Arborescencias by Arabella Salaverry - HTML preview

PLEASE NOTE: This is an HTML preview only and some elements such as links or page numbers may be incorrect.
Download the book in PDF, ePub, Kindle for a complete version.
index-1_1.jpg

ARABELLA

SALAVERRY

Arborescencias

ARABELLA

SALAVERRY

Arborescencias

2

3

Introducción

La poesía de Arabella Salaverry es eclosión de sentimientos. Pero dentro de ellos se encuentra la razón de su canto. Parte de su propia vitalidad para enfrentar el caos y ordenarlo en íntima comunión con la naturaleza. El amor es la base de su propia sustancia pero a través de él, y con el paso de los años, la maduración constante de su lenguaje testimonia la trasmutación de su visión del medio.

La riqueza verbal de su trabajo literario ha sido el norte de su extraño ejercicio, al través de largos silencios. Siendo una joven estudiante nace al arte y lo recrea y mantiene como un rito de existencia. Su propia vida ha sido el deseo de permanecer activa al través de la intensidad dramática de su labor como persona y como mujer. En ese crecimiento interior, a veces dubitativo, es que se encuentra la verdad de su poesía, que ella elabora como comunicación intensa entre su propio mundo y el deseo de ser entre los otros, Durante muchos años guardó poemas y fueron siempre como joyas escondidas, tropismos de insomnio, verdades que se escapan en lo cotidiano y entre las palabras con las cuales ella nombra el mundo.

Su poesía, su persona, su proyección hacia nosotros, está siempre llena de musgosas esperanzas y ese estilo suyo de no parecerse a nadie y ser oportuna en la palabra, el gesto, la comunicación que se alza delante de nuestros ojos para decirnos que existe. Eso ha sido la verdad de su poesía, que la madurez ha convertido en el arte de sobrevivirse a sí misma, para completar la naturaleza de su personalidad literaria mediante la reflexión, el ánimo de comunicar, la secreta discreción de escribir para salvarse.

Alfonso Chase

(1999)

4

5

Torrentes

6

A flor de lágrima

Amanecida de tantas lunas nuevas

estoy de nuevo aquí

mojada por todo el sol del trópico empapada de lluvias antiguas

sedienta

ansiosa

impalpable en la muerte

como si estuviese viva

Sembrada de recuerdos

renaciendo al cardo

el ginger florecido

amante, amada

inventada en tenues mapas milenarios desde siempre aquí

por siempre muerta

dormida

7

renaciente

esperando saltar al infinito

temblando desde dentro

acongojada

sumisa

siempre a flor de lágrima

en carne viva siempre

8

Afanes

Tapar con una mano pequeña

el fuego del fondo de la tierra

es una tarea ardua, laboriosa

Esconder la luz de la mañana primera las nubes

el aire de tormenta

Ignorar

el latido del viento

la luz

el agua, los ciclones

Aplacar

la sed insaciable de distancias

el camino

el olor disperso de la selva

es siempre una tarea laboriosa

9

Reencuentro

Para inventarme

bastó reproducir

una imagen tallada con palabras

Para encontrarme

otra

la misma

eterna

la de antes

fue suficiente mirar

e hilvanar el dibujo

que hacían las palabras

Para escucharme

solo fue necesario

atender los fantasmas

las voces antiguas

que me habitan

10

Sangre adentro

Con aire adolescente

renazco en la mirada que me enfrenta Viajera

en un viaje sangre adentro, inacabado subiendo por el torrente de las venas mutilando los vuelos

cerrando los espacios

prisionera en la celda

incontenida

viajera inconforme

alada

extranjera en mi límite

Me descubro

taciturna marchita

desflorada

llorando el mismo antiguo llanto

de los rincones viejos de la vida

11

De palabras y sueños

Somos la generación de la palabra

Desde el verbo

hemos sido engendrados

heridos, lastimados

amados, mutilados

violados

redimidos

descubiertos e inventados

Somos el verbo encarnado

la copia pálida del acto

iluminada en la palabra

palabra pájaro

palabra lluvia

acontecer y tortura

12

fiesta ilimitada

de razones y formas

Somos la palabra agazapada

la palabra perdida

la palabra estallada

Somos verbo más allá del sonido

Y desde aquí

desde este mi manojo de palabras dormidas desde la red de las palabras secas agradezco la voz que me reinventa

y me llena los sueños de palabras

13

A plena vida

¿Dónde estoy?

¿Al principio o al fin de la palabra?

¿Desde cuándo el camino regresa a sus inicios?

¿Dónde dimos el salto mortal?

¿Dónde la pirueta que desvela los sueños?

Para aprender de nuevo

reinventar

volver a morir

morir viviendo

para decir lo ya dicho

llenar el aire

respirar a pleno pulmón

llorar a plena lágrima

para vivir a plena vida

llenar de luz

los rincones ajenos

14

tropezar sin caer

equilibrarse entre la vida y la muerte reeducaré las palabras

y domesticaré los sueños

15

De

mujeres

16

Las agujas de la brújula

Siempre

reiteradamente siempre

nombrando las mismas cosas

Repetir las acciones

forzar las agujas de la brújula

enseñar las mismas normas

sin ninguna variante

El gesto repetido

y un perro que insiste

a la hora de los sueños

La rueda del molino gira

inequívoca

en el mismo lugar

17

Esta partida de ajedrez sin finales se repite

explora, intenta

retrocede, exhorta

a veces se desdice

pero es siempre la misma

igual

inexorable

repetidamente ella siempre

la misma

18

Furia

Un mapa de surcos, de canales

palabras, momentos

vida arrinconada

laberinto de voces

maraña

sol enfermo en mañanas de lluvia

de tristeza

Un dibujo epiléptico

rasgos

trazos inmensos

contraluz con un cielo imprevisto

Sordina

invento cotidiano

furia

enojo taciturno

racimos de palabras

golpes bajos

19

¿Dónde quedamos?

No...

Yo sólo te decía...

20

Sin destino

Con un montón de palabras

anudadas al cuello

continúo un camino

con recodos precisos

de repente inconexos

Un destino inseguro

que se reinventa siempre

San Sebastián no aporta nada

sólo su sensualidad

sigo sin saber hacia dónde

me rasco la cabeza

e intuyo que somos especialistas todos en engaños

21

Futuro

Borbotones

cataratas de sílabas

Hijos

destinos regados contra el viento

Un juego endemoniado

memorias malabares

Obstrucciones profundas

cuartos con agujeros clausurados

Luz difusa

presa entre telarañas

Voces que perdieron el sonido

diccionarios abiertos

palabras que quedaron vacías

22

Las manos

haciendo señales de ahogado

Un guiño electrónico

horadando la silla turca

Conciencia

ausencia

pared contra pared

espalda a espalda

pecho contra pecho

futuro...

23

Femenino

Solo mujer

y ya es decir bastante

es como ir desgranando

palabras que mueren antes de haber nacido palabras que nunca se dijeron

palabras para romper el aire

palabras que se atropellan pero nunca irrumpen palabras a flor de piel

a flor de labio

palabras aventadas

lanzadas a escondidas

de mano que lanza y guarda

palabras que se ocultan

que despedazan

24

lloran

se retuercen

tiemblan

se desdicen

y terminan muriendo antes de haber nacido

25

De mujeres

Soy

una lectura de mí misma

hecha

por los ojos de enfrente

Viajo

por caminos ajenos

con un aleteo de pájaros

subiendo desde el vientre

a la profunda altura del cerebro

Camino

al vaivén de otros deseos

ignoro mi sed

reparto el agua

doy pan cuando muero en ayuno

empapada de lágrimas ajenas

no tengo un sitio seco para llorar la mía 26

Y así

igual que yo

unidas por el miedo

mutiladas

recortadas las alas inconexas

recorren los caminos

en manojos y ramos

las mujeres

27

Destinos manifiestos

Me asomo a los destinos manifiestos Si deseas irte quedando cojo paralítico ciego mutilado

con heridas abiertas a flor de cuerpo con deseos inconclusos

miradas a dentelladas rotas

si deseas que la vida te juegue juegos sucios si se te asoma un aire de objeto abandonado en el desván del desvarío

con ser mujer ya basta

Y por más que trates

aunque zurzas primores en pañuelos de lino y se te dé muy bien mantener pisos limpios las semillas germinen con tu calor de madre un jazmín del cabo intente perfumarte las ideas florezcan en tu jardín más íntimo nadie está nunca satisfecho

28

Te repito

si se te asoma ese aire de objeto abandonado en el desván del desvarío

muy

pero muy probablemente

cometiste la imprudencia de ser una mujer en este fin de siglo

29

Presencias

30

Pregunto

A todas las mujeres que amo

a todos los hombres que amo

a los amantes amadores amados

a los necesarios sin agua

más que el agua

a ellos que definen presencias

soledades dormidas

a ellos

que permanecen aquí

pregunta mi soledad

con su cola de pájaro de fuego

cuál es la mano

cuál la verdad

en qué agujero se acomoda el futuro dónde se ha de desenterrar el valor cómo depositar en un cuenco pequeño todas las palabras inútiles

y dar lugar a la canción transparente a la germinación de las semillas

31

Esperanza

Somos antiguos

milenarios

animales extinguidos

fumarolas que intentan sus últimos suspiros Somos antiguos

montones de palabras

para nombrar los fuegos de artificio que no existen más

Somos eternos milenarios antiguos

con ese andar el corazón expuesto

obscenamente al aire libre

vestidos solo de palabras

para inventar un mundo a la medida 32

Somos añejos eternamente antiguos trasnochadamente ausentes de este tiempo Somos montones de cosas

olvidadas:

somos palabra

mano

abrazo

y la ternura escondida a pleno fondo a pleno aire

Somos antiguos

pavorosamente colmados por los años ubicados en mapas que no existen

vagando por geografías olvidadas

lacerados

doblegados por señas ininteligibles 33

sin voz

sobrevivientes

ajenos

pero siempre presentes

y siempre esperando por la vida.

34

El elegido

A Leonardo

Te pregunto si quieres ser el elegido para intentar contener mis mareas

Te pregunto si revuelto en el tedio todavía hay fuegos de artificio

Te pregunto si deseas bucear

perderte

y terminar descubriendo continentes que ya son antiguos

Te pregunto si quieres inventar

disfraces con los trapos usados

carrozas con las calabazas

y cruzar el aire

de parte a parte

como si fuera un viaje nuevo

35

El abrazo

A mi hermano Alfonso Chase

Sentí tu abrazo de cuerpo entero

Me abrazaste con un solo impulso

y de un golpe solo

Para que se abrieran torrentes

nada más fue necesario

El calor de tus brazos permaneció conmigo como una extraña marea

creciendo aún sin plenilunio

36

Por todos mis espacios

tu abrazo me recorrió completa

me cerró los ojos con recuerdos

soliviantó las múltiples razones

que contienen mis días

dentro de cauces ciertos

Tu abrazo de cuerpo entero

de golpe solo

me devolvió la magia

37

Voz de amar

Para tu voz

que me inventó una vez

antes de la inmensa sombra con que nos cubre la vida para tu voz de madrugada

con cantos de gallos desvelados

Para esa voz que se pegaba a mi pelo que me inventaba

para tu voz de amar

para tu amor de amar de dar

para tu voz de sal de mar

para tu voz de mar

de mar de amar

para esa voz que encendía mis rincones de tanto de tanto amar

para tu voz que me enseñaba

a caminar balbuceante entre palabras sólo mías

inventadas para mí

38

adormecida en esa orgía de palabras humedecida

de tanto amor de amar

de enamorados en París

con el olor antiguo a semen trasnochado de los alcornoques viejos

de troncos retorcidos

Amor de morir y renacer

amor de amar

de palabras latiendo

amor una vez más de dar

el tuyo

amor de recibir

el mío

amor con tardes de Stravinsky

amor de Bocherini en los rincones

tu amor de iniciación y rito

39

tu malherido amor

tu amor de amar

de siempre más ante mis ojos insomnes tu amor atardecido

tu único

irreverente amor

todo lleno de palabras

borracho de adjetivos

siempre a flor de voz

a flor de cadencia

Para ese amor

que supo así

a sangre abierta

acompañarme por todos estos años

seguir humedeciendo mis rincones

reconciliarme con esos retratos

que se amarillan en esquinas

para tu voz

tu voz de amar

tu voz de dar

para tu voz está siempre mi recuerdo abierto 40

De amores…

Existen amores de siempre

y para siempre

Amores que cruzan territorios

países

continentes

Amores que en el tiempo

se plantan

germinan

se añejan

se perfuman

y duran

y perduran

41

Amores de ayer

De hoy

Para el mañana

Amores sutiles

Telas de araña

a las que no daña el viento

Amores sin piel ni tacto

Hilos que nos amarran a la vida

Amores con olor de adolescencia

Amores que duran

y perduran

Se pierden y retoman

crecen

palpitan

sin piel ni tacto

ni palabras

42

Amores de ayer

de hoy

Para mañana

Amores de siempre

Y para siempre

43

Amigo mío

A Chakiris Mena

Hoy se sentó la muerte en la silla de al lado casi en el regazo

Hoy se sentó a mi lado

y yo con todo el pecho abierto

con este profundo dolor de pecho abierto no supe cómo hacerme la desentendida Hoy se me sentó casi en el regazo

como si alguien la hubiese invitado o le hubiese dado la bienvenida

Estoy con este profundo dolor de pecho abierto pensando en tu vida tan vivida

en la muerte olfateada

negada

maldecida

44

pensando en los planes

tu abrazo de amigo

tu agudeza

en tu piel color de caramelo

en tu futuro al borde de la mano

Está la muerte allí

acomodándose en tu cama

Se sienta al lado mío

pero me niego a tutearla

no la acepto

no quiero que te obligue

a salirte del camino

45

Mi cachorro

A Leo, mi hijo

El cachorro se me acuencó en el pecho una noche más desdibujada

por el viento insolente de noviembre Me amarró con sus brazos a su aroma olores de horno tibio

su aliento de infancia y pesadilla se me pegó en el pecho

En los ojos cerrados se fueron dibujando partidos de fútbol interminables

alfiles torres y caballos

para el jaque final

Sus dedos dulces y ásperos repitieron la nota inconexa de su violín pequeño Y al acomodarse

sus codos y rodillas me punzaban

y espantaban las sombras

46

Su cuerpo flaco y largo

se me acuencó en el pecho

Su perfil

la piel llena de sol

el olor de la vida

que se acuencó en el pecho

me devolvió con creces

la vida

que le entregué a la vida

47

Deshielo

48

El equipaje

Alto el viento en este mes de julio cuando descubro que el viaje ya pronto termina y no he podido aún

ni muy, ni tan remotamente

deshacer los restos de equipaje

que fui guardando

para mejores momentos

Las galas se han ido amarilleando

los perfumes se confundieron con el viento la polilla inmisericorde

ya devoró la camisa de seda

Y no recuerdo

dónde guardé el pañuelo bordado

la bata que llené de abalorios y luciérnagas y por más que revuelvo y revuelvo

49

no encuentro la enagua de lino

los encajes con que bordé los sueños las cintas para cuando hagan falta y los botones de plata

para cerrar y abrir los ojos

Además tenía un espejo

un pequeño peine de nácar

zapatos de raso con plantillas de espumas y el tizne de la noche sin luna

para alargar las pestañas

y disimular las lágrimas

¡Por Dios

cuándo podré usar estas galas

si no alcanzo a deshacer el equipaje y ya es de noche!

50

Otero

Torreón

vida vivida

otero

el horizonte abierto hacia el ayer el hoy

hacia el mañana

Tanta luz que enceguece las pupilas un enorme y espléndido paisaje

Y desde aquí

el ardoroso hilo de la vida

impúdicamente expuesto

a ratos apacible

de pronto enmarañado

51

Dolor de pecho roto

de temor

dolor de adolescencia atardecida

de sueños regados

peor aún

desparramados

inservibles

casi todos los sueños del pasado

Al frente

algo así como el corazón

de un colibrí

apretado en el puño

52

Ruta del deshielo

Desde las tierras congeladas del silencio desde las más altas neveras

donde la soledad campea

y es soberana, reina

y el límite no se traza

Desde ese instante

cuando se detiene la luz

en el centro mismo de una pupila insomne comienza este deshielo de palabras que se van uniendo, trenzando

amalgamando, fundiendo

en torrente, río, catarata

tumulto

arcoiris con todos los colores

tropel con pecho abierto

sin distancias

imagen

53

pasado que casi alcanza a ser presente pero que es solo ausencia

vacío de recuerdo

la ruta que se pierde hacia atrás: esta tortuosa ruta del deshielo

54

De poetas

Hemos ido recogiendo palabras

formando ramilletes

ordenándolas:

Tamaño, forma, perfume, color

perfección de sus genes

las complementamos

en acuerdo con su destino impostergable Les lavamos las caras

las vestimos de gala

algunas veces terminamos maquillándolas o bien las disfrazamos:

antifaz, máscara

gárgola pura

dolor de más allá del dolor

dolor, y siempre dolor

que el discurso es ajeno

y tanto afán

y todo el trajinar, que siempre es mucho y tanto afán

no valen para nada

La muerte sigue siendo la misma

Se dice sin palabras

55

Enigma

Conmovida, conmocionada

detenida, inmovilizada

arrastrada a rastras removida

explicada

absurdamente interpretada

desconocida

extranjera en el mapa de la vida

llena de colinas

hendiduras

márgenes traspuestos

líquenes y árboles antiguos

musgos. humedades, helechos

arborescencias

ríos

cascadas, torrentes y lagos

a veces cráteres, lavas

hervores del fondo de la tierra

desiertos, tundras solitarias

sumisa, desparramada

ansiosa

rebelde, libertaria

56

me declaro incompetente

para descifrar la vida

57

Credo

La emoción es solo

un recuerdo del recuerdo

estar vivo es un espejo de todos los momentos en que estuvimos muertos

hablar es hacer un estallido de silencios desear es la paz que no ha existido un murmullo el sonido del mar

el calor es dolor de piel y frío

fuego hielo intensidad que quiebra las alas de los pájaros amar es el retrato inconcluso y perfecto de uno mismo crear volver a nacer en el misterio despegar repartir montones de silencios acompañar es negar la mano que perturba morir es nacer a otra forma que nunca nos contiene eternidad instante de un relámpago el parto un largo aullido ante la vida regresar es acabar lo detenido

remontarse es bajar a los silencios hacer es ir llenando de luz

los agujeros de la vida

58

index-59_1.jpg

Sobre la autora

Arabella Salaverry. Costarricense. Escritora y actriz*

Realiza estudios de Artes Dramáticas, Filología y Teatro en diversas universidades latinoamericanas (México, Venezuela, Guatemala y Costa Rica) Ha participado como actriz protagónica y de reparto en más de 40 montajes de diversas instituciones. Ha trabajado en producción y actuación para radio, cine y televisión. Se ha desempeñado como Gerente General y de Mercadeo en el sector universitario. Dirige talleres literarios y de comunicación.

Presidenta de la Asociación Costarricense de Escritoras, ACE 2008-2010

Integrante del grupo Yolanda Oreamuno de Gestión Cultural Ha publicado los poemarios “Continuidad del Aire” “Chicas Malas” Breviario del deseo esquivo” “Dónde Estás Puerto Limón” “Violenta Piel” y “Arborescencias” . Inéditos, cuatro poemarios así como un libro de cuentos.

Su obra literaria ha sido incluida en antologías en Costa Rica, Colombia, Argentina, México y España; considerada en diversos periódicos, revistas y blogs literarios tanto en el país como en México, Ecuador, Colombia, España e Italia. Ha ofrecido recitales con su obra en Costa Rica: en Santiago y Valparaíso, Chile; en Colombia, en Panamá y en México. Poemas suyos han sido traducidos al inglés, italiano, polaco y al húngaro.

Ha representado al país en encuentros de escritores en Costa Rica y en diversos países.

Se ha desempeñado como jurado en concursos de narrativa y poesía en el ámbito nacional e internacional.

*Fotografía de Jacob Abrams

59

Índice

Torrentes Pág Introducción…………………………………………… 4

Torrentes

A flor de lágrima………………………………………..... . . .. . 7

Afanes………………………………………………………………. 9

Reencuentro……………………………………………………… 10

Sangre adentro………………………………………………….. 11

De palabras y sueños…………………………………………. 12

A plena vida………………………………………………………. 14

De Mujeres

Las agujas de la brújula……………………………………… 17

Furia…………………………………………………………………

19

Sin destino………………………………………………………..

21

Futuro………………………………………………………………

22

Femenino…………………………………………………………

24

De mujeres………………………………………………………..

26

Destinos Manifiestos…………………………………………

28

Presencias

Pregunto…………………………………………………………… 30

Esperanza…………………………………………………………. 32

El elegido…………………………………………………………... 35

El abrazo…………………………………………………………… 36

Voz de amar………………………………………………………. 38

De amores…………………………………………………………. 41

Amigo mío………………………………………………………… 44

Mi cachorro……………………………………………………….. 46

60

Deshielo

El equipaje………………………………………………………… 49

Otero………………………………………………………………… 51

Ruta del deshielo……………………………………………….. 53

De poetas…………………………………………………………... 55

Enigma……………………………………………………………… 56

Credo………………………………………………………………… 58

Sobre la autora………………………………………………….. 59

61

Arborescencias

© Arabella Salaverry

Datos primera edición:

CR86I.4

S-161-a Salaverry, Arabella, 1946-Arborescencias / Arabella Salaverry-Ia.ed –San José. Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes, Dirección General De Cultura. Dirección de Publicaciones.

1999.

75 p, 19x24 cm

ISBN 9977-59-130-X

1. Poesía costarricense. I Título DGB/PT 99-15

Imagen de portada: Sobre pintura de Remedios Varo Contacto: arabella.salaverry@gmail.com

arapalabras.blogspot.com

62

You may also like...

  • مترسک
    مترسک International by امید اسماعیلی
    مترسک
    مترسک

    Reads:
    2

    Pages:
    17

    Published:
    Jul 2017

    اکثرا مترسک هایی هستیم که با زشتی ها و موهومات دنیا خو گرفته ایم. مغلوب جبر روزگار شده ایم و خسته تکرار. بدی ها را تحمل میکنیم تا شاید دنیای دیگری باشد که بتو...

    Formats: PDF

  • پنجره رو به گناه
    پنجره رو به گناه International by امید اسماعیلی
    پنجره رو به گناه
    پنجره رو به گناه

    Reads:
    2

    Pages:
    12

    Published:
    Jul 2017

    پنجره رو به گناه برگرفته از احساسات غریبانه و آرزوهای دست نیافتنی نسلی است که چوب نسل گذشته خود را خورد. نسلی که همه به آنها به دید نسل سوخته نگریستند، نسلی ک...

    Formats: PDF

  • عکس دو نفره
    عکس دو نفره International by امید اسماعیلی
    عکس دو نفره
    عکس دو نفره

    Reads:
    1

    Pages:
    7

    Published:
    Jul 2017

    در این مجموعه داستان شما با پیرمردی وفادار، پارک بانی روایت گر، دست فروشی بیجا و مکان، عاشقی مجنون و عاشقی خودباخته روبرو هستید

    Formats: PDF

  • ספר גבריאל
    ספר גבריאל International by בן יהוה
    ספר גבריאל
    ספר גבריאל

    Reads:
    6

    Pages:
    334

    Published:
    Jul 2017

    סיפורו של נידון לחיים גבריאל שמצא שהוא בן יהוה

    Formats: PDF