Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Pasarse de Listo

Beatriz no le contestaba sino rogándole que la dejase.
Cansada, pues, y hasta algo picada de aquel sigilo con que de
ella serecataba Beatriz, el ama Teresa se salió de la sala y se fué
al cuartode Inesita.
—Niña—dijo—, ¿no te levantas hoy?
Inesita, medio dormida aún, si bien tenía abiertas ya las
maderas de laventana, y el sol inundaba su cuarto, se incorporó
un poco y contestó:
—Pues ¿qué hora es?
—Las nueve y media; cerca de las diez. De sobra es hora de
que televantes. Además es menester que te levantes. Hay
grandes novedades.Paco Ramírez ha venido.
—¿Con mi cuñado?—preguntó Inés.
—Sin tu cuñado—dijo el ama.
—¿Y dónde está? ¿Se quedó en el lugar? ¿Por qué no viene?
—Lo ignoro. Sólo sé que tu hermana está llorando como jamás
la he vistollorar. Sin duda ha ocurrido alguna gran desgracia.
Beatriz nada haquerido decirme; pero algo ocurre de muy grave
y lastimoso. Levántate,hija. Ve a consolar a tu hermana y a
saber la causa de su dolor.
Inesita saltó de la cama llena de sobresalto. Se puso una bata,
sinatender a más cuidado, por la precipitación, y corrió al
saloncito,donde Beatriz se hallaba.
 
Remove