Not a member? Join for FREE here. Existing members login below:

Electra

PANTOJA. Podrías llegar a serlo. Prevenirse contra la
enfermedad es máscuerdo y más fácil que curarla después que
invade el organismo.
ELECTRA. ¡Ay de mí! (Elevando los ojos y quedando como en
éxtasis, daun gran suspiro. Pausa.)
PANTOJA. ¿Por qué suspiras así?
ELECTRA. Deje usted que aligere mi corazón. Pesan
horriblemente sobre éllas conciencias ajenas.
ESCENA XII
ELECTRA, PANTOJA; EVARISTA por el foro.
EVARISTA. Amigo Pantoja, la Madre Bárbara de la Cruz
espera a usted paradespedirse y recibir las últimas órdenes.
PANTOJA. ¡Ah! no me acordaba... Voy al momento. (Aparte a
Evarista.)Hemos hablado. Vigile usted. Temamos las malas
influencias.
(Antes de salir Pantoja por el foro, entran el Marqués y
Máximo por laderecha.)
ESCENA XIII
ELECTRA, EVARISTA, EL MARQUÉS, MÁXIMO.
MARQUÉS. He tardado un poquitín.
EVARISTA. No por cierto. ¿Estuvo usted en el estudio de
Máximo? (Seforman dos grupos: Electra y Máximo a la
izquierda; Evarista y elMarqués a la derecha.)
MARQUÉS. Sí, señora. Es un prodigio este hombre. (Sigue
ponderando loque ha visto en el laboratorio.)[38]
 
Remove