Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Incertidumbre

La familia Bontemps propuso entonces a Pablo prestarle una
cortacantidad de dinero, para que tratase de poner la fábrica en
actividad.
Pero la suma que se le entregó era tan insignificante, que el
joven tuvoque vencer las más grandes dificultades. Empezó por
encender un horno, ycon dos obreros; él mismo se puso a la
obra.
Los comienzos de la nueva cristalería fueron terriblemente
penosos: losdías de pago eran para el señor Aubry motivo de
constantes angustias.Pero después de algún tiempo, los
beneficios obtenidos por el incesantetrabajo le permitieron
construir un segundo horno, luego un tercero, yaumentar el
número de sus obreros.
Finalmente, tuvo la suerte de descubrir un cristal mucho más
blanco queel Baccarat, que, con un tallado hábil, producía
reflejos de diamante.
Este fue el principio de una era de gran prosperidad para la
fábrica.Llegó a tener una cantidad de demandas muy superior a
la de la antiguacasa Bontemps, y, entonces, el nuevo dueño se
permitió emprender obrasde arte. Se reveló ahí, fabricante de
genio, creador de obrasmaravillosas; así en los vitraux,
inspirados en las antiguascristalerías, como en los vasos y
bibelots de alto precio, de formasexquisitas, de coloraciones
raras, sus creaciones obtuvieron éxitocreciente entre los buenos
conocedores.
Seguro de su porvenir, se casó. La mujer que eligió era
hermosa,inteligente y buena. Con ella, la felicidad y la
prosperidad de la casase afirmaron, y no huyeron más del hogar
del infatigable trabajador.
Remove