Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

El Mar

En diciembre de 1723 zozobraron ocho hembras en la
desembocadura delElba, y cerca de sus cadáveres se encontraron
sus ocho machos. Otrotanto aconteció en marzo de 1784 en
Audierne (Bretaña). Primero sepresentaron despavoridos en la
costa buen número de peces y demarsuinos; luego, oyéronse
extraños, espantosos mugidos: era una crecidafamilia de
ballenas que la tempestad empujaba, y que luchaban, gemían
yse resistían á morir. También en esta ocasión los machos
perecieron allado de sus hembras. En gran número, preñadas y
sin defensa contra elimplacable azote, unos y otras fueron
lanzados á la costa y destruidospor el porrazo.
Dos de las hembras parieron en la playa, lanzando gritos
desgarradores,ni más ni menos que nuestras mujeres, y con sus
lamentos parecían quererindicar que se preocupaban de la suerte
que cabría á sus hijuelos.
XIII
Las sirenas.
Acabo de abordar; heme aquí en tierra. Basta ya de naufragios:
yoquisiera razas durables. El cetáceo desaparecerá. Resumamos
nuestrasconcepciones, y de esa poesía gigantesca de los recién
nacidos, de lasmamas, la leche y la sangre caliente,
conservémoslo todo menos elgigante.
Conservemos, sobre todo, la afabilidad, el amor y la ternura de
lafamilia. Esos dones divinos debemos guardarlos
cuidadosamente en lasrazas más humildes, pero buenas, en que
los dos elementos mancomunan suespíritu.
 
Remove