Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Los Muertos Mandan

—No sé cuándo podré devolvértelo. Me voy de Mallorca.
Que se hundatodo, pero que yo no lo vea.
Clapés dio a Jaime más dinero que el que éste le pedía.
Toni quedaba enla isla, y con ayuda del capitán Valls
intentaría arreglar sus asuntos,si aún era posible. El capitán
entendía de negocios y sabía desenmarañarlos más
confusos. Febrer y él estaban reñidos desde el día
anterior;pero no importaba: Valls era un verdadero amigo.
—No digas a nadie que me voy—añadió Jaime—. Sólo
debes saberlo tú...y Pablo. Tienes razón al decir que es un
amigo fiel.
—¿Y cuándo te vas?...
Esperaba el primer vapor que saliese para Ibiza. Aún
poseía allá algo:un montón de rocas con hierbajos y
conejos; una torre ruinosa del tiempode los piratas. Lo
sabía por casualidad desde el día anterior: se lohabían
dicho unos payeses de Ibiza que había encontrado en el
Borne.
—Lo mismo es estar allí que en otra parte... Tal vez
mucho mejor.Cazaré, pescaré; voy a vivir sin ver gente.
Clapés, recordando sus consejos de la noche anterior,
apretó satisfechola mano de Jaime. ¡Se acabó lo de la
chueta!... Su alma de payés sealegraba de esta solución.
—Haces bien en irte. Lo otro... lo otro era una locura.
Remove