Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Los Espectros-- Novelas Breves

Talleres "Calpe", Larra, 6 y 8.—MADRID Leónidas Andreiev, uno de losmás
grandes maestros de la literatura rusa moderna, acaba de morir a laedad de
cuarenta y siete años. Nacido en el centro de Rusia, en Orel, deuna familia pobre,
estaba predestinado a una vida llena de miserias y deprivaciones. Pero su energía y
su voluntad de hierro le han permitidosubir a las más altas cimas de la vida
intelectual rusa. Después dehacer sus estudios en el colegio, sin un céntimo en el
bolsillo, sinpoder esperar ninguna ayuda material, partió para Petrogrado e
ingresóen la Facultad de Derecho.
Cuenta en su autobiografía que durante los años de sus estudiosuniversitarios vivía
en la más negra miseria y a veces estaba sin comerdos días seguidos. En 1894,
cansado de luchar, desesperado, intentósuicidarse y se tiró un balazo en el pecho.
Pero los médicos salvaron lavida de quien algunos años más tarde debía ser gloria
de la literaturarusa.
Sus primeras novelas, El silencio, Había una vez y otras, le dieron aconocer
inmediatamente. El mismo Tolstoi saludó la aparición de estaestrella ascendente. El
joven escritor tuvo un feliz principio. Lacrítica le consagró elogiosos estudios: los
editores solicitaban sucolaboración. Sus posteriores novelas pusiéronle al lado de
otros dosgrandes novelistas rusos: Gorky y Chejov. Cada una de sus nuevas
obras,citaremos, entre otras, Los siete ahorcados, Judas Iscariote, La risaroja, El
gobernador, Sachka Yegulev, Los espectros, fueron unacontecimiento literario.
Actualmente es Andreiev el autor que más se lee en Rusia. Sus novelas,así como sus
obras de teatro, tienen un éxito incomparable. Susmanuscritos son pagados a razón
de docenas de miles de rublos. La mayorparte de sus obras están traducidas a todas
las lenguas europeas. EnEspaña, Andreiev empieza a ser conocido gracias a las
recientestraducciones de sus obras Sachka Yegulev, Los siete ahorcados,etc...
LOS ESPECTROS
I
Cuando ya no cupo duda de que Egor Timofeievich Pomerantzev, el subjefede la
oficina de Administración local, había perdido definitivamente larazón, se hizo en su
favor una colecta, que produjo una suma bastanteimportante, y se le recluyó en una
clínica psiquiátrica privada.
 
 
Remove