Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Tradiciones Peruanas

En la descripción que de estas fiestas hemos leído, son grandes
losencomios que se tributan al artista. Desgraciadamente para su
gloria, nole sobrevivió su obra; pues en el famoso terremoto de
1746, alderrumbarse una parte del arco, vino al suelo la estatua.
Y aquí queremos consignar una coincidencia curiosa. Casi a la
vez quecaía de su pedestal el busto del monarca, recibióse en
Lima la noticiade la muerte de Felipe V a consecuencia de una
apoplejía fulminante, quees como quien dice un terremoto en el
organismo.
III
De cómo una escultura dió la muerte al escultor
Los padres agustinianos sacaban, hasta poco después de 1824,
la célebreprocesión de Jueves Santo, que concluía, pasada la
medianoche con nopoco barullo, alharaca de viejas y escapatoria
de muchachas. Más deveinte eran las andas que componían la
procesión, y en la primera deellas iba una perfecta imagen de la
Muerte con su guadaña y demásmenesteres, obra soberbia del
artista Baltasar Gavilán.
El día en que Gavilán dió la última mano al esqueleto fueron a
su tallerlos religiosos y muchos personajes del país, mereciendo
entusiasta yunánime aprobación el buen desempeño del trabajo.
El artista alcanzabaun nuevo triunfo.
Baltasar, desde los tiempos en que vivió asilado en San
Francisco, sehabía entregado con pasión al culto de Baco, y es
fama que labró susmejores efigies en completo estado de
embriaguez.
Remove