Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

La Montálvez

—¿Qué quieres decirme, consejero de Satanás?
—Que no cabe avenencia entre tus inquietudes de madre
cariñosa y tus...locuras de mujer mundana; y que tienes que
decidirte pronto por lomejor, en la inteligencia de que
ambas cosas dentro de ti no han detardar en producir el
mismo fruto que si te decidieras por lo más malo.
—¿Qué fruto?
—El que más temes, Nica.... y el que acaso mereces por
castigo.
—¡Por castigo!... ¡Y me lo dices con una frescura como si
tú no lemerecieras más ejemplar todavía!
—¿Quién sabe si le estoy sufriendo ya!
—¡Tú!
—¿Crees posible que suceda lo que temo sin que
resultemos castigadoslos dos?
—¡Siempre egoísta!... Vete, déjame en paz, y que suceda
lo que Diosquiera.
—Esto significa que te espanta la verdad, y me alegro de
ello.
—Di que me repugna en tus labios, y estarás en lo justo.
—Pero, al fin, siempre será verdad, y conviene que la
reconozcas de vezen cuando.
*
Remove