Not a member?     Existing members login below:

Plick y Plock

E L B R I C K « E L G A V I L Á N »
¡Adelante, famoso
bricbarca!
Desde el codaste
hasta la gavia
No hay otro en el
arsenal
Que con él se pueda
igualar;
Viento en popa y
adelante.
Canción
del
marinero.
La niebla que rodeaba los alrededores del pequeño puerto de Pempoul sedisipaba
poco a poco, y el disco del sol aparecía de un rojo obscuro enmedio del cielo gris y
sombrío.
Bien pronto Saint-Pol, dominado por sus grandes edificios negros y suscampanarios
de piedra, se presentó vago e incierto a través del vaporque ascendía de las aguas,
después se dibujó de una manera más precisa,cuando los pálidos rayos del sol de
noviembre arrojaron el aire espeso yhúmedo de la mañana.
A la derecha se elevaba la isla de Kalot con sus rompientes, el molino yel
campanario azul de Plougasnou, mientras que a lo lejos se extendía laplaya de
Treguier, de fina y dorada arena, limitada por inmensospeñascales que se pierden en
el horizonte.
La linda bahía de Pempoul no contenía ordinariamente más que mediocentenar de
barcas y algunos buques de un tonelaje más elevado.
No es extraño, pues, que el hermoso brick El Gavilán se destacase contoda la altura
de sus gavias entre aquella innoble multitud de lugres,faluchos y botes que estaban
fondeados a su alrededor.
¡Ciertamente! ¡no había un brick más hermoso que El Gavilán!
¿Es posible cansarse de verlo recto y ligero sobre el agua, con susformas esbeltas y
estrechas, su alta armadura un poco inclinada haciaatrás, que le da un aire tan
coquetón y tan marinero? ¿cómo no admirarsu velamen fino y ligero, con sus amplias
piezas, sus gavias y susjuanetes tan elegantemente sesgados, y esas barrederas que se
despliegansobre sus flancos graciosas como las alas del cisne, y esos foqueselegantes
que parecen voltear al extremo de su bauprés, y su línea deveinte carronadas de
bronce, que se dibuja blanca y negra como los ladosde un juego de damas?
Remove