Not a member?     Existing members login below:

El Mar

He aquí revelado el misterio. Todos los principios que en ti
estánunidos, esa gran persona impersonal los ha dividido. Ella
posee tushuesos, tu sangre, tu savia y tu calor representado cada
uno de esoselementos por tal ó cual de sus hijos.
Y ella tiene lo que á ti te falta, la demasiada plenitud y el
exceso defuerza. Su aliento produce no sé qué alegría, actividad,
espíritucreador, lo que podríamos llamar heroísmo físico. Y á
pesar de suviolencia, la gran generadora no derrama por esto en
menor grado laagreste alegría, la jovialidad viva y fecunda, la
llama de amor salvajeque palpita en su seno.
II
Elección de playa.
La tierra es su médico; cada clima un remedio. La medicina
será más ymás cada día una emigración.
Pero, emigración previsora. Obraráse para el porvenir; no se
permaneceráinerte, cobijando males incurables, sino que se les
prevendrá por mediode la educación, la higiene y en especial los
viajes—no rápidos ydisparatados, perjudiciales, como los que se
hacen ahora, sinohábilmente calculados, para aprovecharse de
los auxilios, de laspoderosas vivificaciones que por todas partes
tiene en conserva laNaturaleza.
La fuente de la juventud del porvenir encontraráse en estas dos
cosas:la ciencia de la emigración y el arte de aclimatarse. Hasta
elpresente, el hombre es un cautivo como la ostra sobre su roca.
Si emigraalgunos pasos más allá de su zona templada, sólo
encuentra la muerte. Noserá libre y hombre en toda la acepción
de la palabra, hasta que esearte especial lo constituya en
verdadero habitante de su planeta.
 
Remove