Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

El Mar

Compadeceos de vosotros mismos, pobres hombres de
Occidente; pensadseriamente en ayudaros, en contribuir á la
común salvación. La tierra ospide que viváis, ofreciéndoos lo
mejor que posee, el mar, pararehabilitaros. Ella se perdería si
llegase á perderos, pues sois sugenio, su alma inventora. Vive
nuestra propia vida, y al moriros laarrastraréis á la muerte.
FIN
NOTAS
«El gran animal la Tierra, cuyo corazón es imán, posee en su
superficieun ser dudoso, eléctrico y fosforescente, más sensible
que él mismo, éinfinitamente más fecundo.
«Este ser, llamado Mar, ¿es, acaso, un parásito del gran
animal? No. Elmar no tiene una personalidad distinta y hostil:
fecundiza, vivifica laTierra con sus vapores; parece ser la misma
Tierra en lo que tiene demás productivo, por otro nombre, su
órgano principal de fecundidad.»
Diráseme: ensueños alemanes. ¿Quiero decir esto que todo
ello sonensueños? Más de un hombre de gran talento, sin ir tan
lejos, pareceadmitir para la Tierra y el Mar una especie de
personalidad obscura.Riter y Lyell han dicho: «La Tierra se
atormenta á sí misma. ¿Seríaimpotente para organizarse? ¿Cómo
suponer que la fuerza creadora queexiste en todo ser del globo
haya sido rehusada al globo mismo?»
Mas, ¿cómo obra el globo? ¿De qué manera crece al presente?
Por mediodel Mar y de la vida marina.
 
Remove