Not a member? Join for FREE here. Existing members login below:

Tradiciones Peruanas

La sacrílega orgía se prolongó hasta media noche, y al fin,
rendidos decansancio, se entregaron al sueño los impíos.
Con el alba despertaron muchos sintiendo las angustias de una
seddevoradora, y sus mujeres e hijos salieron a traer agua de los
arroyosvecinos.
¡Poder de Dios! Los arroyos estaban secos.
Hoy (1880) es Tintay una pobre aldea de sombrío aspecto, con
trescientoscuarenta y cuatro vecinos, y sus alrededores son de
escasa vegetación.El agua de sus arroyos es ligeramente salobre
y malsana para losviajeros.
Entre las ruinas, y perfectamente conservada, encontróse en
1804 unaefigie del Señor de la Exaltación, a cuya solemne fiesta
concurren el 14de septiembre los creyentes de diez leguas a la
redonda.
I
Tiempos de fanatismo religioso fueron sin duda aquellos en
que, por sumajestad don Felipe II, gobernaba estos reinos del
Perú don AndrésHurtado de Mendoza, marqués de Cañete y
montero mayor del rey. Y no lodigo por la abundancia de
fundaciones, ni por la suntuosidad de lasfiestas, ni porque los
ricos dejasen su fortuna a los conventos,empobreciendo con ello
a sus legítimos herederos, ni porque, como lopensaban los
conquistadores, todo crimen e inmundicia que hubiera sobrela
conciencia se lavaba dejando en el trance del morir, un buen
 
Remove