Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Fundación de la Ciudad de Buenos-Aires

Beaumont yNavarro, Alcalde de órden de ella, por S. M. y el capitán Francisco deSalas, Alferez
Real; y Miguel del Corro, Regidores y Diputados, paramedir las tierras que el Sr. General Juan
de Garay, fundador de estaciudad, dió y repartió á los vecinos: y con el padron y libro
defundacion en la mano, yendo, como fué, Francisco Bernal, à casi seismedidas de nuestras
cuadras y solares, de esta dicha ciudad, el cualllevaba y llevò una cuerda que tenia cien varas de
medir y otrosinstrumentos de su arte. Y llegaron à la chácra que fué del capitánRodrigo Ortiz de
Zárate, Teniente de Gobernador y Justicia Mayor de estadicha ciudad, y vecino de ella, donde
pareció, y parece, está una lindeque antiguamente se hizo: que todos los que allí estaban,
digeron, erala cierta y verdadera por donde se median, y han de medir, de allí paraadelante las
demas suertes de tierras del pago, del rio arriba. Ydespues de haber tomado el dicho Francisco
Bernal la derecera y rumboque han de llevar las suertes de tierra, corriendo la tierra
adentro,hicieron tres mojones de tierra; y hallaron por el dicho rumbo ser ladicha linde cierta y
verdadera.
Despues de haber, en presencia de todos los que allí se hallaron, medidola dicha cuerda que
llevaba dicho Francisco Bernal, la cual hallarontenia las dichas cien varas de medir; proveyeron
el auto que se sigue, ylo firmaron. François de Beaumont y NavarraFrancisco deSalas
Miguel del CorroFrancisco Perez de Burgos, Escribanopúblico y de Cabildo.
En dicho dia mes y año proveyeron los dichos Diputados un auto en queaprueban y dan por
cierto y verdadero el dicho linde que está junto à lachácra que fuè del capitán Rodrigo Ortiz de
Zárate, el cual dicho lindemandaron fuese el primer mojon cierto como puesto por el fundador, y
quedesde allí se fuese tirando la cuerda y amojonando las suertes detierra, sin que ninguno pueda
quitar dichos mojones; ante sí losconserven y amparen, só la pena impuesta por el dicho Cabildo,
y lofirmaron.
Y luego incontinente, en atencion de lo mandado, se tomò la derecera, yse fué midiendo las
dichas suertes de tierras segun y conforme à cadauno le tocaba: y llegando hasta la chácra y
suerte de tierras que fuè deAntonio Bermudes, les pareció à los Sres. Alcalde y Diputados, que
habiahabido algun yerro de cuenta, dejando de contar alguna medida ó suerte.Y volviendo otra
vez à lo referir y medir de nuevo, fueron hasta ladicha chácra, prosiguiendo la dicha medida, y la
ajustaron y pusieroncierta y verdadera. Y de allì fueron por la derecera que mejor lespareciò, y
fueron midiendo las demas suertes de tierras, hasta llegar àla chácra de Anton Higueras de
Santana. A lo que saliò el dicho AntonHigueras, y dijo Su Merced se habia medido mal y no por
el rumbo que sesolia medir otras veces: que pedia se volviese à medir. Y los Sres.Alcalde y
Diputados lo dejaron para otro dia, Viernes 20, de estepresente mes: y mandaron al dicho capitán
Anton Higueras, se hallepresente al verlo medir, desde la chácra del dicho Antonio Bermudes.
Yasí hoy, Viernes dicho dia, el dicho capitán Anton Higueras vino á lachácra del capitán
Francisco de Salas, y todos de conformidad dijeron ymandaron al dicho Anton Higueras, tomase
la delantera y fuese corriendoel rumbo que decia que era el cierto y mas verdadero: y para esto,
en supresencia, y de los Sres. Alcalde y Regidores, se midiò la dicha cuerdade cien varas, y se
hallò justa. Y tomando el dicho Anton Higueras eldicho rumbo y derecera que dijo era mejor y
se habia de llevar: y comodicho es, llevando él mismo la delantera, luego se halló que las casas,y
mucha parte de su hacienda ó la mas, estaba y caia en la tierra ychácra del capitán D. Gonzalo
Remove