Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Dulce y Sabrosa

Figúrate, lector, que vuelves a tu casa mohíno y aburrido,
lacio elcuerpo, acibarado el ánimo por la desengañada labor
del día. Cae latarde; el amigo a quien esperas, no viene; la
mujer querida está lejos,y aún no te llaman para comer. Luego
el tiempo cierra en lluvia; y tú,apoyada la frente en la vidriera
del balcón, te aburres viendo lainmensa comba de agua que se
desprende de las nubes. Llegada la noche,el viento gime
dolorosamente formando eco, y acaso despertando lastristezas
de tu alma... No quieres dormir ni tienes sueño, y recelas queal
reclinar la cabeza en la almohada se pueble tu pensamiento
derecuerdos amargos y esperanzas frustradas. ¿A quién le
faltan en la vidadías negros, estériles para el trabajo, en que la
soledad trae de lamano a la melancolía?
Contra ellos está escrito este libro, que, entre desconfiado y
medroso,dejo pasar de mis manos a las tuyas. Recíbelo, no
como novela que muevea pensar, sino como juguete novelesco,
contraveneno del tedio y engañifade las horas.
JACINTO OCTAVIO PICÓN.
Madrid, 1891.
A quien leyere
Figúrate, lector, que vuelves a tu casa mohíno y aburrido, lacio
elcuerpo, acibarado el ánimo por la desengañada labor del día.
Cae latarde; el amigo a quien esperas, no viene; la mujer querida
está lejos,y aún no te llaman para comer. Luego el tiempo cierra
en lluvia; y tú,apoyada la frente en la vidriera del balcón, te
aburres viendo lainmensa comba de agua que se desprende de
las nubes. Llegada la noche,el viento gime dolorosamente
formando eco, y acaso despertando lastristezas de tu alma... No
quieres dormir ni tienes sueño, y recelas queal reclinar la cabeza
Remove