Not a member?     Existing members login below:

Memoria Histórica, Geográfica, Política y Económica Sobre la Provincia de Misiones de Indios Guaranís

en Boloña, en Venecia, se hicieronadmirar en las academias los
que habían sido declarados enemigos de lasociedad y del trono.
Estos méritos no bastaron a restablecer su crédito, ni a
librarlos delanatema de sus perseguidores. Los hombres más
imparciales hacíanjusticia a los individuos, sin aprobar el
espíritu de su instituto,sobre todo en lo concerniente a su modo
de administrar las misiones delParaguay.
Lo que más contribuyó a acreditar estas calumnias fue
lapublicación de una obra, titulada Reino Jesuítico del
Paraguay[1],que el padre Bernardo Ibáñez escribió bajo el influjo
de sentimientosrencorosos, después de haber sido expulsado de
las Misiones por susintrigas con el Marqués de Valdelirios en
tiempo de la guerraguaranítica. Este impostor llegó a Madrid
cuando se meditaba ladestrucción de su orden, y se coligó con
sus enemigos, denigrando a suspropios hermanos. Le salió al
encuentro el padre Muriel en su apéndice ala traducción latina
de la obra del padre Charlevoix; pero el idioma enque redactó
sus notas, y el poco interés que inspiraba entonces estaapología,
la dejaron ignorada en el público, para quien el silenciosuele ser
prueba de culpabilidad en los acusados.
Con estas prevenciones, que eran generales en Europa, llegó a
BuenosAires don Félix de Azara, uno de los comisarios
españoles para la últimademarcación de límites. Empeñado en
recoger materiales para lapublicación de su obra sobre la
historia política y natural de estasprovincias, solicitó del
administrador de uno de los departamentos deMisiones, que
había examinado con más esmero el carácter de los indios yel de
sus instituciones, un informe detallado de su origen y
 
Remove