trata un gran número deconexîones y conseqüencias … y sin embargo de la confusion que sehalla en sus

Analíticos

, debemos confesar, que casi todo quantosabemos de reglas de Lógica es tomado de allí." Esta confesion eslegítima, porque lo que hay en el

Arte de pensar

, que pertenezcaverdaderamente á la Lógica, todo está en Aristóteles: lo demas que selleva la mayor parte, y pudiera haberse excusado, es de Cartesio, y dealgunos sectarios suyos.

[Nota a:

Part. 1. cap. 3. pág. 59. edic. de la Haya de 1700.

]

[Nota b:

Cap. 7. pág. 76.

]

[Nota c:

Cap. 9. pág. 93.

]

[Nota d:

Part. 3. cap. 10. pág. 308.

]

[Nota e: Véase Amort

Philos. Polling. pág. 546. y siguient. edic. de

Augus. de 1730.

Bruckero

tom. 5. pág. 588.

]

[Nota f:

Pág. 31. y 32.

]

[17] Como el

Arte de pensar

agradó tanto á los Filósofos, los quedespues han escrito Cursos de Filosofía, por la mayor parte no han hechootra cosa que copiarle, sin otra diferencia que mudar en algunos puntosel orden, algunos exemplos, y los adornos del estilo, erudicion, y otrostales, que cada uno los ha puesto segun su estudio é inteligencia. Estees el juicio que ha de hacerse de la Lógica de PURCHOT, CORSINI, BRIXIA,y otras muchas de que estamos hoy inundados, de las quales, dado que sepuede tomar alguna cosa, se ha de considerar como original el

Arte depensar

. De la Lógica de HEINECCIO no hago mencion, pues por su nimiabrevedad, demasiada division de asuntos, extravío á materias que no sonde Lógica, poco fundamento para radicarse en los principios, y no añadircosa ninguna á los Escritores propuestos, no debe mirarse como ápropósito para la instruccion, sino como un compendio de noticiasliterarias, que le importe á uno volverlas á la memoria despues que lasha sabido. ¿Quién creyera que CLERICO (

Le-Clerc

) no habia de hacerotra cosa en su Lógica que copiar en lo principal el Arte de pensar

, yañadir algunas cosas de Mallebranche y de Cartesio? Lo que se debe notaren la Lógica de Clerico es, que los mas de los exemplos los toma de laTeología, y como era sectario de los Socinianos, con mucha maña procuraintroducir con título de Lógica los errores de su secta, de los qualesestá llena, y es bien lo adviertan los lectores para no dexarsesorprender de estos engaños. Gloríase de ser el único que ha hallado elmodo de conocer la bondad de los sylogismos sin las reglas, quecomunmente se trahen para eso[a]. La novedad que intenta introducir sereduce á aclarar bien los vocablos, y á entender lo que contienen laspremisas y la conclusion[b]. Lo de los vocablos lo trató Aristótelescon tanta extension, que en la enumeracion de los sofismas puso unabuena parte de ellos en las voces, ponderando la necesidad que hay deaclararlas, para que se sepa el sentido en que se toman en qualquieraargumento.

El entender las verdades que encierran las proposiciones deun silogismo no toca á la Lógica, sino á las demas Ciencias, á quienespertenece el asunto respectivo de cada proposicion. Así que por laLógica no sabemos si hemos de negar ó conceder las proposiciones delsylogismo, porque ese conocimiento nos viene de otras Artes; le tocasolo ver si la formacion del sylogismo es conforme á las reglas quemuestran su buena constitucion, no debiéndose confundir la ciencia

conel

modo de saber

. Fué Clérico contencioso, satisfecho, despreciador delos hombres mas grandes, sin reparar en atribuirles lo que no dixeron, ótorcerlo á sus designios, como lo hizo con San Agustin y San Gerónimo, yse echa de ver en las contiendas que tuvo con GUILLERMO CAVE, PEDROBAYLE, y otros Filósofos de su tiempo. Como este Escritor fué erudito,harto versado en la antigüedad, y no poco instruido en las cosas de losmodernos, ha dado á sus escritos unos adornos que atraen á los que separan en la superficie de las cosas sin sondearlas.

[Nota a:

Ratio vero solvendorum sine regulis syllogismorum, easimplicissima licet atque ex ratiocinationis natura petita, à nemine,qualis hic describitur, quem equidem norim, tradita fuerat.

Cleric.

Oper. Philos. tom. 1. praefat. edic. de Amst. de 1722.

]

[Nota b:

Logic, part. 4. c. 5. t. 1. pág. 215.

]

[18] Con dificultad se hallará obra de Lógica mas extensa que la deWOLFIO. Este Escritor, siempre prolixo, ha hecho con título de Lógica unvolumen que encierra innumerables cosas, porque trata en el DiscursoPreliminar de la Filosofía y todas sus partes: despues en lo interior dela obra, ademas de lo que puede tocar á la Lógica, trata con extensionmuchísimos puntos de Metafísica, Animástica, y mixtos de estas Cienciascon la Etica y Teología. Algunas cosas buenas hay en esta obra, que notanto pertenecen á la Lógica como á otras Artes; y con haberse propuestoel designio de exponer en el Discurso Preliminar el fin que se proponiaen su obra, para eso solo ha empleado ciento y sesenta y ocho párrafos,sin contar los escolios que van al pie de ellos. De esto se puedeinferir qué será lo demas.

El método que usa es el geométrico, que notiene lugar en todas las partes de la Filosofía por los inconvenientesque explicamos en esta obra, hablando del

método

. Pero como veo quehoy se hace gala de aplicar el método geométrico á todas las cosas,entre las quales hay muchas que no le admiten bien, no puedo escusar deproponer aquí las palabras de Mr.

ALEMBERG, cuya autoridad losaficionados á lo moderno no dexarán de recibir con aprobacion.

"Sería,dice, el mayor de los errores el imaginar que la esencia de lasdemonstraciones consista en la forma geométrica (que solo es accesoria ycomo la corteza) con una lista de difiniciones, axîomas, proposiciones,y corolarios. Esta forma es tan poco esencial á la prueba de lasverdades Matemáticas, que muchos Geómetras modernos la han abandonadocomo inutil. Con todo eso, hallando algunos Filósofos este aparato comoá propósito para engañar (sin duda porque los habia engañado á ellosmismos), le han aplicado indiferentemente á todas suertes de asuntos:han creido que raciocinar de esta forma era ajustado; pero han mostradopor sus errores, que en las manos de un espíritu falso, ó de mala fé,esta exterioridad matemática no es otra cosa que un medio de engañarsemas facilmente á sí mismo y á los otros. Se han llegado á poner figurasde Geometría en los tratados del alma: se ha reducido á

teoremas

elinexplicable enigma de la accion de Dios sobre las criaturas: se haprofanado el nombre de demonstracion

en un asunto donde aun lostérminos de

conjetura

y de

verosimilitud

serían casi temerarios. Asíque no es menester mas que echar los ojos sobre proposiciones tanorgullosamente calificadas para descubrir engaño tan grosero, paraquitar la máscara al Sofista revestido de Geómetra, y para convencerse,que los títulos son señal tan equívoca del mérito de las obras como delmérito de los hombres[a]". Para mayor desengaño del abuso que se hacehoy del método geométrico, aplicándolo á las Ciencias en que noconviene, es menester oír al mismo Wolfio, que es uno de los que le hanseguido con extremado teson en todas materias. "Por lo que pertenece áSPINOSA (dice) la que llama Ethica suya la dispuso segun el métodorecibido de los Geómetras con difiniciones, axîomas, proposiciones, ydemonstraciones; pero no se sigue de esto que haya procedido con métodofilosófico, explicando suficientemente los términos de cada difinicion,y no usando en las demonstraciones de otros principios que los queestuviesen bastantemente probados, y guardando la forma genuina de lasdemonstraciones, como era necesario para filosofar con buen método[b]".Este lugar de Wolfio sirve á un mismo tiempo para conocer el engañosomodo que tuvo Spinosa de propalar su

atheismo

, y para desengañarnos deque los escritos filosóficos que llevan los aparatos de los Geómetras nohan de ser recibidos sin exâmen, puesto que la verdad no se sujeta áestas apariencias.

[Nota a:

Elemens de Philosof. n. 5. tom. 4. p. 40. edic. de Amsterd. de1764.

]

[Nota b:

Logic. Disc. prelimin. §. 167. in schol. p. 64. edic. de

Verona de 1735.

]

[19] Es preciso decir alguna cosa de la Lógica de ANTONIO GENUENSE porandar hoy en manos de todos. Este Escritor es de varia leccion, y entodos los asuntos que trata la introduce, no siempre con la perspicuidadque es necesaria, porque le es comun amontonar noticias de Autoresantiguos y modernos en cada materia sin el discernimiento, que han demenester los Lectores para tomar partido. Es tambien sumamenteapasionado por los Filósofos modernos, porque continuamente estádeclamando contra la Filosofía antigua, y celebrando los Autores de lanueva. El método geométrico, que usa en su Metafísica, está sujeto átodas las imperfecciones que hemos notado en el párrafo antecedente, yestamos ciertos que ninguno se instruirá bien en los fundamentos de laFilosofía por la obra del Genuense: á los que ya estén instruidos, lesservirá de entretenimiento filosófico su letura por la variedad deespecies que lograrán con ella. Esto es aquí de paso: en otra obradarémos con mas extension la crítica de los escritos filosóficos delGenuense. En la Lógica le sucede lo mismo que á Wolfio, porquedifiniéndola

Arte que aumenta, forma, y rige la razon y el juicio en elestudio de la sabiduría

[a], se vé precisado á meter en la Lógica todaslas Ciencias, pues que todas aumentan, forman, y gobiernan el juicio yla razon. Efectivamente en su Lógica trata de todo, especialmente de la crítica

, y la mayor parte de los asuntos pertenecen á otras Artes, desuerte que sin el conocimiento de ellas no sirve esta Lógica, y lo queen ella se trae para las Ciencias no son mas que piezas sueltas paraformar hombres que hablen de todo con poca solidez y profundidad. Locierto es, que lo que hay de Lógica en esta obra es muy poco; pero loque en monton hay de otras Ciencias es muchísimo. Es verdad que hamostrado no gustar mucho de Wolfio, especialmente por no haber estejuntado la Crítica con la Lógica, y por haberse atado demasiadamente áLeibnitz[b]; pero el que coteje la Lógica del Genuense y la de Wolfioverá, que en la abundancia de asuntos, materias, y orden de tratados,tienen mucha semejanza y conformidad. Hablando de la Filosofía Eclécticadice, que es la mas principal para los Teólogos[c]. Mas convieneadvertir que el Eclecticismo es necesario en la Filosofía y demasCiencias humanas; pero de la Teología debe apartarse siempre, porque loscertísimos principios de la escritura y tradicion, en que ha defundarse, no dan lugar al Teólogo, como tal, para hacerse Ecléctico.Hablando de la Teología Gentílica y de las fuentes de donde ha detomarse[d], cita entre los antiguos Padres á Clemente Alexandrino,Eusebio, Arnobio, Lactancio, y San Agustin, advirtiendo que no siemprehablan como Filósofos, sino alguna vez como Oradores, y que deben leersecon esa advertencia. Al mismo tiempo alaba sumamente para esto á Vosio,Burnet, y otros tales, sin ponerles nota ninguna; y quisiera yo que estose hubiera hecho al rebes, porque quien haya leido á ClementeAlexandrino, á Lactancio, y á San Agustin sobre la Teología de losGentiles, conocerá que son originales de estos modernos, y que es muygrande la ventaja que les llevan en estos asuntos. Del mismo modo medisuena la alabanza que hace del

Espíritu de las leyes

, que dice serobra que excede con grandes ventajas á todos los sistemas políticos[e],porque demas de ser muy pomposa, debiera ir acompañada de losgrandísimos defectos que hay en ella, para que los Lectores seaprovechasen de lo bueno y evitasen lo malo. De Lactancio dice que hizoburla de los Antípodas, y que por eso ahora los niños se rien de él[f].A mí me parece, que si los niños se rien de Lactancio, los prudentes ledisculpan. Es digno de notarse lo que dice de los Escritores deMetafísica, es á saber, que con trabajo se hallará un Metafísico quehaya evitado, ó el fanatismo, ó el materialismo[g].

Esta advertencia poresta mano es muy apreciable por la aficion que este Autor tiene á losmodernos, cuyos tratados de Metafísica no se pueden leer sin esacautela. Tambien es digno de notarse lo que trae en estas palabras: "Enel presente siglo (dice) basta en una conclusion de Física citar áNEWTON, para que sin otro motivo se tenga por verdadera. Así sucedió enotro tiempo, que las inepcias de algunos sabios, de las quales DIÓGENESLAERCIO ha llenado sus libros, se alabasen. De aquí nace tambien, que unpoco de erudicion en los nobles y en las matronas se levanta hasta elCielo, quando en otros fuera ignorancia…. Los libros de la otra partede los montes son recibidos de los nuestros á ojos cerrados, como si elentendimiento y la razon se hubiesen ido á estár entre los Franceses ylos Ingleses, y nosotros hubiéramos quedado brutos[h]". Muy del casofuera que los nuestros, como lo hacen en otras cosas, creyeran en estoal Genuense.

[Nota a:

Ars Logico-Critic. Proleg. §. 9. pag. 3. edic. de 1766.

]

[Nota b:

Logic. Prolegom. §. 48. y 49. pag. 20. y lib. 2. cap. 5. §. 1.en la nota pag. 92.

]

[Nota c:

Logic. lib. 1. c. 6. §. 16. pag. 69.

]

[Nota d:

Logic. lib. 2. c. 5. §. 9. pag. 95.

]

[Nota e:

Logic. lib. 2. c. 1. §. 4. pag. 104.

]

[Nota f:

Logic. lib. 3. c. 1. §. 7. pag. 145.

]

[Nota g:

Logic. lib. 2. c. 5. §. 4. pag. 93.

]

[Nota h:

Logic. lib. 2. c. 3. §. 4. pag. 86.

]

[20] LUIS ANTONIO VERNEI, conocido entre los literatos con el nombre de Barbadinho

, ha hecho su Lógica en seis libros, en la qual sigue laspisadas del Genuense, con quien tenia comunicacion[a], de manera que enel método, asuntos, materias, y modo de tratarlas, son muy semejantes,bien que con la diferencia que el Genuense muestra estár mas instruidoen la antigüedad, que Vernei. Nada nuevo hay en esta Lógica voluminosa;y aunque en ella se tratan materias de todas las Artes, siendo así quees poquísimo lo que hay de verdadera Lógica[b], no hubo otro trabajo queel de copiar á otros modernos que han hecho lo mismo. La erudicion esmucha, pero acinada, y con señas de no haberse sacado de los originales,por donde es tumultuaria, desordenada, y de ningun modo á propósito parainstruir con fundamento á los Lectores; pero sí acomodada para llenarlesla cabeza de varias especies, y hacer que parezcan sabios sin serlo.Sobre todo es intolerable el desprecio que hace de los antiguos, y laciega deferencia á los modernos. En la Dedicatoria al Rey de Portugaldice: Que los modernos á lo menos son iguales, alguna vez superiores álos antiguos, porque ¿quién hay entre estos que en las Ciencias massérias nos haya dexado otra cosa que principios rudos y desordenados?

Pasa despues á hacer comparaciones entre la Lógica de Aristóteles y lade Gasendo, del Arte de pensar

, Du-Hamel, Regis, y otros semejantesmodernos, hallando sumos defectos en aquel, y grandes perfecciones enestos, y concluye: "Aunque todos se quejen he de decir que solo ellibrito de la Lógica de Heineccio, ó de Wolfio, si se atiende al orden,perspicuidad y utilidad de las cosas, excede en grande manera lasBibliotecas de Aristóteles, Teofrasto, y Chrisippo". Si Vernei probaselo que afirma, hiciéramos aprecio de esta y otras muchas cosassemejantes, que en tono de magisterio dexa sentadas; pero como el deciry no probar es voluntariedad, dexamos esas expresiones para que lasestimen y las sigan los que se precian de discípulos suyos, apreciandomas su Lógica que las máxîmas Bibliotecas de los Escolásticos. Despuesque Vernei en la prefacion de la edicion primera de su Lógica[c]

hamanifestado los defectos que hay en las Lógicas que salen en el presentesiglo y en las del pasado, sienta como máxîma aprobada por elconsentimiento de hombres doctísimos, que los principales documentos dela Lógica conviene introducirlos en los entendimientos tiernos, no porlos Maestros en las Escuelas, sino por las amas en la cuna

[d]. Paréceseá este consejo la advertencia que nos dá sobre Erasmo, Huecio,Scaligero, Vosio, Salmasio, Grocio y otros Escritores semejantes, losquales coloca en la clase de pedantes

[e]. Dexo los desprecios deAristóteles, continuados y repetidos en esta obra, porque estoy en lainteligencia, que con la aversion que tiene Vernei á la antigüedad, nole ha leido, y se echa de ver en la poca exâctitud con que refiere susopiniones. Quando trata del uso que se ha de hacer de la Lógica, despuesde haber encargado el exercicio en el

Arte de pensar

, en Purchot,Rohault, Mallebranche, amonestando que no se gaste el tiempo en losescritos de los Escolásticos, porque de estos se puede leer uno, ú otroquando no hay otra cosa que hacer, para sacar la utilidad de notar suserrores mas claros, dice, que se lea la Historia, especialmente lo queClérico en su Arte Crítica

ha dicho de Quinto Curcio, ó algunosHistoriadores Portugueses, como Osorio, Maffei, Faria, ó RodriguezCosta; y no contento con esto, para mayor exercicio en la Lógica,aconseja, que se lean las Oraciones de Ciceron, Perpiñan, Paleario, yotros semejantes, prometiendo que el que lo hiciere así ha de superar álos demas en muchos grados[f]. Fuera largo notar otras particularidadesde esta obra, y acaso saldríamos de nuestro instituto; lo que no puedoomitir es, que merece alabanza en advertir á los jóvenes "que muchos delos Autores que propone, como que han ilustrado la Lógica, son hereges,y que no los han de leer, sino segun lo que prescriben las leyes, yentonces con cautela: que no nos hace falta su letura,

porque quantobueno hay en ellos lo han puesto los Católicos en sus escritos

[g]".Tambien es digno de notarse, que este Escritor no gustaba del estilomatemático aplicado á otras Artes, y por este motivo reprehende áWolfio, sentando que su lenguage es inutil para instruir á losjóvenes[h]. Culpa tambien á Leibnitz, porque sentaba que la Filosofía nopodia tener las luces que necesita sin los principios de la Matemática,suponiendo que esto nacia de la preocupacion y demasiado amor á estaCiencia[i], por donde asegura que Gravesande, Keil, Wolfio y otrostales, que siguen el riguroso método geométrico, no son á propósito paralos principiantes[j].

[Nota a:

De re Lógica, lib. 1. c. 7. pag. 33.

]

[Nota b:

Nostra haec Logica quamvis morosis censoribus copiosavideatur, si rerum ordinem & praecepta consideramus, brevis sit … sipraecepta ab exemplis separentur, facilè apparebit, quàm paucispraeceptis contineantur innumerae res gravissimae quae hic traduntur,pag. 24.

]

[Nota c:

P. 20. edic. de Valencia de 1768.

]

[Nota d:

Verè ac summo doctissimorum hominum consensu hoc dico:praecipua Logices decreta non à praeceptoribus in schola, sed ànutricibus in cunabulis teneris mentibus instillari oportere, p. 21.

]

[Nota e:

De re Logica, lib. 6. cap. 1. §. IX. in nota, pag. 292.

]

[Nota f:

De re Logica, lib. 6. c. 5. p. 335.

]

[Nota g:

De re Logica, lib. 1. capit. 7. pag. 33.

]

[Nota h:

Lib. 1. cap. 7. pag. 31.

]

[Nota i:

Logic. lib. 1. pág. 32

.]

[Nota j:

De re Logica, lib. 6. c. 5. p. 335

.]

[21] Resta ahora informar á los lectores brevemente de lo que hemoshecho en esta Obrita. Se imprimió la primera vez mi Lógica año 1747; yno habiendo cesado yo en los 23 años que han pasado hasta ahora deestudiar, y meditar, segun lo han permitido mi salud y mis ocupaciones:habiendo puesto mi principal estudio en los originales, sin los qualesentiendo que ninguno llega á saber nada con fundamento, con las noticiasque de nuevo he adquirido, me ha parecido preciso para hacer la segundaimpresion de esta Lógica el enmendarla y añadirla, quitándole todo loque pudiese ser sistemático, y dando cuenta de lo que cada dia se andaescribiendo en tantas Lógicas como se publican. Considerando al mismotiempo que la única y verdadera Lógica es la de Aristóteles, heprocurado hacer el principal

fondo de la mia

Aristotélico

, siguiendola doctrina que este gran Filósofo propuso en los libros Lógicos queantes hemos manifestado. Siguiendo tambien su exemplo me he valido dealgunas cosas de la Metafísica

, de la

Animástica

, y de otras partesde la Filosofía; pero con la moderacion de no traer mas que lo precisopara la Lógica.

Estoy en la firme persuasion, que es muy poco lo que enla substancia han adelantado los modernos sobre los antiguos en laLógica. Lo mas que han hecho es aclarar algunos puntos, y darles mayorluz y hermosura; y como mi máxîma constante en los estudios es, que seha de estudiar la antigüedad en sí misma, y que de los modernos se ha detomar lo que hubiesen adelantado de nuevo quando lo hayan hecho; yquando no, lo que sirve á poner mas en claro é ilustrar lo que enseñaronlos antiguos, eso mismo es lo que he procurado hacer en esta Lógica,enderezándolo todo á la gloria de Dios, y bien de las gentes.

Nisi utile est quod facimus, stulta est gloria

.Phaedr. Fabul. lib. 3. Fab. XVII. vers. 12.

LIBRO PRIMERO.

CAPITULO I.

DE LAS OPERACIONES DEL ALMA en general.

[1] El hombre se compone de dos partes esenciales, es á saber, Cuerpo, yAlma. El Cuerpo es substancia material y sensible, y organizada de modoque cada una de sus partes contiene un artificio maravilloso, y todasjuntas conspiran á producir las acciones especiales que le pertenecen.El Alma es substancia espiritual, inmortal, indivisible, criada porDios, que la introduce en el Cuerpo quando ya este se halla con lasdisposiciones, y organizacion necesaria para recibirla. Mas es deadmirar, que siendo de naturaleza tan diferente el Cuerpo, y el Alma, seunen entre sí tan estrechamente mientras dura la vida, que el uno nopuede obrar sin dependencia del otro, de suerte, que las cosas que tocanal cuerpo las percibe el alma, y esta comunica especiales movimientos alcuerpo.

[2] Y aunque sea verdad, que no podemos comprehender claramente el modocon que una substancia espiritual se une con otra material, ni de quémanera recíprocamente concurren á producir las operaciones; no obstantesi atendemos con cuidado lo que pasa dentro de nosotros, quandopensamos, ó queremos alguna cosa, y reflexíonamos en lo que entonces nossucede, descubrirémos con bastante certidumbre la union de estas dossubstancias, y el origen de sus principales operaciones.

[3] Las acciones que el hombre exercita, ó son materiales y corporeas, óespirituales. El Alma es á la verdad la causa principal de todas; perose diferencian entre sí, porque las primeras se executan por disposiciondel cuerpo, y las segundas

especialmente

existen en el Alma. Elmovimiento del brazo, lengua, y piernas: el del corazon, nervios, ytodos los murecillos del cuerpo, proceden del Alma, y no obstante conrazon se llaman corporeos, porque todos se exercitan con el cuerpo. Peroel imaginar, discurrir, juzgar, y por decirlo de una vez pensar

, y

querer

, son acciones espirituales propias del Alma. Estos sonprincipios ciertos tomados de la Física y Animástica, y nos valemos deellos como presupuestos bien seguros para averiguar lo que pertenece ála Lógica.

CAPITULO II.

De las operaciones mentales del Alma.

[4] Asi como el cuerpo humano consta de distintas potencias con queexercita muy diversas operaciones, las quales conspiran á un mismo fin,que es la conservacion de la vida, con orden maravilloso entre todasellas, del mismo modo en el Alma hay varias facultades, potencias, yfuerzas con que produce muchos actos, que todos conspiran, se ordenan, ymutuamente se ayudan al fin de exercitar la razon. Irémos aquídescubriendo estas potencias del Alma, segun el orden que naturalmenteguardan en sus operaciones: mostrarémos los objetos de cada una deellas: y manifestarémos como todas se ayudan y concurren al exercicio dela racionalidad. No solo los Filósofos antiguos, sino tambien losmodernos tratan este asunto con suma confusion, atribuyendo á unapotencia lo que es de otra, y mezclando entre sí las cosas que debieranseparar, de donde nace mucha obscuridad, y de ella muchos errores yfalsedades, de que estan llenos los libros antiguos y modernos deLógica. La misma naturaleza enseña á todos los hombres, si quieren seratentos en observar lo que pasa en su interior, que nada hay en suentendimiento que no haya tomado ocasion de los sentidos. En elexercicio de la Medicina tenemos todos los dias motivo de asegurarnos deesto en las varias suertes de males, en que se dañan los sentidos, y larazon. Un hombre que por la mañana usaba de sus sentidos y demaspotencias mentales, por la tarde, acometido de una fuerte apoplegía, nisiente, ni razona, y así está como un tronco mientras dura laenfermedad. La primera potencia, pues, que hay que explicar es lasensible, porque es la puerta por donde entran al entendimiento losprimeros objetos sobre que se ha de exercitar. Las cosas de á fuera, quese presentan á nuestros sentidos, se llaman objetos sensibles

. Quandose aplican á los órganos de los sentidos, ya sea por sí mismas, ya porpartículas que de sí despiden, hacen empujo, ó impresion en ellos. Alpunto que esto sucede, percibe el hombre el objeto por una alteracionque en sí experimenta, debiéndose distinguir como cosas diversas elempujo del objeto y la percepcion de él, pues aquel es puramente físico,y esta es produccion de la potencia sensitiva. Esta potencia de percibirel objeto sensible se llama en Griego [Griego: Athaetikae dunamis

]: enLatin

vis sentiendi

: en las Escuelas

principium sensationis

: enCastellano

fuerza, potencia sensible

, ó, como otros dicen,

sensitiva

: el acto de esta potencia, esto es, la alteracion nueva quese experimenta á la presencia del objeto en los órganos de los sentidos,se llama en Griego [Griego:

Athaesis

]: en Latin

sensus

: en las Escuelas

sensatio

: en Castellano

sensacion

, ó percepcion de los objetossensibles. Pongamos un exemplo. Tocan á uno el pie con un palo, óacercan á las narices una rosa: el palo y la rosa son objetos sensiblesdel tacto y del olfato: el inmediato contacto, aproximacion activa deestos objetos á los sentidos es el empujo, impresion

que hacen enellos: la advertencia (permítaseme usar de esta voz) percepcion que elhombre tiene de estos objetos, y de la impresion de ellos en su cuerpoes la sensacion

. A este modo sucede en todos los demas sentidos.

[5] Luego que se ha hecho la percepcion de los objetos sensibles,instantaneamente se forma en lo interior del hombre una imagen, forma, óexpresion del objeto, de modo que se pinta su figura, hábito exterior, yforma, que encierra los caractéres distintivos de cada cosa. La potenciade engendrar esta imagen se llama en Griego [Griego:

phantasia

]: en Latin

imaginatio

: en Castellano

fantasía, imaginacion

. El acto de estapotencia, esto es, la imagen ó representacion del objeto sensible sellama en Griego

[Griego:

phantasma

]: en Latin

imago, species, forma

: enlas Escuelas

aprehensio

; en Castellano

imagen, representacion

de lacosa. Los modernos, desde que se ha introducido por todas partes el usode la lengua Francesa, comunmente le llaman

idea

con poca propiedad, yconfundiendo las operaciones del entendimiento, como verémos en elcapítulo siguiente. Hasta aquí no hay mas que simple percepcion delobjeto sensible, y representacion de él en la fantasía, sin afirmacion,ni negacion. Para quitar equivocaciones, así de lo dicho, como de lo quese ha de decir en adelante, advierto, que la voz

sensible

enCastellano se toma como la latina