Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

El Maestrante

bonito chaleco traes! ¡Québien dibuja la redondez de la panza!... Contemplaesa cama.
Es grande, ¿eh? es ancha, es hermosa,es artística. Pues mira, yo la quemaría...Por no
sentarme en ella, voy a sentarme sobretus rodillas...
Y así lo hizo. Granate al sentir aquella cargatan dulce quedó enajenado, y con
increíble audaciale pasó un brazo por la cintura. La jovense alzó como si la hubiera
pinchado.
—¿Qué haces, bruto? ¿Crees que estamos enla manigua y soy alguna negra
cimarrona?
Después de contemplarle un rato con ojos coléricos,su fisonomía se fue serenando,
sus labiosse dilataron con sonrisa dulce.
—¿Me quieres mucho?
—¡Casi na!—dijo el indiano con acento picarón.
—Pues vas a ser feliz un momento. Mira, tevoy a permitir que me des un beso...
unosolo, ¿lo entiendes? Pero me has de jurar que nolo ha de saber nadie...
El indiano hizo un juramento espantoso.
—Bueno, basta. Ahora, dame el beso aquí enla sien. El primero y el último que me
has de daren tu vida... Espera un poco—añadió alzándoseotra vez.—Por este beso yo
te he de dar cincuentabofetadas en esos carrillos azules... ¿Admitesel trato?
Granate consintió inmediatamente. La niñavolvió a sentarse sobre sus rodillas e
inclinó lacabeza para recibir el beso.
—¡Bueno, ahora llega mi turno!—exclamó coninfantil alegría.—Prepárate a recibir
los bofetones...¡Qué carrillos, Dios mío, tan magníficos!¿Ves que son azules?... Pues
te los voy a ponerverdes... ¡Atención!... ¡Una!... La primera...¡Dos!... La segunda...
¡Tres!... La tercera...¡Cuatro!... ¡Cinco!
La mano breve y torneada de la hermosachasqueaba ruidosamente en las carnosas
mejillasdel indiano. Los ojos de éste comenzaron aponerse encendidos y
encarnizados, como los deun lobo, su sangre llameó repentinamente y conbrusco
ademán la sujetó brutalmente por la cintura.
Fernanda dejó escapar un grito ahogado.
—¿Qué tienes?... ¿Por qué te enfadas?... ¡Déjame!...¡Déjame, bruto!
Luchó, forcejeó con desesperación, pero nologró desasirse...
Remove