Not a member?     Existing members login below:

Esploración Arqueológica de la Provincia de Catamarca

POR
F. P. MORENO
Director del Museo
(Estracto del informe anual correspondiente á 1890)
No he podido continuar, por las dificultades económicas porque atraviesa la República, la
esploracion arqueológica que enla Provincia de Catamarca practicaba, por cuenta de este
Museo,nuestro naturalista viajero, don Adolfo Methfessel, pero esteestablecimiento continúa
recibiendo los objetos reunidos enescursiones anteriores.
La manera como se practica por el Museo el exámen escrupulosode las destruidas moradas y
sepulcros de los antíguos habitantesde los valles calchaquíes, nos asegura deducciones
exactasque no era posible obtener antes por la confusion que resultabade la dudosa ubicacion de
casi todos los hallazgos anteriores,hechos por lo general por personas poco competentes ó
interesadasen su venta, las que han alterado muchas veces la verdadsobre sus descubrimientos,
mezclando los objetos de distintosyacimientos para obtener mayor precio, alteracion muy
perjudicial,si se tiene en cuenta la importancia capital de las antigüedadesde nuestras provincias
andinas, para el completo conocimientode la historia del hombre americano pre-colombiano.
Sería muy aventurada la publicacion inmediata de las conclusionesque á primera vista se
desprenden del exámen superficial{4}del muy grande material que para el estudio de esa historia
contienenlas colecciones de este establecimiento, y del de las valiosaspiezas reunidas por el
señor Methfessel. El pasado humanode estos territorios se liga seguramente con el de otras
regionesamericanas, pero lo reunido hasta ahora no basta para deslindaresas relaciones, ni
conocer su orígen; por lo tanto, todas lascongeturas á este respecto son muy susceptibles de
grandesmodificaciones, como lo indican los nuevos descubrimientos.
Aun cuando en estos últimos cincuenta años se han agregadomuchos nuevos elementos de
investigacion sobre este pasado,á los que encontramos en las obras mas ó menos verídicas ómas
ó menos ingénuas ó interesadas, del tiempo de la conquista,fáltannos en la República Argentina
monografías de cierta estensionó estudios que se aparten del «Diario» del viajero, y que ála
manera de las investigaciones practicadas en los centros decivilizacion del mundo bíblico,
detallen lo que son y contienenlas viejas ruinas sud-americanas, rehaciendo así la historia delos
pueblos que dejaron esos portentosos vestigios y el mediofísico en que actuaron.
Méjico, además de poseer de su gran pasado obras de largoaliento y fruto de pacientes
esploraciones, acaba de publicar oficialmenteun verdadero monumento monográfico sobre sus
antigüedades.Puede estudiarse á Yucatan y á sus maravillosas ruinasen el Museo del Trocadero,
en Paris, por todos los interesados enla vieja historia de América. Nicaragua, las regiones del
Istmo,Nueva Granada, Venezuela, Ecuador, han sido pacientementeinvestigadas en estos últimos
tiempos, y Estados-Unidos, Franciay Alemania sobre todo, ostentan en sus museos materiales
paraprincipiar á reconstruir el pasado de esos países americanos.Mas próximos á nosotros y mas
ligados en el pasado que elpresente con lo que es hoy República Argentina y cuyo estudiotiene
por lo tanto mayor interés para nosotros, el Perú yBolivia han tenido entre otros investigadores
de sus misteriosasruinas, quizá mas importantes para el conocimiento del masremoto pasado de
América, que Yucatan ó Méjico, á D'ORBIGNY,CASTELNAU, RIVERO, TSCHUDI, ANGRAND,
MITRE, SQUIER, WIENER,STUBEL, WEISS y FALB.
Remove