Confieso HTML version

A mi esposa y musa Merche Álvarez, responsable de que
haya retomado mi afición por la novela.