Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

La Montálvez

te ayudaré conlos míos, en cuanto me sea posible y lícito, a
la distancia a que mehallo de vosotras. Olvido absoluto de
todo lo demás..., hasta en sueños,si dable nos fuera; y desde
este instante no se pronuncie una solapalabra entre nosotros
que no pueda ser oída de Luz sin asombro de suignorancia
y de su inocencia; porque fuera caso peregrino que lo
quetratas de ocultarla entre las desenvolturas de las gentes
extrañas, selo descubrieran en su propio hogar tus mismas
imprudencias.
A la marquesa le pareció muy cuerdo el dictamen de
Guzmán, y desde aqueldía se acabó entre ambos el
tratamiento llano de sus intimidades; quedóproscrita toda
alusión a lo pasado, y no fue en la casa de Luz ni fuerade
ella el antiguo amante de la hermosa Nica Montálvez, más
que un amigomuy afectuoso y atento de la ajamonada
viuda del arruinado banquero donMauricio Ibáñez.
IX
La marquesa había dicho a su médico que probablemente
necesitaría tomar,durante el verano que se acercaba,
algunas aguas sulfurosas y quizástambién algunos baños de
mar; pero «caserito todo ello, y a lo pobre».Quería dar a
entender que en puntos de poco ruido aristocrático y
enEspaña. En seguida expuso las razones en que se fundaba
para creer denecesidad lo que decía (fundamentos que bien
pudieran haber sidoinventados por ella). El amable doctor,
después de escucharlaatentamente, la respondió muy
risueño que estaba enteramente conformecon su parecer.
Entonces añadió la marquesa que ella sabía de
unaprovincia española donde se hallaban ambos remedios,
y a muy cortadistancia el uno del otro.
 
Remove