Not a member?     Existing members login below:

La Novela de un Joven Pobre

octubre.
de
Parece verdaderamente que un poder maligno se empeñara en
inventar laspruebas más singulares y más crueles para
presentarlas sucesivamente ámi conciencia y á mi corazón.
No habiendo llegado el señor Laubepin esta mañana, la señora
de Laroqueme ha hecho pedir algunas instrucciones que le eran
necesarias paraarreglar las bases previas del contrato, el cual
como ya he dicho, debeser firmado mañana. Estando condenado
á permanecer aún durante algunosdías en mi habitación,
supliqué á la señora de Laroque que me enviaralos títulos y los
documentos particulares que se hallan en poder de supadre
político y que me eran indispensables para resolver
lasdificultades que se me habían indicado. Se me remitieron dos
ó trescajones llenos de papeles, sacados secretamente del
gabinete del señorLaroque, aprovechando de un momento en
que el anciano dormía, pues sehabía mostrado siempre muy
celoso de su archivo secreto. En la primerapieza que me cayó á
mano, el nombre de mi familia, muchas vecesrepetido, hirió
bruscamente mis ojos y solicitó mi atención con unpoder
irresistible. He aquí el texto literal de esta pieza:
A MIS HIJOS
«El nombre que os lego, y que he honrado, no es el mío. Mi
padre sellamaba Savage. Era regidor de una plantación en la
isla, entoncesfrancesa, de Santa Lucía, perteneciente á una rica y
noble familia delDelfinado, la de los Champcey d'Hauterive. En
1793 mi padre murió y yoheredé, aunque muy joven, la
confianza que los Champcey habíandepositado en él. Hacia el
fin de este funesto año, las Antillasfrancesas fueron tomadas por
3
 
Remove