Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Reseña Veridica de la Revolución Filipina

pisando apenas la Comandancia de Marina en elArsenal á las 4 de la tarde, para entregarles
lasdemás órdenes de levantamiento.
Continué toda aquella noche con mis compañerosescribiendo más y más órdenes y
circularespara el mismo fin; pues sin explicar cómo ni de quémanera, aglomerábanse despachos
de todas partes, pidiendonoticia de mi llegada, á la vez que consignas paralevantarse contra los
españoles.
Dios, sin duda alguna, tenía señalado aquelmomento para el derrumbamiento del imperio
español enFilipinas, porque mí inesperada llegada no podía sersaludada ni sabida, con la rapidez
y publicidad que aquellos hechosdemuestran. Sesenta y dos voluntarios de San Roque y
Caridad,armados de Remington y Maüser, organizados por losespañoles, se presentaron al día
siguiente,poniéndose incondicionalmente á mis órdenes.Al principio se alarmaron las fuerzas
americanas por la llegada dedichos voluntarios y por precaución tomaron posiciones
paradefender la entrada del Arsenal; mas, enterado yo del caso,bajé á ver á dichos
voluntarios,trasmitiéndoles órdenes de guardar el puesto deDalajican, al objeto de impedir la
entrada de las tropasespañolas, que, según recientes noticias, asílo intentaban.
Sabedores los americanos de lo ocurrido, se tranquilizaron, ydando la consigna correspondiente
á toda la tropa americana,se ordenó al Comandante del Petrell para que mefueran entregados los
62 fusiles y municiones ofrecidos por elAlmirante, como así, en efecto, se llevó ácabo; pues al
poco tiempo, á eso de las 10 del dia, laslanchas del Petrell traían y desembarcaban en eldique del
Arsenal el referido armamento, que fue enseguidadistribuido á los presentados, que por
millaresacudían pidiendo un puesto en las filas de larevolución y un fusil para ir á las avanzadas.
En la noche de aquel dia, 20 de Mayo, se me presentó elantiguo Jefe revolucionario, Sr. Luciano
San Miguel, hoy General deBrigada, á recibir órdenes, que le fueron dadas, parael
levantamiento, de las provincias de Manila, Laguna, Batangas,Tayabas, Bulakan, Morong,
Pampanga, Tarlak, Nueva Ecija y otras delNorte de Luzón, saliendo aquella misma noche,
elSeñor San Miguel á ejecutarlas.
Los dias 21, 22, 23 y demás del propio mes hubo uncontinuado desfile de revolucionarios
presentados para tomar parteen el movimiento, de tal modo, que tuve necesidad de salir
delArsenal y pasar á otra casa del mismo Cavite, para dejartranquilos á los marinos que
guarnecían aquelestablecimiento.
V.
EL GOBIERNO DICTATORIAL.
El dia 24 se estableció el Gobierno Dictatorial,circulándose la 1.a proclama, que suscribí, como
Jefedel citado Gobierno. De este documento se entregaron ejemplares alAlmirante Dewey, y por
su mediación, á loscónsules extrangeros residentes en Manila, no obstante laincomunicación en
que nos hallábamos con dichaciudad.
 
Remove