Not a member?     Existing members login below:

Los Espectros-- Novelas Breves

Y salió de la estancia.
El corredor estaba mal alumbrado. Pomerantzev marchaba lentamente. Depronto, a
algunos pasos de distancia, vio a San Nicolás, el taumaturgo.Era un hombrecillo de
pelo gris, con pantuflas tártaras muy agudas y unapequeña aureola dorada alrededor
de la cabeza. Pomerantzev avanzabacabizbajo, y el santo también, sin ruido alguno,
como si anduviese sobreuna espesa alfombra. Durante largo rato, uno y otro
guardaron silencio.Marchaban emparejados y sumidos en sus reflexiones. El corredor
parecíainterminable. Se veían a ambos lados blancas puertas cerradas; detrásde unas
reinaba un silencio absoluto; detrás de otras se adivinaba unaligera agitación: la de los
enfermos insomnes, que no podían estarsequietos. El corredor no se terminaba jamás,
y las puertas eranextrañamente numerosas. Detrás de una de ellas, al lado izquierdo
delpasillo, oyeron un ruido seco y monótono; el loco que llamaba a laspuertas se
entregaba infatigablemente a su ocupación predilecta.
—¡Llama!—dijo Pomerantzev a San Nicolás, sin levantar la cabeza.
—¡Llama!—respondió el otro, sin levantar la cabeza tampoco.
—¡Muy bien!
—¡Sí, muy bien!—confirmó San Nicolás.
Y siguieron andando, sumidos uno y otro en sus reflexiones.
—¿Por qué siento a veces en el pecho, bajo el corazón, algo que meoprime, que me
pesa? Di, Nicolás.
—¡Es natural! En una casa de locos no puede uno menos de fastidiarsealguna vez.
—¿Crees...?
Pomerantzev volvió la cabeza hacia San Nicolás. Este le miraba conafecto y sonreía
dulcemente. Tenía los ojos arrasados en lágrimas.
—¿Por qué lloras? Sonríes y lloras al mismo tiempo.
—¿Y tú? Tú también sonríes y lloras.
Y siguieron andando, sumidos en sus reflexiones.
—¡Llama!—dijo Pomerantzev.
—¡Llama!—respondió San Nicolás.
—Me das lástima, Nicolás. Estando tan viejo, tan enfermo, tan falto defuerzas,
andas sin cesar, vuelas sin descanso sobre la tierra y no tecuidas de nada. Ahora has
venido por los aires a visitarme. Veo que nome olvidas.
Remove