Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Thespis

ensangrentadas deCatalina de Aragón, la domadora de
vampiros...
Como realmente esa noche la pobre mujer no podía
proporcionarse dinero,los golpes fueron más recios que de
costumbre. Y ella gritaba y gemíacomo si la desollasen viva...
De pronto se sintió en el silencio y en las sombras de la
desoladacasita, ruido de hierros y maderas que crujían... unos
pasos pesados ytorpes que se acercaban... un formidable golpe
contra la puerta...
Raguet y Catalina se miraron pálidos de terror; la puerta se
abrió...Ante la vacilante luz de la bujía vieron un demonio
inmenso que seadelantaba lentamente sobre sus dos patazas, con
los ojos fosforescentesde cólera... Era Cónsul, el mono
chimpancé. Al apercibir los gritos deCatalina había sacudido
con tal fuerza la puerta de su jaula, que habíacedido... ¡Venía a
socorrer a su ama!
De un golpe derribó a Raguet... Tomó a Catalina en sus
brazos...Lamiole con su lengua rugosa las heridas... Y llevola
cargada como unacriatura a su jaula...
Al volver en sí, Raguet recordó que en la casa no había nadie a
quienpedir auxilio. Tomó su sombrero y huyó cobardemente,
sintiendo siempredetrás de sí los pasos vengadores de Cónsul...
A la mañana siguiente, requerida por un vecino que oyera
durante lanoche extraños gritos, la policía entró en la casa
desierta...Registrándola, sólo halló al mono gigantesco en su
jaula, sentado sobrela paja, arrullando tiernamente en sus brazos
a una mujer pálida,muerta, ¡muerta de terror!
PESADILLA DROLÁTICA
 
Remove