Not a member?     Existing members login below:

El Pecado y la Noche

LAS CIUDADES SUMERGIDAS
Agua, fuego, lodo. Quiméricas nubes de maravilla que dormís
sepultadaspor una venganza de la Naturaleza; ciudades en que
florecieron los sietepecados, en que las manos bíblicas trazaron
sus misteriosos conjuros ylas voces de los Profetas fulminaron
anatemas; ciudades de pecado y deabominación en que las
cortesanas bailaron desnudas en los templos y lasreinas se
prostituyeron a los mercenarios; ciudades de leyenda en
quereinó la Lujuria, en que los apóstoles fueron lapidados y la
hija delRey de Is evocó al Demonio. Los hombres os han hecho
salir a lasuperficie, han arrancado la lava que el cielo escupió
sobre vosotras, ycínicas, desnudas en vuestra liviandad, vais
surgiendo en los lúbricosfrescos de vuestros lupanares y en los
libertinos mosaicos de vuestrosbaños patricios. Algunas veces,
en las estancias recatadas de unahabitación, surge una momia en
un espasmo de lubricidad grotesca.
Y su gesto es el mismo gesto de siempre.
Y el Demonio ha vuelto a reinar sobre la Tierra.
LA NOCHE DEL WALPURGIS
I
—¿Will we go in?
—As you like.
Se miraron burlones y echáronse a reír. En los ojos de ambos
brillaba elmismo deseo, la misma perversa curiosidad de seguir
la aventura equívocahasta el fin. Pese a los disfraces innobles
que les sirvieran para, enlas propicias promiscuidades del
Carnaval, embarcarse con rumbo aaquella Citerea canalla, los
 
 
Remove