Descripción de la Patagonia y de las Partes Adyacentes de la América Meridional by Padre Thomas Falkner - HTML preview

PLEASE NOTE: This is an HTML preview only and some elements such as links or page numbers may be incorrect.
Download the book in PDF, ePub, Kindle for a complete version.

El armado es grueso y fuerte, pero no grande: su espalda y costadosestan llenos de puntas fuertes y agudas: cuando le cogen, gruñe y hacelo que puede por llegar. Por lo que es necesario darle en la cabezaantes de tocarle con la mano. Este pez pesa ordinariamente de cuatro áseis libras; su carne es blanca y sólida.

Las rayas son tan abundantes en el Paraná, que los bancos de arena estanenteramente cubiertos de ellas: son de figura oval, de cer[Pg 23]ca de trescuartas de vara de largo. La espalda es negra, y el vientre blanco, sonchatas como las nuestras; tienen la boca en medio del vientre, siendociertamente la mejor parte de la carne. Las faldas solo tienen trespulgadas de ancho, y son mucho mas delgadas que las nuestras. Como estaes casi la sola parte comestible, no tienen mucha estimacion. La cola deeste pescado es larga y angosta, á la raiz de la cual sobre la espaldatiene una cola punteaguda con dos filos, semejante á una cierra dedientes pequeños, con que hiere á los que se le acercan. Las llagashechas con esta espina, atraen algunas veces muy malas consecuencias,porque frecuentemente se quiebra la espina en la herida, y no puedesacarse sino por una incision peligrosa en las partes tendinosas de lospies. La llaga es insufrible, inflamase y no supura, ocasionandocalentura con convulsiones, que terminan en ofiótomos ó tétanos, ycausan al fin la muerte.

El erizo de agua es muy semejante al armado, y al erizo. Está armado deespinillas, pero no tan fuertes, ni tan numerosas como las de estosúltimos: su piel casi de color gris, y parece llena de arrugas: gruñecomo el armado cuando le cogen, y su carne es muy sabrosa: rara vez pesados libras, siendo aun menores los que se cogen en los pequeños rios óarroyos, donde no pasan de media libra.

Los bagres son en todo, excepto en la magnitud, semejantes al patí: raravez pesan libra y media, y los mas, mucho menos: tienen en cada ala,cerca de la cabeza, una espina fuerte y aguda, y se debe llegar á elloscon cuidado luego que son cogidos, porque viven largo tiempo fuera delagua.

Su carne mollar y de buen gusto, y se pescan ya con redes ó conanzuelos.

Daré aquí razon de un animal estraño anfibio, que se cria en el rioParaná, cuya descripcion jamas ha llegado á Europa, ni se ha hecho aunmencion de él, por los que han descubierto este pais. Lo que voy á decirnace de las declaraciones unánimes de los indios, y de muchos españolesque han obtenido varios empleos cerca de este rio: fuera de que yo,durante mi residencia á las orillas de él, por el espacio de cuatroaños, ví una vez uno de ellos, de manera que no se puede dudar de laexistencia de tal animal.

En mi primer viage á la costa de Madera el año de 1752 sobre el Paraná,estando á la orilla gritaron yaguarú, y mirando ví un grande animal altiempo que se arrojó al agua desde la orilla; pero no tuve el necesariopara examinarle, con algun grado de precision.[Pg 24]

Llámanle yaguarú ó yaguaruich, que en lengua de aquel pais significael tigre de agua. En la descripcion de los indios, se supone ser grandecomo un asno, de la figura de un lobo marino, ó nutria monstruosa, congarras punteagudas y dientes fuertes, las piernas gruesas y cortas, lalana larga, muy velludo, con la cola larga con disminucion hasta lapunta.

Los españoles le describen de otro modo: con la cabeza larga, la narizaguda, y recta como la de un lobo, y las orejas derechas. Estadiferencia puede nacer de que su especie se haya visto pocas veces, yaun entonces haya desaparecido tan repentinamente, que no habrá dadolugar á examinarle; ó de que talvez habrá dos especies de este animal:tengo por mas segura esta última informacion, por haberla recibido depersonas de crédito y reputacion. Encuentrase cerca del rio, echadosobre la arena, de donde, oyendo el menor ruido, se arrojainmediatamente al agua.

Destruye el ganado que en grandes rebaños pasa todos los años al Paraná,y sucede que, haciendo una vez su presa, no se ve mas que los bofes yentrañas de lo que ha agarrado, flotando bien presto sobre el agua. Viveen las mayores profundidades, y especialmente en los remolinos causadospor la concurrencia de dos corrientes, y duerme en las cuevas profundasque estan á la orilla.

Puertos del Rio de la Plata.

Los puertos de este rio son Buenos Aires, la Colonia del Sacramento, labahia de Barragan, el puerto de Montevideo, y el de Maldonado; hay otrosmuchos para navios menores, especialmente á las bocas de varios rios quecorren hácia él. Buenos Aires (hablando con propiedad) no tiene puerto,sino solo un rio abierto á todos vientos: por lo cual estan obligadoslos navios á anclar á tres leguas de tierra por falta de agua en lacosta. Los vientos, especialmente los del sur, son muy violentos, y poresto estan los navios por lo comun provistos de cables y ancoras, de unafuerza extraordinaria para este paraje.

El puerto de la Colonia del Sacramento es algo mejor, por razon delasilo que recibe de la isla de San Gabriel y la tierra mas alta,pudiendo los navios anclar cerca de la playa; no obstante lo[Pg 25]

cual estádemasiado abierto, y espuesto á los vientos, y tiene algunas peñas yescollos, siendo absolutamente necesario un buen piloto para navegar porél con seguridad.

La bahia de Barragan, que está 12 leguas al sud-oeste de Buenos Aires,es tambien muy ancha y abierta, y la tierra baja al rededor, no pudiendolos navios de carga mayor llegar mas que á dos ó tres leguas de tierra.El abrigo que tiene (si tal se puede llamar) es solo algunos bancos dearena que rompen la fuerza de las olas, pero al mismo tiempo son muyincomodos para los que entran y salen, y peligrosos en una fuertetempestad, si se rompen los cables.

Montevideo es el mejor y el único puerto de este rio. Bien manifiestanlos españoles la importancia de esta plaza, por el extraordinariocuidado que han tenido en fortificarla, habiéndola hecho mas fuerte queBuenos Aires.

La entrada de este puerto es angosta, y en medio de un estrecho formadopor dos puntas de tierra.

Sobre la occidental hay una montaña, que sepuede ver á la distancia de mas de doce leguas, de donde esta plaza tomasu nombre: es muy peligroso navegar cerca de aquella punta, por lasmuchas peñas que tiene debajo. La entrada es muy profunda, y mas segurapor la parte oriental.

Detras de la occidental, hay una bateria graduada, construida muy cercadel agua. Cuando la ví era solo de piedra y barro; pero creo que despuesha sido reedificada con cal. La bahia tiene desde la entrada, mas delegua y media de largo, y esta misma bahia es casi redonda: en ella,hácia el este, hay una pequeña isla abundante en conejos, llamada porlos españoles, la Isla de los conejos. La tierra que la circunda es tanalta, que ninguna tempestad puede incomodar en este puerto (aunque lashay muy grandes en el rio); estando la agua de él tan mansa como la deun estanque, y con la bastante profundidad para navios de primera clase;de los cuales ví allí uno, perteneciente en otro tiempo á los estados deHolanda, y entonces al Marques de Casa Madrid, que habia entrado ádescargar en aquel puerto: el fondo de este es un barro mole.

Detras de la bateria está la pequeña ciudad de Montevideo, la cual ocupatoda la parte de un promontorio que forma la oriental de la bahia. Susfortificaciones estan al norte, hechas segun las reglas modernas de laarquitectura militar, consistiendo en una línea tirada de mar á mar, ódel centro del puerto al rio; y todo el promontorio se encierra en unbaluarte, ó ángulo en el medio, que hace cara[Pg 26] al lado de tierra: estábien provisto de artilleria, y es muy fuerte con garitas para soldados,todo á prueba de bomba. Hácia la villa hay solo una muralla con un fosoá ambos lados. Esta plaza tiene un Gobernador, y una guarnicion de 400 á500 personas de tropa reglada.

El otro lado de la bahia está sin fortificaciones, y la gran montaña singarita siquiera: si esta se tomára podria ser de gran perjuicio á labateria, ciudad y guarnicion, por razon de su altura, aunque está 4 ó 5millas distante de la ciudad.

El último puerto es Maldonado, el cual está abierto, con la entrada alnorte del Plata, y al abrigo de los vientos del este, por una pequeñaisla que tiene el mismo nombre. Aquí tienen los españoles un fortin conun destacamento de soldados. No sé mas de este puerto.

El lado septentrional del Rio de la Plata es desigual, con cuestas,montañas &a., regado por muchos arroyos y rios, algunos muy grandes,pero los mayores, son los de Santa Lucia, el Uruguay, y el Rio Negro.Este país es muy fertil, y produce toda suerte de ganados, cuando estábien cultivado, y tiene tambien mucha madera. Todos los rios y arroyosson de agua fresca: hay muchas caserias pertenecientes á españoles; peroel pais al norte de Montevideo es poseido por los Minuanes infieles.

Los Charonas y Garoes (dos de estas naciones) fueron en otro tiempo muynumerosos; pero han sido enteramente destruidos por los españoles. Eneste territorio habia antiguamente mucho ganado silvestre y domestico,procreando en él mas que á la parte meridional del Rio de la Plata.Aunque se ven grandes rebaños de ovejas y ganado vacuno, pero pocoscaballos. El territorio español confina por el norte con el Rio grande,que le divide de las colonias portuguesas en el Brasil.

Continuacion de la descripcion del pais indiano, con sus valles,montañas, rios, &a., Tierras del Fuego, é islas de Falkland.

Al sur de la villa de la Concepcion, que está sobre la parte meridionaldel Rio de la Plata, está el monte de la Víbora, con dos[Pg 27] bosquesespesos casi redondos. Cerca de cuatro leguas al sur de ellos está elmonte del Tordillo, que consiste en un gran número de bosques situadossobre un ribazo rodeado de un valle. Sus árboles son como los de losbosques del Saladillo. Lo mas es bajo y llano con yerba alta y aguanosa,donde se crian armadillos, ciervos, avestruces, caballos silvestres, asícomo en los bosques, leones y tigres.

Desde el Saladillo hasta las primeras montañas no hay rio ni riachuelo,ni mas agua que la que se coge en las lagunas en tiempo de lluvias.

Cerca de 15 ó 20 leguas al sud-oeste ó este, por sur de los bosques delTordillo, está el gran promontorio del Cabo de San Antonio, que forma laparte meridional del Rio de la Plata. La figura de este cabo es redonda,y no punteaguda como está representado en algunos mapas. Este es unapeninsula, y su entrada al occidente sobre una laguna pantanosa, queviene del mar, ó de la agua salada del Rio de la Plata. La mayor partees de barro con muy poca tierra encima, y está regado en invierno porunos pequeños riachuelos de agua salada, que generalmente se secan enverano. Sus pastos no son tan buenos, ni la yerba tan alta como la delTordillo y Saladillo. Al medio-dia de este promontorio entra un brazodel Océano occidental, formando una bahia, y terminando en lagunas. Nose sabe si esta laguna, ó bahia puedo servir para estancia de navios,respecto de que jamas se ha sondeado, no atreviéndose á llegar allí losnavios por miedo de los bancos, que llaman Arenas Gordas. He rodeadoalguna parte de esta laguna, y pasado los canales por los cuales otrostienen comunicacion con la bahia; pero fué con gran peligro, no solo porlos pantanos, sino tambien por los tigres, que son mas numerosos de loque he visto en parte alguna. Sobre los bordes de estas lagunas haybosques muy espesos, de tala y sauco, donde se refugian estos animales,cuyo alimento es el pescado.

Hácia la costa hay tres hileras de arena: la mas cercana á la mar es muyalta y movediza á todos vientos, pareciendo montañas á alguna distancia:la segunda está á media milla distante de la primera, y no es tan alta:la tercera aun dista mas, y está muy baja y angosta, no llegando laarena á dos pies de alto. La tierra entre estas hileras es esteril, y nocria yerba. La península abunda de caballos silvestres: es de advertir,que entraron en ella de los paises vecinos; pero que jamas hallaroncamino para salir, circunstancia que atrae allí á los indios paracazarlos. Este pequeño territorio se llama por los españoles el Rinconde Tuyú, porque el pais inmediato tiene este nom[Pg 28]bre en mas de 40 leguasal occidente. Tuyú en lengua india significa bárbaro, que es el suelode aquel pais, continuando así, hácia el medio dia, hasta cerca de 10leguas de las primeras montañas.

Las hileras de arena arriba dichas llegan á tres leguas del Cabo deLobos, teniendo al poniente pantanos bajos de dos ó mas leguas de ancho,que se extienden toda la costa antes de llegar á la tierra mas alta delTuyú, no lejos de los bosques del Tordillo. En este pais hay muchascolinas pequeñas, que se extienden del levante al poniente, distantesunas de otras tres leguas.

Comunmente son dobles, habiendo al pié decada una de ellas una laguna de una, dos, y aun de tres millas de largo.Las mas principales de estas lagunas, son las del Bravo, el Palantelen,Lobos, Cerrillos, &a. Las mencionadas colinas forman en general altos, ycollados hácia las lagunas, las cuales sin tener rios, riachuelos, nifuente alguna que las supla, rara vez carecen de agua, sino en tiempo degran sequía. Los españoles los llaman cerrillos, de que aun hay algunosal otro lado del Saladillo.

Este país, en ciertos tiempos del año, abunda de un número increible decaballos silvestres, y por esto se juntan en él para hacer susprovisiones los Tehuelches, y algunos de las tribus de los Puelches,Guilliches y Moluches. Hacen sus pequeñas casas movedizas, sobre lasreferidas colinas, y van todos los dias á la caza, hasta tenersuficiente provision para volverse á sus tierras respectivas.

Cerca del mar, y casi junto á las hileras de arena, hay una lagunagrande, llamada la Mar Chiquita, que está cerca de cinco leguas del cabode Lobos, teniendo otras tantas de largo, aunque solo dos ó tres millasde ancho. Es salada, y tiene comunicacion con el Océano por un rio queatraviesa los bancos de arena. Hay dos, ó tres rios pequeños, que salendel norte de las montañas del Volcan y Tandil, y cruzan la llanura, deponiente á levante, causando algunos pantanos, y vaciándose finalmenteen dicha laguna. Estos rios son de agua dulce, crian bagres, y grannúmero de nutrias, como ya he dicho. Los mayores vienen del Tandil, yentran en la punta septentrional de aquella laguna.

Al norte de estos rios es mucho mejor el terreno, y la yerba alta yverde, hasta el pié de las montañas. No hay bosques ni árboles sueltos,pudiendose ver las montañas en dia claro á distancia de 20 leguas, sinembargo de no ser muy altas: tan llano y anivelado está este pais.[Pg 29]

Estas montañas estan dispersas, y sus valles intermedios son muyhermosos. Comienzan á 6

leguas de la costa, y continuan hasta 40 leguashácia el poniente: desde su nacimiento empiezan á ser particulares, yestan cubiertas de yerbas, hasta cerca de 10 varas de sus cumbres, endonde hay muchas piedras casi en forma de muralla que cerca la montaña,excepto un cabo que declina gradualmente. Esta parte declinante sedivide en montecillos y valles, con sus riachuelos que se juntan en elllano, y forman un corriente comun.

En las cimas de estos montes hay un grande espacio con variedad depeñascos, y colinas con profundos arroyos que corren entre ellas. Haytambien bosques de árboles bajos y espinosos que sirven para el fuego.La variedad de este pais es de dos, ó tres leguas de largo, en algunaspartes de una legua de ancho, y en otras mas, especialmente hácia elcabo que declina. Al pié de estas montañas hay muchos manantiales quecaen en los valles, y forman arroyos. Los senderos, por donde se sube áellos, son pocos y muy angostos. Los indios los tapan ó cierran paraasegurarse de los caballos silvestres que cogen en el Tuyú, y los echaná pacer sobre estas cimas, de donde no pueden salir con facilidad porotra via, que estos pasos estrechos.

Entre estas montañas hay un espacio llano de dos ó tres leguas de anchocon tal cual ribazo, regado por riachuelos que corren, ya por medio, óya al rededor, formados de las fuentes ó manantiales que nacen de lasmontañas. Estos valles son muy fértiles, con el terreno negro yprofundo, sin mezcla de arcilla: están siempre cubiertos de tan buenayerba, que el ganado engorda en poco tiempo. Estos pastos por lo comunestán bien cerrados por un lado con las montañas, pero muy abierto alnorte y nord-oeste. No he visto en el distrito de Buenos Aires paragealguno tan capaz de ser beneficiado como este: el único inconveniente áque está sugeto, es la falta de maderas para la fábrica de casas; lo queen pocos años, y con no mucho trabajo se podria remediar, mayormentecuando hay materiales bastantes para fabricar casas, que podrian durar yservir, cubriéndolas de cañas, hasta que tuviesen lo necesario parahacerlas mejor.

Los riachuelos que salen de estas montañas, alguna vez entran en el mar,ó forman lagunas, y de ellas son algunas de una legua y mas de largo.Una es de figura oval, que se extiende de montaña á montaña, y es muytempestuosa cuando la baten los vientos. Hay otra, que la llaman lalaguna de Cabrillos, y tan larga, aunque mas angosta que la primera. Enesta laguna hay un gran número de patos de varios géneros y colores;algunos tan grandes como gansos. Ven[Pg 30]se á un lado de ella colinas, y alotro una orilla alta y quebrada: por una punta le entra un pequeño rio,que sale de las montañas, y no teniendo canal por donde vaciarse, correbajo de tierra, hasta que á la distancia de una legua entre la laguna, yla costa vuelve á salir.

La parte de las montañas, que están al este, y mas inmediatas al mar, sellama por los españoles Volcan, por error ó corrupcion del nombreindiano Vuulcan, teniendo al sur una abertura muy grande, que es lo quesignifica Vuulcan en la lengua moluca. No hay volcanes, aunque lapalabra española manifiesta haberlos en este país.

La parte intermedia se llama Tandil, tomado de una montaña de estenombre, mas alta que las demas. La última punta de esta hilera demontañas se llama Cairu.

Al este de aquel Vuulcan, ó grande abertura hácia la mar, no está latierra tan igual en el espacio de dos leguas; pero despues es llana consus riachuelos, donde, igualmente que en el suelo quebrado y costanudo,hay algunos bosques espesos y casi impenetrables, en los cuales se hallacon abundancia un arbol bajo y espinoso, y saucos de seis á siete varas:su fruto es como el del nuestro, pero bueno para comer, teniendo un pocode agrio con una dulzura agradable. En los paises al norte de BuenosAires y Córdoba, &a., este fruto es amargo y fastidioso, y el árbol nocrece tanto. Junto á la costa, á cosa de tres millas, el terreno es masalto, y continua á lo largo de la costa por cuatro leguas, siendo muyfertil, con ricos pastos donde presto engorda el ganado.

Cerca de la playa en esta parte hay dos colinas pequeñas y redondas,llamadas los Cerros de los Lobos Marinos. La playa consiste en peñasaltas, y grandes piedras. Hay muchos rebaños de lobos y leones de mar,que (como ha escrito Lord Anson en su viage) duermen sobre aquellaspeñas, en cuyas cuevas crian los cachorros.

Mas abajo, hácia el sur, toda la boca del rio Colorado, ó primerDesaguadero tiene sus orillas perpendiculares, de tan grande altura queinspira horror al mirarlas; pero terminan en arenas, y bajios. En estacosta hay muchos rios y riachuelos que cruzan las llanuras, desde lasdichas montañas y entran en el Océano.

Este país, entre las primeras montañas y el Casubatí, es llano yabierto, y los indios comunmente necesitan cuatro dias para pa[Pg 31]sarlecuando andan sin tiendas. Los Pampas que van al rio Colorado, se dirigendesde el volcan mas cercano á la costa, y pasan entre el Casuhatí y elmar, cerca de 15 leguas al este de la montaña, y casi otro tanto desdela mar al poniente, para evitar un desierto arenoso, llamadoHuecubu-mapu, ó pais del Diablo; donde ellos y sus familias se perderiansi hubiese viento al tiempo de pasarle.

El Casuhatí es el principio de una hilera de montañas que forman unaespecie de triángulo, del cual este es el primer ángulo, y desde aquí seextiende un lado del triángulo, hasta la cordillera de Chile, y el otrotermina en el estrecho de Magallanes: pero no de modo que no estéalgunas veces interrumpido por valles y continuadas montañas, que correndel norte al sur haciendo varios rodeos. La parte que forma el Casuhatíes la mas alta. En el centro de algunas montañas menores nace una muyalta, que iguala á la Cordillera, y está siempre cubierta de nieve, ácuya cumbre rara vez se atreven á subir los indios.

De esta alta montaña se deriva el nombre de Casú, que en lengua de losindios de Puel, significa una montaña, y hati, alta. Los Moluches óMolucas la llaman Uutyalel, monton grueso. De la parte del sur de estamontaña nacen algunos arroyos y corrientes, que tienen profundas orillascubiertas de mimbres, de que se sirven los indios para hacer cestos, ócorrales para encerrar sus ganados. Corriendo hácia el sur se junta yforma un pequeño rio, que va al sudeste, y entra en el Hueyque-leubu, óRio pequeño de los sauces, á cierta distancia de su boca. Las montañasde Casuhati, continuando tres ó cuatro leguas hácia el poniente, tienenuna abertura de 300 varas de ancho, por la cual los que toman estecamino, (y no el de Casuhati, ó el rio Colorado) estan obligados ápasar. Llámase Huaminí, y tiene á los dos lados ásperas y casiperpendiculares montañas. Todo el pais inmediato á ella está cubierto, ytiene buenos pastos. La disposicion oportuna de estas colinas, paratener como encerrado en ellas el ganado, los arroyos, las llanuras delponiente, y la grande abundancia de caza, son la causa por que losindios de diferentes naciones lo habiten siempre.

Al poniente de este vasto pais de Tuyú, hasta los bosques que estanfrente del Casuhati, está el país de los Guilliches, teniendo losbosques al sur, los Theulches y la jurisdiccion de Córdoba al norte, ylos Peguenches al poniente. La parte de este pais que está hácia eleste, está abierta con muy pocos bosques, algunas matas y muy sugeta áinundaciones, por las grandes lluvias que caen en ella, y el so[Pg 32]brantede muchas lagunas. Algunas de ellas que estan al poniente y al sur de latierra, producen una sal fina y cristalina como la de San Lucas. Losespañoles de Buenos Aires van cada año á estas lagunas con su guardia desoldados para defenderse, y su ganado, de los ataques de los indios, ycargar 200 ó 300 carros de sal. La distancia entre Buenos Aires y estaslagunas es de 150 leguas. Son muy largas y anchas, y algunas de ellasrodeadas de bosques á buena distancia: sus orillas son blancas con sal,que no pide mas preparacion que ponerla á secar al sol.

Mas adelante al poniente hay un rio con muy altas y perpendicularesorillas, llamado por los españoles el rio de las Barrancas. Los indiosle llaman Hueyque-leubu, ó rio de mimbres, que nacen en sus orillas.Este rio es muy grande, aunque no tanto, comparado con el Rio Colorado,y el Negro. En general se puede vadear, pero tambien tiene á vecesalgunas avenidas de las lluvias y nieve derretida que recibe. Fórmase enun país llano, entre las montañas de Achala y Acanto, y el primerdesaguadero, ó Rio Colorado, de un gran número de arroyos que salen deestas montañas; y toma su curso hácia el sur y sud-este, hasta que paraá 12 ó 14 leguas al este de Casuhatí, y entra en el Océano, despues dehaber recibido otro pequeño rio que nace de aquellas montañas. Perotengo algunas dudas, por relacion de los indios, que este rio se vacieinmediatamente en el Océano, y no en el rio Colorado, poco mas arriba desu boca. Todo este país abunda de caballos silvestres, sobre todo laparte del este, que está mas cerca del Tuyú y las montañas.

El país entre el Hueyque-leubu y el rio Colorado es casi lo mismo,aunque hay mas lagunas y pantanos entremezclados con bosques.

El primer Desaguadero, ó rio Colorado, es uno de los mayores rios deeste país. Nace de un gran número de corrientes, que vienen del ladooccidental de la Cordillera, casi tan alto como Chuapá, la villa masseptentrional de Chile, y tomando un curso casi directo del norte alsur, coge todos los rios que nacen del lado de la Cordillera, y granporcion de nieve derretida. Tiene una corriente muy rápida y profunda,casi á diez leguas de San Juan y Mendoza. Cerca de este último recibelas aguas del gran rio de Tunuyan, y otro llamado el rio del Portillo,que se le junta, y se pierde poco despues en las lagunas de Guanacache.

Estas lagunas son famosas por las muchas frutas que se cogen en ellas,pero aun lo son mas, porque esconden en su seno tan grande rio, puesparece que aquí se sepulta, terminando solo en algunos riachuelos ypantanos, bien que á pocas leguas de ellas vuelve á salir, haciendo[Pg 33]muchos riachuelos, que se juntan otra vez, y forman un rio comun arribadicho. El camino por este rio consiste en montañas, valles y cumbrespedregosas con muchos bosques, y tan espesos, que solo se pasan por dossenderos muy estrechos que conducen al rio Colorado. Uno se dirige háciael poniente y otro al mediodia, continuando dichos bosque mas de 20leguas al norte del Colorado, y extendiéndose al sur hasta el segundoDesaguadero, aunque no tan espesos, y al poniente hasta el rio Sanquel,en donde disminuye notablemente su espesura. A cosa de 5 ó 6

leguas alponiente del rio Hueyqué, y en medio de los bosques, hay un granestanque de sal, y á la misma distancia, otro mas adelante. Hay tambienotros dos, uno al mediodia y otro al norte, con abundancia de sallimpia, de que se proveen los indios en grandes cantidades para susjornadas.

Hállase así mismo otro gran estanque de sal no lejos de lacosta, entre el primero y segundo Desaguadero.

Desde el rio Hueyqué hasta el primer Desaguadero, ó rio Colorado, haycuatro, y algunas veces cinco dias de jornada con tiendas, cuyo camino,por la parte que se inclina al mediodia, vá por entre bosques espesos ybajos. Desde allí, dirigiéndose aun al poniente sobre la orilla de esterio, y dejando los bosques al norte por 5 ó 6 dias, se podrá llegar á unparage, donde se viene al norte, y se dobla al este, y allí se pasa,dejándose ver desde las montañas mas altas, (despues de una largajornada directamente al mediodia por unos parages peñascosos, ásperos ycubiertos de bosques donde apenas hay lugar para descansar) el rioNegro, ó segundo Desaguadero, que corre por un valle profundo y de cercade dos leguas de ancho, por uno y otro lado de dicho rio.

Este rio es el mayor de Patagonia: se vacía en el Océano occidental, yes conocido por varios nombres; como el segundo Desaguadero, ó elDesaguadero de Nahuelhuapí. Los españoles le llaman el gran Rio deSauces, algunos indios Choelechel; los Puelches, Leubu-comó, ó el riopor antonomasia, y Curú-leubú quiere decir rio Negro, que es el nombreque le dan los Guilliches y Peguenches. El parage por donde le pasandesde el primero al segundo desaguadero, Choelechel.

No se sabe exactamente la fuente ú orígen de este rio, pero se suponetenerla del rio Sanquel: compónenle muchos rios y arroyos. Vá escondidopor entre peñas quebradas, y se estrecha en un canal profundo y angosto,hasta que finalmente se manifiesta otra vez con grande y rápidacorriente algo mas arriba de Valdivia, pero al lado opuesto de laCordillera. A poca distancia de su aparicion se descargan en él muchosrios, algunos grandes que vienen de la Cordillera, y entranprincipalmente en el norte de ellas.[Pg 34]

Un Tehuel, ó Cacique meridional, me describió sobre una mesa como unosdiez y seis rios.

Díjome sus nombres, pero no teniendo á mano materialespara escribir, no pude apuntarlos, y se me olvidaron. Añadió ademas queno sabia parage alguno de este rio, aun antes que entrasen los menoresen él, que no fuese muy ancho y profundo. Ignoraba donde nacia, y solodijo que venia del norte. Era hermano del viejo cacique Cangapol;parecía hombre de 60 años, y habia vivido todo su tiempo á la orilla deeste rio.

De estos rios, que entran por la parte septentrional, hay uno muy anchoy profundo, y nace de una gran laguna cerca de 12 leguas de largo, ycasi redonda, llamada Huechun-lauquen, ó Laguna del límite, la cual estádos dias de jornada de Valdivia, y se forma de varios arroyos, fuentes yrios que nacen de la Cordillera. Ademas de este rio envia la laguna allevante y al medio dia lo que forma parte del gran rio, y puede enviarotro brazo al poniente que comunique con el mar del sur, cerca deValdivia: pero esto no lo puedo afirmar por no haberlo examinadosuficientemente.

Tambien viene de hácia el norte otro pequeño rio, que sale del pié de laCordillera, y cruza el pais desde el nor-oeste, al sud-oestedescargándose en el Desaguadero, en el espacio de dia y medio de jornadaal este de Huechun, pais del cacique Cangapol. Llámanle PichenPicurtu-leubu, esto es, rio pequeño del norte, para distinguirle delSanquel, que tambien entra en el segundo Desaguadero; siendo cada uno deellos llamado por los indios, el rio del norte. La boca de este riodista de la del Sanquel, cerca de 4 dias de camino.

El rio Sanquel es uno de los mayores de este pais, y puede pasar porotro Desaguadero de las montañas nevadas de la Cordillera. Viene delnorte muy lejos, corriendo por entre montañas y precipicios, yengrosándose con los muchos arroyos que se le juntan en el camino todo.El parage, donde primero se deja ver, se llama el Diamante, cuyo nombrele dan tambien los españoles. A corta distancia de su origen entran enél muchos arroyos que nacen del pié de la Cordillera mas al norte, y masabajo hácia el mediodia, el rio Solquen. Este rio es tan grande, que losindios del rio Negro, llaman indistintamente á su corriente,Lauquel-leubu, y Solquen: es ancha y rápida, aun en su primeraaparicion, y crece con la union de muchos arroyos y fuentes que recibede las montañas, y del pais humedo por donde pasa, por el espacio detrecientas millas, tomando un curso casi directo desde el norte al surpara el este, hasta que entra en el segundo Desaguadero, ó rio Negro poruna boca ancha.[Pg 35]

En el confluente de estos dos rios, hay un gran remolino, por donde noobstante se atreven á pasar los indios nadando á caballo. Sus orillasestan cubiertas de cañas, y de muy grandes mimbres.

Hácia el sur del grande, ó segunda Desaguadero no entran sino dos riosde alguna consideracion.

Uno se llama Lime-leubu por los indios, y porlos españoles el Desaguadero de Nahuel-huapí, ó Nauveli-vapí. Loschilenos dan el mismo nombre al Rio Grande, pero es un error, porqueignoran algunos de sus brazos, de los cuales este es solamente uno, y notan grande como el Sanquel, y mucho menos que el principal brazo, aun ensu primera aparicion fuera de la Cordillera.

Este rio continua con grande y rápida corriente, desde la lagunaNahuel-huapí, casi al norte, por entre valles y pantanos, cerca de 30leguas; recibiendo grandes arroyos de las montañas inmediatas, hasta queentra en el segundo Desaguadero, algo mas abajo del que viene deHuechun-lauquen, ó Laguna del límite. Los indios le llaman Lime-leubu,porque los valles y pantanos por donde pasa, abundan en sanguijuelas, ylos Guilliches le llaman Lime, y al pais Mapu-lime, y á sus moradoresLimochéas.

La laguna de Nahuel-huapí es la mayor que forman las aguas de laCordillera (segun la relacion de los misioneros de Chile), pues tiene 15leguas de largo. A un lado junto á la orilla está una isla baja, llamadaNahuel-huapí, ó la isla de Tigres: Nahuel significa tigre, y huapí isla.Está situada en una laguna rodeada de bocas y montañas, de donde nacenmanantiales, arroyos y nieves derretidas. Tambien entra en esta laguna,por el lado meridional, un pequeño rio que viene de Chonos, en elcontinente, en frente de Chile.

El otro rio, que entra en el segundo Desaguadero, y viene del sur, espequeño, y llamado por los indios Machi-leubu, ó rio de Hechiceros; perono sé la razon porque sale del país de los Guilliches, y corre del sural norte, descargándose al fin en el rio principal, mas abajo delLime-leubu.

El segundo Desaguadero toma desde aquí su curso, haciendo una pequeñavuelta hácia el norte, hasta llegar á Choelechel, donde se acerca á 10 ó12 leguas del primer Desaguadero, luego se vuelve al sud-este, hasta queentra en el Océano.

A corta distancia, mas abajo de esta última vuelta, hace un grandecírculo formando una península, que es casi redonda; cuyo cuello, óen[Pg 36]trada tiene cerca de 3 millas de ancho, de 6 leguas de travesía.Llámase el cercado de los Tehuelches, ó Tehuel-malal. El rio tiene,hasta la formacion de esta península, altos ribazos, y montañas por unoy otro lado, pero tan distantes, que hay en muchos parages entre ellas yel rio, dos ó tres millas de ancho, muy abundante, en pastos.

En estosparages se acercan mas las montañas al agua: las orillas están cubiertasde sauces, y contienen unas pocas islas acá y allá, entre las cuales hayuna muy grande en el pais del cacique Cangapol, donde este y susvasalles guardan sus caballos para que los Peguenches no se los hurten.Jamas he oido que haya alguna cascada en este rio, ó sea vadeable poralguna parte. Es muy rápida, y las avenidas muy extraordinarias, cuandolas lluvias y nieves derretidas bajan de la parte occidental de laCordillera; comprendiendo todas las que caen desde el grado 55 hasta el44

de latitud meridional, haciendo una hilera ó cadena de montañas de720 millas. Las avenidas de este rio son tan rápidas y repentinas, que,aunque se oigan á mucha distancia el golpeo y ruido que hacen entrebocas y peñas, apenas da lugar á las mugeres para bajar sus tiendas, ycargar su bagaje, ni á los indios para asegurarse y pasar sus ganados álas montañas. Estas avenidas causan frecuentemente muchas desgracias,pues estando anegado todo el valle, arrastra su impetuosa corriente,tiendas, ganado, y algunas veces ganados y niños.

La boca de este rio, que se abre en el Océano Atlantico, creo que jamasha sido sondeada.

Llámase la Bahia sin Fondo, por su gran profundidad, óporque no la tiene como algunos piensan.

Cual de las cosas es, no lo sé,aunque me inclino que la llaman así por lo primero; porque no puedopensar que un rio tan rápido, que corre cerca de 300 leguas, desde elpié de la Cordillera, entre peñascos y piedras, pudiese llevar consigogran cantidad de arena, ni que, aun llevándola, pudiese hacer asiento ásu boca contra la fuerza de tan violenta corriente. Los españoles lallaman la Bahia de San Matias, poniéndola en el grado 40 y 42 minutos delatitud meridional, aunque en el mapa de Mr. d' Anville está puesta dosgrados mas allá de Lineu. No pienso que la distancia es tan grande entreel primero y segundo Desaguadero, conviniendo todos los indios con migoen cuanto el parage donde uno y otro rio entran en el mar, y por esto hetomado en mi mapa una distancia media.

En la expedicion del año de 1746 para examinar la costa &a. entre el Riode la Plata y el estrecho de Magallanes, no se examinó la boca de esterio, porque aunque instaron al capitan de navio á que diese lasdisposiciones necesarias para ello, no hizo caso, ni tomó razon algunacuando se acercó á su latitud, diciendo en defensa de su conducta:—"Quesus órdenes solo se extendian á ver si habia algun puerto capaz de unaco[Pg 37]lonia, cerca ó no muy lejos de la boca del estrecho de Magallanes,donde pudiesen abastecer sus navios en su pasage al mar del sur. Que élhabia bien mirado y medido todo, desde el puerto Gallegos, sin encontrarparage alguno apto para formar en él una colonia, por la esterilidad delterreno, y falta de leña y agua. Que habia hecho bastante para aquietarel ánimo del Rey de España, con respecto á los celos que podria tener deuna potencia del norte, siendo tan loca, que intentaba hacer unestablecimiento en donde todos debian perecer. Que la Bahia sin Fondoestaba muy distante del cabo de Hornos, para que viniese dentro delcírculo de sus instrucciones. Que su provision de agua fresca no erabastante para llegar al Rio de la Plata, y que no estaba cierto deencontrar alguna mas á la boca del rio Sauces."

Una colonia á la boca de este rio seria mucho mas conveniente para losnavíos que van al mar del sur, que en Buenos Aires, donde un navio sueleestar quince dias ó un mes antes que pueda salir, por razon de losvientos contrarios, y la dificultad de pasar sobre los bajios sino conmarea alta: necesitando ademas de esto una semana para llegar á la Bahiasin Fondo, mientras que un navío, que saliese de esta bahia, podriallegar en dicho tiempo, doblar el cabo de Hornos, y pasar el mar delsur.

Si alguna nacion intentára poblar este país podria ocasionar un perpetuosobresalto á los españoles, por razon de que de aquí se podrian enviarnavíos al mar del sur, y destruir en él todos sus puertos antes que talcosa ó intencion se supiese en España, ni aun en Buenos Aires: fuera deque se podria descubrir un camino mas corto para caminar ó navegar esterio con barcos hasta Valdivia. Podríanse tomar tambien muchas tropas deindios moradores á las orillas de este rio, y los mas guapos de estasnaciones, que se alistarian con la esperanza del pillage; de manera queseria muy facil el rendir la guarnicion importante de Valdivia, yallanaria el paso para reducir la de Valparaiso, fortaleza menor,asegurándo la posesion de estas dos plazas, la conquista del reynofértil de Chile.

En este puerto de la Bahia sin Fondo seria mas practicable una coloniaque en las islas de Malvinas, ó de Falkland, ó en los puertos Deseado, yde San Julian, por razon de la abundancia de leña y agua: de ser muybueno para la agricultura, y capaz de mantener sus moradores. Son muygrandes las conveniencias que hay para fundar una colonia en las tierrasde los Tehuelches, estando defendido por este grande y rápido rio queforma, por decirlo así, un foso natural de 18

millas de largo, en unparaje fecundo y abundante en pastos, liebres, conejos, volallasilvestre, venados, &a. pudiéndose tambien coger en este rio pescado devarios géneros.[Pg 38]

Débese tambien considerar que los nuevos colonos podrian proveerse deganado, como vacas, caballos, &a. En el mismo parage, y á poca costapodriase establecer asimismo un comercio con los indios, quienes por losvidrios azules, cuentas de rosario, cascabeles de laton, sables, puntasde lanzas y achas, cambiarian su ganado para el uso de la colonia, y aunpellizas finas para enviar á Europa; siendo tan raro navio en estosmares, que todo este se podria hacer y mantener muchos años, sin que losespañoles lo supiesen. Los españoles, por ejemplo, estuvieronestablecidos largo tiempo en las islas Malvinas, antes que nacion algunade Europa tuviese noticia de ello.

Los bosques de sus inmediaciones se componen del mismo género de árbolesque ya se ha descripto, á excepcion de uno que los indios tienen porsagrado; el cual produce una goma de la misma consistencia y color quenuestra cera amarilla. En quemándole despide un olor fragante muydiverso de nuestras gomas de botica: nunca ví este árbol, pero losnativos me digeron que era pequeño. He tenido algunas porciones de goma,de la cual mezclada con cera hacen bugias.

Toda la costa, por cosa de 20 leguas al sur del segundo Desaguadero, esun pais seco, esteril, con muy poco pasto, é inhabitado por hombres nibestias, excepto algunos guanacos que bajan de cuando en cuando de lasmontañas vecinas al poniente. No tiene mas agua en una parte del año,que la que se coge en las lagunas, despues de las grandes lluvias, encuyo tiempo bajan los indios á este pais por encerrar los difuntos,visitar los sepulcros, recoger sal en la Bahia de San Julian, ó sobre lacosta. Vense algunas colinas pedregosas, aquí y allá; en una de lascuales cerca del puerto Deseado, se halló tambien un mineral métalico deuna especie de cobre.

En el viage hecho en el año de 1746, no se descubrió en toda esta costario alguno, aunque en todas partes (especialmente en los puertosdescritos en los mapas antiguos) bajaron los españoles á tierra, yregistraron al rededor de diferentes puertos. Convenciéronse del erroren que estaban, siendo probablemente ocasionado por los remolinos quehacían las aguas, al volverse de la tierra en mareas menores. Por lo quemira al rio Camarones, descripto en el mapa de Mr. d' Anville, con tresbocas al fondo de la Bahia de San José (y no en la de Camarones, como lohe visto en mapas antiguos), lo he puesto así en el mio por suautoridad: pero se debe observar al mismo tiempo, que no se descubriótal rio en dicho viage, aunque entramos en esta gran bahia. Quizá ladistancia en que estaba el navio de la playa seria tan grande, que nopodiamos hacer ciertas nuestras observaciones. Es verdad que los indioshablan de un rio[Pg 39] del pais Chulelaw; pero no pude descubrir de dondevenia, ni á donde terminaba, ni si siendo pequeño, se sepultaba enaquellos desiertos, como sucede á otros grandes rios descriptos en elmapa.

En la Bahia de los Leones, bajaron á tierra los españoles, y noencontraron rio alguno. En la de Camarones, no habia cosa notable, sinomuchas y grandes peñas que parecian una ciudad anegada. Tenia tan pocaagua esta bahia, que la fragata se quedó en la peña hasta que volvió lamarea. En la de Gallegos tambien desembarcaron, pero los llamaron antesque pudiesen examinar si habia ó no rio alguno.

El territorio de los Tehuelches y otras naciones patagonas, confina conlas partes occidentales de este pais inhabitado, y segun la relacion dealgunos cautivos españoles que rescaté (uno de los cuales habia vividoallí tres años), toda esta tierra consiste en valles cercados de hilerasbajas de montañas, regados por fuentes y arroyos, que se estancan enpequeñas lagunas secas en verano.

De manera que muchos de sus moradoresse van en esta sazon á vivir al segundo Desaguadero, llevando consigosus mugeres y familias, bagage, &a. y aun algunos pasan al Casuhatí,Vulcan, y el Tandil.

Estos valles abundan en pastos con pequeños bosques para el fuego. Haymuchos guanacos, de cuya piel hacen en algunas partes sus tiendas, y nomenor número de antas, cuyas pieles venden los Tehuelches á los Puelchespara armarse con ellas.

La anta es una especie de ciervo, pero sin astas; su cuerpo es como elde un asno, su cabeza larga, menguándose hasta que acaba en un pequeñohocico. Su cuerpo muy fuerte, sus hombros y ancas muy anchas, suspiernas largas y fuertes, y sus pezuñas hendidas como la del ciervo,pero algo mayores. La fuerza del anta es muy grande, pues es capaz dearrastrar un par de caballos: cuando está acosada abre su camino porentre los bosques mas espesos, rompiendo todo lo que se le opone. No meconsta que se haya domesticado este animal, aunque no es feroz, ni daña,sino á las chacras ó plantaciones; pero no es dudable que seria muyútil, por razon de sus fuerzas, si se le pudiera hacer trabajar.

En este pais no hay caballos silvestres, y los domésticos son muysuperiores de hermosura y fuerza á los de la América meridional:aguantan largas jornadas, sin mas provision que lo que pacen en elcamino, y exceden á todos en corage y ligereza. Hay tambien mucha cazamenor, de que viven principalmente los indios. Encuéntrase igualmentegran cantidad de bezóar occidental, no solo en los estómagos de losguanacos y vi[Pg 40]cuñas, sino tambien en los del anta, aunque el de este esmas ordinario y comun. Cuando se administra en cantidad considerable,promueve muy bien un diaphoresis. Experimenté que daba grande alivio enlos dolores de estómago, desmayos,

&a. Su dosis consiste en una dracma,ó dos escrúpulos, tomado en cualquiera cosa; bien que se podriaadministrar mayor cantidad con toda seguridad. En muchos casos vale masque el polvo de oculi, cancron, ó polvos de testaceos, y otrassustancias minerales. He tenido algunas de estas piedras que pesaban 18onzas.

Hay mucha especie de volalla en esta tierra, como pichones, tórtolas,ánades, faisanes, perdices,

&a., de las cuales hago mencion, comoútiles, aunque los indios no las estiman. Vénse tambien aves de rapiña,como aguilas, buitres, milanos, lechuzas y halcones, pero no leones nitigres, sino en la Cordillera.

El país de los Guilliches, frente de Tehuel-mapu, y al sur de Valdivia,es segun relacion de los misioneros, muy pobre y destituido de todo lonecesario para vivir en el; sucediendo lo mismo á toda la costa masabajo de Chile hasta el estrecho de Magallanes.

Los moradores de esta costa viven principalmente del pescado, y sedistinguen por el nombre de Chonos, Pay-yus y Rey-yus. De estas dosúltimas naciones, los que viven lejos de la costa cazan á pié, siendomuy ligeros, y criados en este ejercicio desde la niñez. Envíase deValdivia y de otros puertos del mar de Chile gran parte de los víveresnecesarios para los misioneros, y guarnicion española que está en Chile.

En esta isla hay una pequeña ciudad, ó mas bien villa, llamada Castro,donde reside un capitan español, ó teniente gobernador.

Las montañas de los Guilliches son mucho menores que las que estan háciael norte, de modo que se pueden andar en todos tiempos del año, á mas deque tienen muchas aberturas. Estan cubiertas de bosques, donde se hallaun árbol peculiar á estos parages, que los indios llaman lahuan, y losespañoles alerce. No me han descripto lo que tiene de particular, perome parece ser del género del pino, teniendo la ventaja de poderse henderde arriba abajo en tablas de cualquier espesura de líneas rectas,quedando mas liso é igual que si se aserrasen. Estos árboles, como mehan dicho, son muy grandes, pero no puedo decir cual es por lo comun sudiámetro.

Si las plantas, ó semillas de este árbol se transportasen á Inglater[Pg 41]ra,es muy probable que prosperarian en ese reino, por ser su clima tanfrio, como el donde se crian.

Es de mucha estimacion por su hermosura y duracion; y no debo omitir quepor medio de los rios de Nahuel-huapí, Sanquel, y Longen, se podriantrasportar grandes cantidades de este árbol, pinos, &a., al gran rio delos Sauces, y á la Bahía de San Matias, para la construccion de navios,casas, &a.

Los Guilliches tienen una especie de tabaco, que machacan cuando estáverde, y le componen en rollos gruesos y cilíndricos. Es de color verdeobscuro, y cuando le fuman despide un olor fuerte y desagradable, algodiferente del tabaco de Virginia. Es tan fuerte, que luego embriaga, ypor eso pasan la pipa de uno á otro, tomando muy poco á la vez, porquede otro modo aniquilaria los sentidos.

El país de los Tehuelches, que viven mas cerca de los estrechos, comolos Leuau-cunis, y los Yacana-cunis, es casi lo mismo que el de losotros Tehuelches. Tiene tierra adentro, bosques altos, y una pequeñamata, que produce una fruta semejante á nuestras moras, pero mascaliente: cómese, y es muy propia para el clima.

La Tierra del Fuego se compone de varias islas: las del occidente sonpequeñas y bajas, llenas de pantanos é inhabitables, estandofrecuentemente llenas de agua; pero las del este son mayores, y latierra mas alta, con montañas, y bosques habitados por los indiosYacana-cunis, quienes tienen frecuente comunicacion con los españoles yfranceses, que iban allí por leña desde las islas Malvinas, ó Falkland.No sé si hay alguna caza en estas grandes islas fuera de la volalla;pero es muy creible que los indios no viven en ellas con solo elpescado, porque es muy dificultoso el cogerle en estos climas en tiempode invierno.

En el año de 1765, ó 66, se perdió un navio español en la costa de laisla del Fuego, cerca de 14

leguas de la boca del Estrecho. Latripulacion que se salvó, hizo por si un barco de bastante porte paratransportarse con sus provisiones á Buenos Aires, donde informaron alGobernador D. Pedro de Zeballos, que los indios nativos de esta islahabian sido muy humanos y caritativos, ayudándoles á pasar madera parala construccion de su barco, y asistiéndoles en todo. Que asimismohabian sido muy liberales, en distribuir entre ellos los géneros de masvalor, como sedas, brocados, tisues, &a., estimando esta gente mas lospaños ordinarios para estar bien abrigados. Que al principio bajaron consus armas, arcos y saetas, echándolas por tierra en señal de paz yamistad, inclinando[Pg 42] el cuerpo, y luego saltando, rascandose ypalmeteando. El Gobernador envió relacion de todo á la corte de España,y propuso establecer una colonia en esta isla; pero estando entonces losfranceses tratando sobre la compra de las islas Malvinas, se frustró elprudente designio del Gobernador, quien tuvo órden de retirarse áEspaña.

Tami, cacique de Yacana-cunis, me dijo que usaban de una especie deflota para pasar á veces los estrechos, y que tenian comunicacion conlos de su nacion; de que se sigue que este país tiene las convenienciasde leña, agua y suelo; y que si se pudiera hallar algun puertotolerable, seria mucho mas conveniente, y auxiliaria mejor el pasage almar del sur, que las colonias de las islas de Falkland.