Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

La Desheredada

oficial delitografía, hombres y mujeres del pueblo,
porteros, tropa, etc.
La escena en Madrid y principia en diciembre de 1875.
Capítulo I
Efemérides
La República, el Cantonalismo, el golpe de Estado del 3
de enero, laRestauración, tantas formas políticas,
sucediéndose con rapidez, comolas páginas de un manual
de Historia recorridas por el fastidio, pasaronsin que llegara
a nosotros noticia ni referencia alguna de los dos hijosde
Tomás Rufete. Pero Dios quiso que una desgraciada
circunstancia(trocándose en feliz para el efecto de la
composición de este libro)juntase los cabos del hilo roto,
permitiendo al narrador seguiradelante. Aconteció que por
causa de una fuerte neuralgia necesitó estela asistencia de
Augusto Miquis, doctorcillo flamante, que en losprimeros
pasos de su carrera daba a conocer su gran disposición
yaltísimo porvenir. Enfermo y médico charlaban de
diversas cosas. Un día,cuando ya se había iniciado la
convalecencia, recayó la conversación enlos sucesos
referidos en la Primera parte, y Miquis, para quien no
podíahaber un tema más gustoso, habló largamente de
Isidora, diciendo, entreotras cosas, lo siguiente:
«Está ahora esa mujer..., vamos..., está guapísima,
encantadora. Pareceque ha crecido un poco, que ha
engrosado otro poco y que ha ganadoconsiderablemente en
gracia, en belleza, en expresión. Se me figura queserá una
mujer célebre. Vive en la misma casa donde se instaló hace
dosaños, al final de la calle de Hortaleza. Ha tenido un
 
Remove