Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Más Vale Maña Que Fuerza

ELISA
JUANA
ANTONIO
MIGUEL
MÁS VALE MAÑA QUE FUERZA
ACTO ÚNICO
Habitación decorosamente amueblada. A la izquierda una chimenea, y sobreella un espejo; dos butacas al
lado de la chimenea; un balcón; a laderecha, dos puertas; un piano; un velador con un quinqué encendido;
uncosturero, libros y otros objetos; puerta en el foro.
#Escena primera#
ELISA está sentada cerca del velador, con un pañuelo blanco en la mano.
Las nueve y media. (
Mirando el reloj.
) Las nueve y media, y no vuelveaún. Todo el día ha estado inquieto, receloso; no bien acabamos de
comer sefué a la calle, diciéndome tan slo un adis tan frío como la nieve…. Sihubiese empezado ya
a perderme el cario!…[1] Tan pronto! Qué infundadorecelo! Sin embargo, Miguel y Juana se
casaron al mismo tiempo quenosotros, y a estas fechas no se mueren ciertamente de amor. Sí; pero
Juanatiene un carácter insufrible, quiere esclavizar a Miguel, y yo, por elcontrario, nunca he reñido con
mi Antonio, jamás le he dado el menordisgusto. Desdicha es que vivan en esta misma calle; así rara
veztranscurren veinticuatro horas seguidas sin que alguno de ellos venga areferirnos sus desventuras, y
Antonio pudiera al fin contaminarse con elejemplo de un matrimonio tan mal avenido. Soy injusta con
él. Siempre mequerrá…. Siempre? No haberse acordado de que hoy es el segundoaniversario de
nuestro enlace…. Bah! Los hombres tienen tantas cosas enque pensar! Bien podía yo haberle dicho:
«Eh, amiguito, que hoy hace añosque nos casamos.» Pero ¡ca! Más de cien veces habré intentado
decírselo, ynunca me lo consintieron la lengua ni los ojos:[2] muda la una, demasiadohabladores los
otros con lágrimas intempestivas. Le hallaba serio,meditabundo; me trataba con tibieza y despego por
la primera vez de suvida…. Y es lo cierto que ha llegado la noche, y aún tengo aquí estepañuelo que
había bordado para dárselo hoy. Válgame Dios! Un día que yoesperaba que fuese tan alegre!… No
hay que apurarse: todo se arreglará.Sí; durante la cena que le tengo preparada…. Llaman.[3] Él será.[4]
¡Quétontería! Al sentirle volver a casa, me late siempre el corazón. Que hallebien encendida la
chimenea.[5] (
Echa leña en la chimenea y sopla con unfuelle.
) (
Óyense voces confusas.
) Traerá frío.[6] No, pues no es él.
[Footnote 1: #¡Si hubiese empezado ya a perderme el cariño!:#
Can it bethat he has already begun to lose his affection for me!
]
[Footnote 2: #Más de cien veces habré intentado decírselo:#
Probably morethan a hundred times I have tried to tell him so
. The future perfect ishere used, as often, for the perfect, to express probability or conjecture.In this
passage the idea of probability, although indicated by the form ofthe verb, affects the adverbial phrase:
Más de cien veces
.]
[Footnote 3: #Llaman:#
Some one is knocking
.]
Remove