Not a member?     Existing members login below:

Memoria Dirigida al Señor Marquez de Loreto, Virrey y Capitán General de las Provincias del Río de la Plata

extenderlo á otras provincias, y Viedmafué encargado de
plantificarlo en Patagonia.
Las circunstancias que acompañaron este nombramiento
merecenser referidas. Se escusaba Viedma por las muchas
atencionesde familia, y por su ninguna aptitud para esta clase de
empleos. Insistiael Ministro, y volvia á escusarse el
candidato.—Por fin cansadoGalvez de la resistencia que
encontraba en su protegido, mudó de conversacion,y le preguntó
en qué estado habia dejado sus haciendas.—Viedma,que ponia
todo su orgullo en pasar por el primer agricultorde Andalucía, le
contestó, que á fuerza de cuidados y trabajos habialogrado
llevarlas á un estado de prosperidad extraordinaria...."Esto es
precisamente lo que quiere el Rey que V. haga en Patagonia",le
dijo el Ministro, devolviéndole su renuncia.
Por primera vez esta porcion considerable del antiguo
vireinatode Buenos Aires contaba con el celo de un hábil
administrador. Sushabitantes, desatendidos y entregados á sus
propios recursos, no habiandado hasta entonces un paso fuera de
la senda obscura y degradantede la vida salvage. Las tentativas
hechas por los Misionerosno solo habian sido limitadas, sino
efímeras, y hasta el recuerdo desus trabajos evangélicos se habia
borrado en aquellas regiones. Ladificultad de sojuzgar los
indígenas, y la ninguna utilidad que prometiauna inmensa
extension de tierras incultas, despobladas y, segundecian,
estériles, las habian sustraido de la accion gubernativa deestas
provincias. Los Vireyes, satisfechos con tener en su
dependenciaá las fértiles campañas del Paraguay, y á los ricos
valles del Perú,apartaban la vista de la parte meridional de su
jurisdiccion, que mirabancomo la Siberia de América. Este
abandono, ó mejor diremosdesprecio, duró hasta que Viedma
Remove