Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Misericordia

confusión y desconsuelo.«Perdoñar mí tú... Olvidar mí dicer ti
cosa.
—¿Qué? ¿Vas a salir ahora con inconvenientes? ¿Es que la
operación novale porque faltaría algún requisito?
—Olvidar mí requesito... No valer, poique ser tú muquier.
—¡Condenado!—exclamó Benina sin poder contener su
enojo—, ¿por qué noempezaste por ahí? Pues si el primer
requesito es ser hombre... ¡a ver!
Perdoñar mí... Olvidar cosa migo.
—Tú no tienes la cabeza buena. ¡Vaya una plancha! Pero ¡ay!
la culpa esmía, por haberme creído las paparruchas que inventan
en tu tierramaldecida, y en esa tu religión de los demonios
coronados. No, no locreí... Era que la pobreza me cegaba... Y no
lo creo, no. Perdóneme Diosel mal pensamiento de llamar al
diablo con todos esos arrumacos;perdóneme también la Virgen
Santísima.
—Si no valer eso poique ser tú muquier...—replicó
Almudenavergonzoso—, saber mí otra cosa... que si jacer tú,
coger has tú tudala diniera que tú querier.
—No, no me engañas otra vez. ¡Buen pájaro estás tú!... Ya no
creo nadade lo que me digas.
—Por la bendita luz, verdad ser... Rayo del cielo matar mí, si
n'gañarti... ¡Coger diniero, mocha diniero!
—¿Cuándo?
—Cuando quiriendo tú.
—A ver... Aunque no he de creerlo, dímelo pronto.
Remove