ConSentido by Elliette Ramírez Alvarado - HTML preview

PLEASE NOTE: This is an HTML preview only and some elements such as links or page numbers may be incorrect.
Download the book in PDF, ePub, Kindle for a complete version.
index-1_1.jpg

Elliette Ramírez

POEMARIO

ConSentido

San José, Costa Rica

2011

1

index-2_1.jpg

2

Elliette Ramírez

Nació un día en el festejo de la claridad de Santa Bárbara Bendita y para otros de Shangó, a mediados del siglo pasado.

( 4 de diciembre de 1939) 3

Arte Poético

Nacer

de fragmentos interminables Enfrascar la conciencia en un latido.

Caminar capturada

en el discurso del tiempo llorar o reír no importa.

Si acumulo en el espejo las gemas del momento.

La expresión infinita.

La tenacidad.

La magia

al reinventarme.

Dueña de mí

en audacias de sol y luna fuego

viento

y mar.

Amando la formación del universo.

Las diversas estaciones de la vida y el amor.

Con mi canto

humanamente de arcilla.

4

1

La casa está

cómo tú la dejaste

un sol tibio retenido en la estancia, aunque el frío es más frío.

No es tu casa, pero fue tu casa el hogar que te brindó un refugio.

La mesa está servida:

y están el vino, el agua,el asado y los humeantes vegetales compartidos al calor con todos los amigos.

Cómo duelen las mentiras.

Una noche cualquiera

se quebraron palabras y silencios.

Ni caricias ni afectos, nada fue cierto.

La cena está fría.

El lecho desierto.

El ruido del fuego,

en la chimenea,

crece violento.

2

Cuando el silencio

se parece al miedo

y tu voz

ahora no susurra al oído esa frase

5

con acordes azules,

te miro.

Me asusta

el mirarme abrazada

a tu plácida sombra

tan vivida e incierta

como si el Veronés

trasladará a su Adonis

por las barreras del tiempo y en frutal abandono

te dejara dormido

reclinado en mi lecho

reclinado en mi pecho.

Y vivirás en mí

mientras yo, te sumerja en mi nostalgia

mordisqueando

los duraznos

maduros de la tarde

y con la arcilla

creciéndome en las manos.

Nostalgia

3

Tienes para mí

sujeto al universo

el beso.

la caricia

la palabra exacta

y el instante

preciso

del orgasmo.

6

4

Agotas mi arrebato

excitas el fragor

de una nueva faena.

Y bajas

hacia la sombra

densa de mi noche.

Y trenzas plenitudes

que crepitan fogosas

su alegría

y el inconfundible tic

de una copa

de vino derramada.

Simetría

5

¡Tantas veces he muerto bajo tu sombra

dejada en la memoria!

Caigo y me levanto alucinada para volver a caer sin redención.

La lumbre azul.

La viviente llama

cálida y fiera

fragmenta el silencio

que se achica y crece

y crece hasta zaherirme en el lugar preciso:

¡donde tú no existes,

7

donde siempre lates!

6

Esa geometría

que circunda

el vértice azul

de mi preludio de invierno con el solo rumor

de tus pasos.

7

Extraño

el sumergido estar

de tu origen

en mi origen,

el bullicio de tu risa

las caricias descalzas

la avidez del plenilunio cuando tiembla el fuego en la barroca

contraluz

de la vigilia.

8

Quisiera

recordar cómo eres

y contemplar la luna

transpirando el mismo aire de la noche

y buscar luciérnagas

8

brillantes

con grillos cantándole

a una estrella.

Quisiera

recordar cómo eres.

Quisiera

capturar la forma

que se perdió

en la ruta de tu ausencia.

Quisiera recordarte

tal cómo eres

para dejar de amarte.

9

Elevo mi copa

desnuda de martirios

en un brindis

conjurado y amargo

sobre un largo

vientre de ríos

que estrujan mi alma.

¡Cuánto tiempo tuve que pasar para encontrarme de frente con mi destino

dolorosamente maltratado!

¡Cuántas horas

persistiendo en remendar una añoranza!

Buscando rescatar una elegía 9

¡que no me dé la espalda!.

10

Mistificada

desunión

¡me aniquilas!

más valiera enterrar

lo que se muere

y no cabalgar y cabalgar sin ruta

ni sentido

hacia el último aliento desvestido del adiós.

11

Confieso Amor:

He sido infiel.

Amé en otro hombre todos los espacios de tu cuerpo

disfruté del placer,

en el goce de otro sexo.

pero eras tú, amor, quien me tenía eras tú a quien poseía.

Debo decirte que fue

una noche esplendente

y también

que musité tu nombre

y que te amé

como ayer

en los brazos

10

de otro amor.

Del Poemario "Nostalgia" 1995-

12

De Simetría del Silencio 1998

En la atmósfera inerte

de estas noches,

laten

emociones nuevas

e inconscientes.

Aprendo

a amarte cada día

en osadas batallas

y prudencias.

Y oigo tu voz

siempre nueva para mí.

Tus pasos

son memorias vigilantes.

Rondando la espera

¡hasta que vuelvas!.

13

Un sensual

atavismo

nos abriga.

Y vas

calando mis entrañas

11

como el viento

las montañas y

los riscos.

Afuera

los fantasmas,

el viento,

la ventisca,

la hoja que se agita

¡nos celebran!

14

Como un loba

mis signos vigilan

el invierno.

Ansiedad secreta

de hembra

me agrede

me persigue

me subyuga

me escarba

me alcanza,

citándome

tus formas.

Y te busco

y te encuentro.

Te logro:

15

¡Cómo no amarlo!

en este calendario del estío que sujeta toda su presencia, 12

si me deja

tranquila y poseída.

¡Cómo un sol

de media tarde

en el estanque!.

16

Volarán la torcaza

y la alondra,

acumularé mi polen

como las flores de mayo para cuando regreses

a mi heredad de sol,

de lluvia,

a esa fontana

de estrellas abiertas,

donde tu canto

y mi canto quedan

-sin pronunciar el adiós-

(¡para que no escape el amor!).

17

Somos tiempo

intuitivo destiempo,

donde nuestro amor

esplende.

18

¿Por qué astillé el aire y profané sus oquedades?

13

¿Por qué rompí los espejos?

(¿Para no escuchar su perdón?)

¡Oh tránsito violado

de sueños y esperanzas!

Por qué subsiste esta llaga y cabalga sin razón

los laberintos?

¿Hasta cuándo serán crueles los insomnios

enclaustrando esta rara conciencia?

Sí abrí la puerta,

si le obligué a que se fuera y otras tantas veces

le retomé impúdico en mis arterias.

Y en mi desvarío,

se tornaron mis afanes en poesía.

¡Oh secreta voz!

¡Oh invisible criatura!

En el inicio y la reacción el amor y el dolor

visten,

el vertical desamor

que nos obliga,

Quita la alianza carcelaria.

Destruye la visión del cuadro impreciso.

Déjame estirar mi cuerpo sin extrañar su loca inquietud, agitándome

14

como una espiral fragmentada.

Déjame volar mirando al cielo y desvelar mi nostalgia en celo.

Déjame ahuecar la danza y en su fantasía crujir mixtificando el fuego.

Déjame el valor

de no...regresar

cuando se muere el amor.

19

¿Que devoción silvestre nos impulsa a bebernos

la majestad del sol

e incendiar las bromelias a las cinco de la tarde?

¿Cuál palabra

desnuda los narcisos?

¿y en cuál ceremonia

inadvertida

se gesta el anhelo

del próximo encuentro?

20

Grito que no tengo

para sublevar tu ausencia.

Miedo de ser

simplemente sola

15

en el umbral iluminado

con el susurro ardiendo dentro,

muy dentro

profundamente

dentro

21

Merodeo la iluminada oscuridad donde manan las palabras gastando los relojes

como un pez que juega

poemas sin murallas.

Donde crecen las orquídeas y hacen surcos tus manos al acariciar mis cabellos.

Y una roja ternura

viene danzando airosa.

22

Crepuscular

la tarde ilumina

la verde hilera de agapantos guardando lunas

en mi falda al viento.

Traslación azul

encuentro y desencuentro.

Buscaste caracolas

en los riscos

para llevarme el eco de las olas 16

donde tiembla el amor del agua y la guirnalda

entreabre

puertas a la luna

ahuecando

la rítmica huella

de tu sexo,

El eco quiebra la simetría del silencio.

23

De la muerte y otros enigmas Y la muerte

se acurruca

y murmura:

Soy dueña del dolor.

Soy metáfora del lirio

y también de la espina

donde pierde la rosa

su inocencia.

Atado llevo el mundo

a mi eterna venganza,

Tejo escombros y descansos.

Hasta que Dios me indulte cualquier mediodía

de soles verticales

cualquier medianoche

sin luna ni abrigo

en esta tierra

de nadie y de todos,

de tantos sentimientos

17

explotados

y tantos cuerpos ignorados.

Donde no existen la miel ni los trigales.

Solo la tormenta que azota mis guaridas,

maldiciéndome.

Daga premonitoria

clava los silencios.

Resisto el adiós.

Él habla de Dios

y de la muerte,

la siente atisbando.

Yo no quiero ni tengo

nada que darle,

ni café

ni un paraguas.

Pero ella ronda

e insiste.

Yo solo tengo

una liana roja

con borde amarillo

y una cruz para atarla-

Y él, míralo,

exultándola

en este estar y esperar, concibe el término del sueño y atisba

las disparatadas luciérnagas desadormecer

el punto culminante de su tema 18

siempre en duermevela

esperando el término del sueño.

Yo.

En desventaja.

Acosada.

En pie de guerra

blandiendo mis poemas.

Haciendo y deshaciendo

retablos de sueños

fragmentados.

¿Dónde dejaste

mis espiadas vivencias?

¿Acaso subastaste el ámbar de mi luna?

Para columpiar

la cíclica turbación de la memoria.

¿Porque en ese instante se establecen y flamean en mí,

gritos nocturnos?

cuando se tumba el día directo, sin preguntas

¡como un Dios encadenado y sin respuesta!

Mírame:

de píe ante ti, Señor.

Desnuda el alma

te entrego mi dolor atormentado.

Porque en este esperar

cercado de misterios

bajo el luminoso amatista, la tarde enciende

nardos y jazmines

enfrentándonos.

Ata los latidos a un sol fugitivo desde siempre.

19

Miro el azul

cada vez, menos azul.

Sincero el amor y la palabra.

Porque todo y nada

es para siempre

y en la bruma otoñal,

mi estrella

una lágrima suspende.

¿Dónde sueñan sin dormirse tantas lejanías?

¿En que lúbrico margen

bosteza el alba

y trémulas alas fulguran en los pétalos del nardo?

Siento su amor estremecido.

Su cuerpo curvado se afana.

se desboca

enamorándome

hasta el ultimo sentido.

Y su beso

se adueña de mi piel

como enunciada elegía

con olor a vino tinto.

¿Para que entrar

en laberintos de preguntas?.

El laberinto no existe.

¡El laberinto es uno,

somos nosotros!.

Y ella,

la muerte

llegará

a amasijar la porfía,

en esta soledad abierta 20

hacia un Cristo

arqueado

en la expresión sublime de su tránsito.

Que sea tu voluntad

y no la nuestra

¡Padre Nuestro

que estás en los cielos!

24 Hoguera Infinita 2006 y 2008

Editorial Costa Rica

Basta mirarnos

para temblar

y gemir

lúdico y sabio

el manglar de mi cuerpo rastrea

el bracero creciente

de tu sabia

llevándome a soñar canciones para acariciar tu piel.

25

Sobrevivo

al ritual de los conjuros Estallo

en hogueras transparentes en la insolente urgencia 21

de tu tacto.

26

Viértete amor

no más así

sin dejar

de mecerte

en mis latidos.

27

El beso en ti

es la más pura

de las formas

alza en nosotros

todas las banderas.

Erige torres

derrumba muros

congrega todas

nuestras fuerzas

y juntos celebramos

la victoria.

28

La promesa

igual que un río

sin cauce

me recorre.

29

¿Somos

acaso

22

veladores

del fuego

crepitante?

¿Arderá

el trozo de la vida

que gozamos

en la roja

insensatez

de lo prohibido?

30

Me vuelves exacta

me ratificas

en la redondez del amor inevitablemente encadenados 31

Te entrabas en la noche de mi caracola abierta

brindis íntimo

mareas encontradas

y sobre tu piel

mi caracola abierta.

32

Mis pies fríos

reconstruyen sinuosos

la memoria de los tuyos.

Por qué tan oculto dejaste tu calor en las frazadas.

33

23

Vaciar baúles

trastiendas

cubrir la llaga

con un golpe de alas

y relámpagos

quedar llena de ti

reinventándome

sin poder llegar

hasta el olvido.

34

Tal vez puente

tal vez planta

tal vez

palpable o transparente muro cercado de presencias

ahora que no existes.

35

En guardia

empuño

la desolación desnuda.

Sacudiré a la muerte

si es preciso

con este vendaval

de estrellas que me diste.

Recuerda Dios

no has borrado

de la tierra los milagros.

24

36

Tiene la piel

curtida por mil soles.

Sus manos trasmutan

éxtasis sedientos

desde la punta fulgente del cincel.

Creo y sueño

el misterio de la esfinge que me habla

desde el primer día

de la creación del mundo.

37

La soledad transpira

la esencia radical del hombre.

estelas grisáceas

bajo la luz amarillenta propician el mítico encuentro y se erizan los poros

sudorosos al instante.

¿Cómo harían mis antepasados?

¿Que asombro los obligó a inventar dioses

ritos

y dejar sus vestigios en el tiempo?

Reverente invoco el códice sagrado.

Interpelo el misterio de la noche.

En vigilia voy a su fuente transcribiendo las memorias del sol y lo que perdura

más allá de la muerte.

Amasijo la arcilla

su luminosa piel de agua me recorre.

25

Intensos pálpitos milenarios seducen.

Visible magia de otras manos en las mías.

Vuelo de palomas saltan en la dúctil materia complaciente.

Las horas del desvelo

ansiosa y dulce locura.

Extraña calidez envolvente.

Mis manos en las suyas

fluidas

acinturan insospechadas sensaciones.

Desato temblores

de encubiertos enigmas.

El cuerpo sin control

arrebatado

metamorfoseándose

con su respiración

acompasada en mi nuca

acaricia

hombros

brazos

manos

torso

encendiéndome en su color de siena tostado.

Mágica ternura cabalgando.

Rito de siempre presentido.

Y la creación voluptuosa tomó forma y el ancestro creador

dentro

o fuera de mí

doblándome

desdoblándose

26

Conjurado misterio

¡desvaneciéndose!

¡desvaneciéndome!

UN BANDONEÓN GIME

Una mirada

un presentimiento

la respiración

un escalofrío

Instante anhelado

cual beso del agua sobre la arena Un tango de Piazzola

una sensación tibia

dulce

insinuante

arrolladora

dirige los pasos del encuentro invade el lenguaje sin palabras con miradas

con el ansia

lúdicos abandonos fusionados Los sentidos despiertos ritual impregnado de miradas ensoñaciones revolcándose al roce de los cuerpos

El movimiento audaz

posesivo juega

como un río

su sus cadencias voluptuosas 27

mientras

la pasión

delega

se desliza

instiga seductor en tu sonrisa La magia inmersa nos encara Ceremonia de encendidos movimientos Clásica y puntual exigencia los pasos se entrelazan mi pierna sube a ti cual una enredadera la sujetas posesivo

el ademán crece

entre muere

se agita

el tango nos une y nos separa con su lirismo de blasfemia Un bandoneón gime

un giro me eleva

o me lanza hasta la sima me desliza

Soy

una cobra realizada

que busca arrellanarse en tu pierna y el tango persiste

Gama de conflictos pasionales acción y desenlace

retablo de nosotros mismos para volver una y otra vez

"Como el viajero que huye tarde o temprano

detiene su andar"

Juego amatorio del tango trágico y arrabalero

libera inhibiciones

Conjuga su vertical clímax una sincronía de

28

acercamientos sensuales restriegos camuflados

dolorosas lejanías

desprecio y llanto

Y el desamor se desborda en desventura y duermevelas el recuerdo recurrente

nos deja desolados

inquietos

despechados

nostálgicos

y aún así

bailamos

cantamos

al compás de su batuta nos retoma su amalgama

de arrebato y desencanto Y nuevamente busco

la sensualidad de tu mirada en la mía las notas desabrigan

las pasiones internas

y el cortejo en su plasticidad definitiva y tajante

con toda su pasión nos encamina en el reincidir planeo

del arrasador y sensual arrastre de los pies

el voleo

y ese perturbador y sudoroso jadeo de la piel

Y de nuevo

la separación

el giro

la sutilidad del arabesco la proximidad palpitante sin rozarse el espacio imprescindible de los pasos el cerco del abrazo con las piernas y nosotros

29

con el diálogo íntimo de la seducción bailando tango.

Elliette Ramírez Alvarado (1939) siempre mostró su vocación por el arte y la cultura, combinando su creatividad de escultora y decoradora ha incursionado en la poesía con un éxito sorprendente. Ha publicado Nostalgia (1996) Simetría del silencio (1998) Hoguera Infinita (2006) Además, ha sido incluidas en diversas antologías de poesía El amor en la poesía costarricense (2000) Pícaras, místicas y rebeldes (2005) Catálogo y libro de arte: La erótika (2006)

30

You may also like...

  • مترسک
    مترسک International by امید اسماعیلی
    مترسک
    مترسک

    Reads:
    2

    Pages:
    17

    Published:
    Jul 2017

    اکثرا مترسک هایی هستیم که با زشتی ها و موهومات دنیا خو گرفته ایم. مغلوب جبر روزگار شده ایم و خسته تکرار. بدی ها را تحمل میکنیم تا شاید دنیای دیگری باشد که بتو...

    Formats: PDF

  • پنجره رو به گناه
    پنجره رو به گناه International by امید اسماعیلی
    پنجره رو به گناه
    پنجره رو به گناه

    Reads:
    2

    Pages:
    12

    Published:
    Jul 2017

    پنجره رو به گناه برگرفته از احساسات غریبانه و آرزوهای دست نیافتنی نسلی است که چوب نسل گذشته خود را خورد. نسلی که همه به آنها به دید نسل سوخته نگریستند، نسلی ک...

    Formats: PDF

  • عکس دو نفره
    عکس دو نفره International by امید اسماعیلی
    عکس دو نفره
    عکس دو نفره

    Reads:
    1

    Pages:
    7

    Published:
    Jul 2017

    در این مجموعه داستان شما با پیرمردی وفادار، پارک بانی روایت گر، دست فروشی بیجا و مکان، عاشقی مجنون و عاشقی خودباخته روبرو هستید

    Formats: PDF

  • ספר גבריאל
    ספר גבריאל International by בן יהוה
    ספר גבריאל
    ספר גבריאל

    Reads:
    6

    Pages:
    334

    Published:
    Jul 2017

    סיפורו של נידון לחיים גבריאל שמצא שהוא בן יהוה

    Formats: PDF