Not a member?     Existing members login below:

Dulce y Sabrosa

Dulce y sabrosa
Jacinto Octavio Picón
Advertencia para esta edición
Si creyera que el publicar un escritor sus obras completas
implica faltade modestia, no reimprimiría las mías. Lo hago
porque están casi todasagotadas; pensando que es deber de
padre no consentir que mueran sushijos, aunque no sean tan
buenos ni tan hermosos como él quisoengendrarlos; y también
porque considero que el hombre tiene derecho adespedirse de la
juventud recordando lo que durante ella hizohonradamente y
con amor.
Otra disculpa pienso que atenúa mi atrevimiento. Porque ser
partidariodel arte por el arte, y yo lo soy muy convencido, no
puede amenguar niestorbar, aun cultivando esta que se llama
amena literatura, elentusiasmo por ideas de distinta índole; las
cuales unas vecesveladamente se transparentan y otras
ostensiblemente se muestran en lalabor de cada uno; pues no es
posible, y menos en nuestra época, que elliterato y el artista
sientan y piensen ajenos al ambiente que respiran.Quien carece
de fuerzas para conquistar la costosa gloria de adelantarsea su
tiempo, tenga la persistente virtud de servirle: así lo
hepretendido; mas él ha caminado tan deprisa, que hoy acaso
 
Remove