Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Incertidumbre

—¡No se burle! Si usted supiera cuánto la admiro,
comprendería por quéhe sido completamente conquistado.
—Cuidado con exagerar. Sus palabras contienen tantas
promesas...
—Sus amigas pueden informarle a este respecto. Cuando
estamos reunidos,ellas saben bien de quién me ocupo
exclusivamente. Si usted se parecieraa ellas, ya estaría
convencida de la naturaleza de mis sentimientos,¡pero es usted
tan diferente!... ¡Ni siquiera puedo saber cómo recibeusted mis
atenciones!
—Nunca he dicho que su amabilidad me disgustase...
—¡Si realmente no fuera un importuno, qué feliz sería!
Veamos, demeusted alguna esperanza, autoríceme, por ejemplo,
a decirle cosastiernas, a seguirla a todas partes, a ocuparme de
ustedconstantemente.
—¡Ah, qué programa! Es asustador para mí, que no sé jugar ni
con missentimientos, ni con mis palabras. Tengo una idea
demasiado elevada dela comunidad de impresiones que pueden
unir a un hombre y a una mujer,para transformar nuestra joven
amistad en un juego imprudente. No...no... no le permito nada
todavía. Además, en este momento, casi no loescucho, tengo los
ojos deslumbrados; nada profano llega al fondo de
mipensamiento; la hermosura de este cielo me absorbe por
completo.
—¿No puede usted hacer dos cosas a la vez? Sin embargo, si
lo que puedodecirle le fuera agradable, ¿no cree usted que
formase una armonía quecompletaría este maravilloso
espectáculo?
Remove