Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Filosofía Fundamental, Tomo III

3.º La idea del triángulo de cada especie en particular, es clara,evidente, en ella vemos del modo
mas luminoso sus propiedades; por elcontrario la representacion sensible, es vaga, confusa; así
apenasdistinguimos el triángulo rectángulo {19}del acutángulo ú obtusángulo depoca inclinacion.
La idea corrige estos errores, ó mas bien prescinde deellos; si se sirve de la figura imaginaria es
como de un auxiliar: delmismo modo que al trazar las figuras en el papel, damos la
demostracion,prescindiendo de que sean ó nó bien exactas, y hasta sabiendo que no loson, y que
es imposible que lo sean del todo.
4.º La idea del triángulo es la misma para el ciego de nacimiento quepara el hombre con vista:
como lo prueba el que los dos la desenvuelvendel mismo modo, en sus raciocinios y usos
geométricos. La representaciones diferente; pues para nosotros, es una imágen de lo visto, lo que
esimposible en el ciego. Este, al pensar en el triángulo, no tiene en suimaginacion la misma
representacion sensible que nosotros, ni la puedetener; pues carece de todo lo que se refiere á la
sensacion de la vista.Si el ciego tiene alguna representacion concomitante de la idea, ha
devenirle del solo tacto; y para los triángulos de alguna extension cuyastres líneas no pueden ser
tocadas juntas, la representacion ha de seruna serie sucesiva de sensaciones del tacto, como el
recuerdo de unpasaje de música es esencialmente una representacion sucesiva. Ennosotros la
representacion del triángulo es casi siempre simultánea;excepto el caso de triángulos muy
grandes, mucho mayores que los queacostumbramos á ver; pues en este caso, particularmente
cuando no haycostumbre de considerarlos, parece {20}que necesitamos ir
extendiendosucesivamente las líneas.
[20.] Lo que se ha dicho del triángulo, la mas sencilla de las figuras,puede aplicarse con mayor
razon á todas las demás. Muchas de ellas nopueden ser representadas distintamente en la
imaginacion, como se ve enlas que constan de muchos lados; y aun el círculo, que en la
facilidadde ser representado se acerca al triángulo, no podemos imaginarlo contal perfeccion que
le distingamos de una elipse cuyos dos ejes sediferencien poco entre sí.
CAPÍTULO IV.
LA IDEA Y EL ACTO INTELECTUAL.
[21.] Demostrado que las ideas geométricas no son las representacionessensibles, resulta tambien
demostrado de toda clase de ideas. Si enalgunas podia haber dificultad, era sin duda en las
relativas á lageometría, pues estas tienen objetos que se prestan á ser
representadossensiblemente; cuando los objetos no son figurados, no pueden serpercibidos por
ningun sentido; hablar entonces de representacionsensible, es incurrir en una contradiccion.
[22.] Estas consideraciones tiran una línea {21}divisoria entre el entendery el imaginar; línea que
tiraron todos los escolásticos, línea queconservaron, y por decirlo así, marcaron mas Descartes y
Malebranche,línea que comenzó á borrar Locke, y que hizo desaparecer Condillac.Todos los
escolásticos reconocieron esta línea; pero así ellos comomuchos otros emplearon un lenguaje
que mal entendido, era muy ápropósito para contribuir á borrarla. A toda idea la llamaron
 
Remove