Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Viajes por España

nunca las especies, y téngase siempre ála vista que estarán
siendo simultáneo objeto de nuestras observacioneslas ricas
de las aldeas y las pobres de las ciudades; las mendigas de
lacapital y las petimetras de los cortijos; las elegantes
huríes quebostezan en coche por la Carrera del Genil y las
hechiceras cursisque cimbrean su primoroso talle, vestido
de limpia indiana, en unbalconcillo de madera festoneado
de flores; las terribles alcaldesas demonterilla, más tiesas
que D. Rodrigo en la horca, y lasinteresantísimas hijas bien
criadas de padres del antiguo régimen,moradoras de
ciudades que, aun siendo de cuarto orden, presumen de
máshistóricas que Alejandría y Atenas.....
Hay, como veis, mucha tela cortada, y tenemos, por
consiguiente, queahorrar de razones.....—¡Arriba, pues, el
telón!
CAPÍTULO I
LA GRANADINA COMO ANDALUZA
Quedamos en que á estas horas os han dicho otros
colaboradores de estelibro lo que es Andalucía. Os habéis,
pues, hecho cargo del almo júbilocon que se ríe el
Todopoderoso en aquel pedazo de cielo que
dejatransparentarse la gloria desde el Guadiana hasta el
Segura, y desdeSierra Morena hasta los dos mares: habéis
respirado aquel aire tibio ybalsámico, que difunde, en Abril
como en Diciembre, el aliento de nuevasrosas; habéis
contemplado aquellas matizadas vegas, patrimonio á la
parde Flora y Ceres, aquellos cármenes y huertos que no
ensoñó Babilonia;aquellos bosques de naranjos y
limoneros, como los imaginados por laFábula; aquellos
inmensos olivares y pomposas viñas que absorben y danpor
 
Remove