Not a member?     Existing members login below:

Morsamor Peregrinaciones Heroícas y Lances de Amor y Fortuna de Miguel de Zuheros y Tiburcio de Simahonda

traer a la vida real los ensueños dela fantasía y en convertir las flores retóricas en hechos. Bien
está quese diga:
El
primer
día
que
os
vi
tan
mortal
fue
mi
ferida
que
en
veros
quedé
sin
vida
y el vivir se vio sin mí.
Y todavía me parece mejor, más alambicado y más agudo, aquello otro quecon tintas variantes
suele repetirse:
Morir
a
vivir
prefiero;
y
de
tu
beldad
cautivo,
o
no
vivo
porque
vivo
o muero porque no muero.
No creas que no me deleitan estas y otras coplas parecidas. Son muyingeniosas. Pero del
dicho al hecho, hay gran trecho. Y el PadreAmbrosio tendría una desazón enorme si viese
frustrado el buen éxito desu ciencia pasmosa y que no había valido el remozarte sino para que
túhicieses sin razón la parodia de Beltenebros en la Peña pobre. Si esverdad lo que se refiere de
D. Enrique de Villena, yo me complazco enesperar que no salga jamás de la redoma a vivir
segunda vida paraincurrir en las mismas necedades que hizo en la primera. Escarmienta túen el
caso del monje Teófilo, cuya historia nos refirió el poeta Berceo,y escarmienta en otros casos de
algunos sujetos que ya se remozaron conel auxilio del demonio y no disparates como ellos
disparataron.Considera que tú tendrías menos disculpa, porque no te has dado aldemonio como
se dieron ellos y porque esta juventud nueva, que te hacaído encima como llovida del cielo, no se
debe a Satanás, sino aciencia y arte muy sanas. Indispensable es, por consiguiente, que tú
teconserves sano también, que mires por tu gloria, que aproveches laocasión que de alcanzarla se
te ofrece y que no hagas muchas tonterías.Lícito te será, a mi ver, hacer algunas, por distracción
y como depasada, pero tu mira principal debe ponerse muy alto.
—Tan conforme estoy contigo en lo esencial—dijo Morsamor—que tusermón es inútil porque
predicas a un convertido. Antes que todo y sobretodo yo quiero gloria y harto sabes tú cuan
dispuesto y apercibido estoya buscarla. Concertado lo tengo todo con los ricos mercaderes
genovesesGabriel Adorno y Gaspar Salvago. La gruesa nave que ellos han fletado ycon real
privilegio han cargado de mercancías nos aguarda ya en Cascaes,pronta a zarpar para la India.
Las direcciones náutica y mercantil estánencomendadas por dichos mercaderes a un hábil piloto
y a unadministrador inteligente, pero yo he de ser el verdadero capitán de lanave y el que
gobierne y ordene en ella cuanto importe a la defensa delas riquezas que conduce y cuanto sea
menester para castigar y arrollara los enemigos de la fe de Cristo, mahometanos o idólatras, que
seatraviesen en nuestro camino. Iremos con la expedición que manda aOriente el Rey D. Manuel
y estaremos a las órdenes de su almirante y desu virrey, pero gozaremos de cierta independencia
que yo sabré hacermayor cuando conviniere. Acaso mañana mismo nos podremos ya dar a
lavela. ¿Qué inconveniente hubiera habido en que yo, en vez de salirdesdeñado, saliese alentado
por el favor de una dama, señora de mispensamientos, por sus promesas de ser mía cuando yo
volviese triunfantey por el anhelo de acometer y dar cima a grandes hazañas para poner asus pies
mis laureles y mis trofeos?
Remove