Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Los Espectros-- Novelas Breves

MARCIO.—¿Os detenéis o no? ¡Dios mío, no es fácil atajar un torrenteque se
precipita hacia el mar! ¡Al fin os habéis detenido! Ahora,obedeced. ¡Atrás los
trompetas! ¡Adelante los profesores! Los demás quesigan en su lugar, sin moverse.
(Los trompetas retroceden. Los profesores avanzan. Los demás se quedancomo
paralizados.)
MARCIO.—¡Señores profesores, preparaos!
(Los profesores arman unos pupitres portátiles, y sobre cada uno deellos colocan
un grueso volumen; todos a la vez abren su librorespectivo ruidosamente, lo que
produce la impresión del disparo de unabatería. Escipión se anima de nuevo y
contempla con curiosidad todosestos preparativos.)
ESCIPIÓN.—¿De qué se trata, señores? ¿Podría yo quizá seros útil? Perosi se trata de
un circo, debo advertiros que el coliseo no estáterminado todavía.
MARCIO. (Con frialdad.)—¡Cállate, innoble raptor! (Dirigiéndose alos suyos.) ¡Al
cabo, señores sabinos, estamos a punto de conseguir elobjeto que perseguimos! Tras
nosotros queda un largo camino deprivaciones, de hambre, de soledad; ante nosotros
se presenta unabatalla única en la historia humana. Animaos, dominaos,
calmaos;contened la cólera sagrada que rebosa en vuestros corazones y
esperadtranquilos el fatal desenlace. ¿Recordáis lo que os ha traído aquí?
(Los sabinos guardan silencio.)
MARCIO.—¡Recordadlo! Creo que no ha sido por dar un paseo por lo quehemos
venido con esos pesados libros. ¿Con qué objeto hemos venido aquí?¡Decidlo!
ESCIPIÓN.—¡Verdaderamente, señores, debéis responder cuando se ospregunta!
MARCIO. (A Escipión.)—¡Figuraos que no he podido, en todo el camino,sacarles
una sola palabra!
ESCIPIÓN.—¿Es posible?
MARCIO.—¡Palabra de honor! Toda paciencia es poca para aguantar a
estosimbéciles. Parecen mudos.
ESCIPIÓN.—Os compadezco de todo corazón.
UNA VOZ.—¡Proserpinita mía! ¿Dónde estás?
MARCIO. (Con nerviosidad.)—¡Silencio! En seguida vamos a reclamar ladevolución
de nuestras mujeres, y guay de los raptores si su concienciano ha empezado ya a
remorderlos. ¡Les impondremos el respeto a la ley!¡Eh, tú, raptor innoble! ¡Llama a
tus innobles camaradas y prepárate arendir cuenta de tu acto abominable!
Remove