Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Los Argonautas

había desarrollado en élun deseo vehemente de hacer sentir a
todos la autoridad y el peso de suspalabras.
—Hay error en eso que dice usted, doctor, y que es lo que
diceigualmente casi todo el mundo. Ni el que descubrió primero
la tierra deAmérica se llamó Rodrigo de Triana, ni fue marinero
de Colón.
Con tal nombre no figuraba ningún tripulante en el primer
viaje. Quiendio el grito del descubrimiento era un tal Rodríguez
Bermejo, natural deSevilla, y sin duda el Almirante, al hablar de
él, convirtió elRodríguez en Rodrigo, y añadió el Triana por
haber vivido en dichobarrio. Entre la gente de mar era muy
frecuente la desfiguración denombres por apodos y por el lugar
de nacimiento. Además, Juan RodríguezBermejo no fue
marinero de la nao Santa María, que montaba elAlmirante, sino
de la carabela Pinta, mandada por Pinzón, que ibasiempre a la
cabeza de la escuadrilla por ser la más velera.
—Fue la Pinta la que avistó, a las dos de la mañana, la isla
deGuanahaní, y Rodríguez Bermejo el que dio el grito de
«¡Tierra!...».Pero Colón, al volver a España, dijo que era él
mismo quien a las diezde la noche, o sea cuatro horas antes,
había visto una luz «como unacandelica subiendo y bajando», y
que esta luz procedía de la isla. Hayque tener en cuenta que el
Almirante estaba entonces a unas catorceleguas de la isla, y ésta
es completamente baja, sin una colina.Imposible verla a una
hora en que la Pinta, que iba navegando muy pordelante, no
había alcanzado todavía a distinguir tierra. La luz
fueindudablemente la de la bitácora de la carabela de Pinzón,
que avanzabaentre la nao del Almirante y la isla todavía lejana.
Remove