Not a member?     Existing members login below:

Historia de Teruel

usurpados a los turbuletas.Estos vieron por fin colmados sus
deseos con la destrucción de Sagunto,heroica ciudad digna de
mejor suerte, y entraron en posesión de losterritorios
cuestionados, mientras aquellos de sus enemigos que
habíansobrevivido a los horrores de tan terrible guerra, eran
vendidos poresclavos.
Condición tan desgraciada, poco haría temer ya a los
turboletas oturbuletas de la rivalidad saguntina, mayormente en
vista de lo quehabía valido a esta asolada ciudad la decantada
amistad romana, y que sudestructor Aníbal tramontaba los
Pirineos y los Alpes en ademán dellevar igual suerte sobre la
misma Roma.
Pero.... eran otros los decretos del destino. Tres años después
losEscipiones, victoriosos de los ejércitos cartagineses por toda
la Españaciterior, libertan del cautiverio a los desgraciados
saguntinos, lesrestituyen sus ruinas, y sus campos y aldeas
quedaron tributarios de susantiguos émulos.
Tolomeo hace mención del río Pallantia (Turia), que en
tiempo de FestoAvieno se llamó Canus flumen o río blanco, con
cuyo nombre le hallaronlos árabes, y le llamaron Guadi-Albiar,
que quiere decir también ríoblanco: el nombre primitivo de este
río, fue Turia, derivado deTur-iar, esto es, río de Turba.
Tiempos después de ser destruida la antigua Turba, se edificó
en laparte mas llana del mismo sitio una ermita dedicada a N.ª
S.ª de laCabeza, ermita que, cuando el convento de Capuchinos
se quitó del puntoque hoy ocupa el paseo del Obalo, y se
trasladó a donde estaba Turba,quedó encerrada en una Iglesia
mayor, obra que tuvo lugar por los años1797: desde la
fundación de dicha ermita, se celebra en ella por laPascua de
Resurrección una fiesta a la Virgen de la Cabeza;
Remove