Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Tradiciones Peruanas

decididamente temió tenerque habérselas con un alma de la otra
vida.
—Que no se moleste en venir fray Venancio—dijo
tartamudeando—. Esposible que, con tanto asunto como tengo
en esta cabeza, haya olvidadoque me dió dinero. Sea ello lo que
fuere, pues el propósito es cristianoy yo muy devoto de San
Pedro Nolasco, mande su paternidad un criado porlas seis
talegas.
La religiosidad de los limeños suplió con limosnas y donativos
la sumaque faltaba para el pago de pintores, y un año después,
en la festividaddel patrón, se estrenaban los lienzos que
conocemos.
Tal es la tradición que, en su infancia, oyó contar el que esto
escribea fray León Fajardo, respetabilísimo sacerdote y
comendador de laMerced.
AL POETA ESPAÑOL DON TOMÁS RODRÍGUEZ RUBÍ, AUTOR DE UN
DRAMA QUE LLEVAEL MISMO TÍTULO DE ESTA TRADICIÓN
I
De cómo Mariquita Martínez no quiso que la llamasen
Mariquita lapelona
Allá por los años de 1734 paseábase muy risueña por estas
calles deLima, Mariquita Martínez, muchacha como una perla,
mejorando lopresente, lectora mía. Paréceme estar viendo, no
 
Remove