Not a member?     Existing members login below:

Reseña Veridica de la Revolución Filipina

conservar la paz yamistad con los Estados Unidos, solemnemente pactados con elalmirante
Dewey.
XVIII.
LA COMISIÓN MIXTA
Celebráronse en Manila las conferencias de laComisión mixta de americanos y filipinos, desde el
dia 11 al31 de dicho mes de Enero. Los últimos manifestaron conclaridad los deseos de nuestro
pueblo de ser reconocidos comoNación independiente.
También expusieron con franqueza las quejas del pueblofilipino contra los abusos y atropellos de
la soldadesca, siendoescuchados atenta y benévolamente por los comisionadosamericanos. Estos
contestaron que ellos carecían defacultades para reconocer el Gobierno filipino, concretando
sumisión á la de oir, recoger las fórmulas de lavoluntad de nuestro pueblo para transmitirlas
fielmente al Gobiernode Washington, quien solamente podía decidir, en definitiva,del asunto,
concluyendo así estas conferencias en la mejorharmonía, augurando mejores y más
difinitivosdías de paz para la fecha en que contestara Mr. Mac-Kinleyá los telegramas del
General Otis, transcribiendo nuestrosdeseos con recomendaciones favorables segun se dijo, por
loscomisionados americanos.
XIX.
RUPTURA DE HOSTILIDADES
Y cuando yo, el Gobierno, el Congreso y el pueblo enteroesperábamos tan deseada
contestación,entregándose la mayor parte á las máshalagüeñas impresiones, vino el fatal día 4
deFebrero, en cuya noche las fuerzas americanas atacaron de repentetodas nuestras líneas, que
estaban por cierto casiabandonadas, porque como sábado, víspera de fiesta,nuestros Generales y
algunos jefes de los más caracterizadoshabían pedido licencia para retirarse al lado de
susrespectivas familias.
El General don Pantaleón García fué elúnico que en tan crítico momento se encontraba en
supuesto de Maypajo, Norte de Manila; pues los Generales Noriel,Rizal y Ricarte y los coroneles
San Miguel, Cailles y otros,estaban fuera, disfrutando de sus licencias.
El General Otis, segun informes verídicos,telegrafió á Washington que los filipinoshabían
agredido al ejército americano. El PresidenteMac-Kinley leyó el telegrama ante el Senado,
 
 
Remove