Not a member?     Existing members login below:

Reseña Veridica de la Revolución Filipina

GobernadorPolítico Militar de la provincia, que dió cuenta alCapitán General Don Ramón
Blanco y Erenasquién ordenó á seguida, combatir y atacará los revolucionarios.
La Providencia que había señalado sin duda la horade la emancipación filipina, protegió á
losrevolucionarios; pues solo así se explica que hombresarmados de palos y gulok, sin disciplina
niorganización, vencieran á fuerzas españolas deEjército regular, en los rudos combates de
Bakoor, Imus yNoveleta, hasta el extremo de arrebatarles numerosos fusiles; loque obligó al
General Blanco á suspender lasoperaciones y tratar de sofocar la revolución por lapolítica de
atracción, pretextando que no le gustaba«hacer carnicería en los filipinos.»
El Gobierno de Madrid, no aprobando esta clase depolítica del General Blanco, envió al
TenienteGeneral don Camilo Polavieja para relevarle del cargo, mandando alpropio tiempo,
tropas regulares de españolespeninsulares.
Polavieja con 16 mil hombres armados de Maüser y unabatería de cañones, atacó á
losrevolucionarios, con energía; apenas reconquistó lamitad de la provincia de Cavite; y
habiéndose enfermado,dimitió el cargo en Abril de 1897.
Relevado D. Camilo Polavieja por el Capitán General D.Fernando Primo de Rivera, éste anciano
guerreropersiguió en persona á los revolucionarios con tantafirmeza como humanidad, logrando
reconquistar toda la provincia deCavite y arrojando á los rebeldes á lasmontañas.
Entónces senté mis reales en la abrupta ydesconocida sierra de Biak-na-bató, dondeestablecí el
Gobierno Republicano de Filipinas, áfines de Mayo de 1897.
II.
EL TRATADO DE PAZ DE BIAK-NA-BATÓ
Don Pedro Alejandro Paterno estuvo várias veces enBiak-na-bató á proponer la paz, quedespués
de cinco meses y largas deliberaciones, quedóconcertada y firmada en 14 de Diciembre de dicho
año 1897,bajo las bases siguientes:
1.a Que era yo libre de vivir en el extrangero con loscompañeros que quisieran seguirme, y
habiendo fijado laresidencia en Hong kong, en cuyo punto debería hacerse laentrega de los
800,000 pesos de indemnización, en tresplazos:—400,000 á la recepción de todas lasarmas que
había en Biak-na-bató—200,000cuando llegáran á 800 las armas rendidas y losúltimos 200,000
pesos al completarse á 1,000 elnúmero total de las mismas y después de cantado elTe Deum en la
Catedral de Manila, en acción degracias.—La segunda quincena de Febrero se fijó comotiempo
máximo para la entrega de las armas.
2.a El dinero sería todo entregado á mi persona,entendiéndome con entera libertad con mis
compañerosy demás revolucionarios.
 
Remove