Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Curiosidades Antiguas Sevillanas (Segunda Serie)

habría perdido el tiempo queinvertí en reunirlas, porque ni la Historia ni la
Arqueología sentirángran pena al verse privadas de otro ú otros volúmenes. A la
buenaamistad con que me favorece el Sr. D. José María de Valdenebro,facilitando los
medios para la impresión de este volumen, débese susalida á la plaza pública; sin sus
amables oficios, seguramente yo no lohabría dado á la estampa. Allá van pues estos
articulejos escritoscálamo currente, sin más pretensión que la de entretener un rato á
lospocos que en estos venturosos días, gustan del conocimiento de lascosas viejas, y
con ellas se complacen, para hacerles olvidar siquieramomentáneamente, los pesares
de la vida que á todos nos alcanzan asícomo otros de mayor bulto que parecen
dibujarse allá en el horizonte,fruto natural de corrompidas semillas.
Dediqué el tomo 1.º á asuntos arqueológicos; comprenderá este II otrosde caracter
histórico y si tengo ocasión y Dios me dá vida, serán temasdel III varias tradiciones
sevillanas, ya que no pueden ser todas lasconocidas, que andan diseminadas en
varios libros; las cuales, estimoque, publicándolas reunidas en un volumen como ha
tiempo yo imaginé,sería obra meritísima, pues, así se conservaria su memoria,
sefacilitaria al curioso su conocimiento, y los altos ejemplos de virtud,de valor, de
abnegación y de patriotismo que de tales narraciones sedesprenden, serían
provechosa lectura para la juventud, tan necesitadahoy de este linaje de libros.
El tiempo dirá hasta qué punto veré realizados mis propósitos.
Antiguas Industrias Sevillanas
—————
Tejidos y Tejedores
Entre las muchas industrias que ennoblecieron á nuestra ciudad en lospasados
siglos, ocupó lugar preferentísimo la de los tejidos de seda,debida, sin duda, como
tantas otras, á los sarracenos, consumadosmaestros en ella. Los innumerables datos
que acerca de tan rica comobella manifestación del gusto y del trabajo consignan los
historiadoresmusulmanes, los recientes estudios debidos á doctos arqueólogos, y
eldescubrimiento de riquísimas estofas con que se ataviaron reyes,infantes y prelados,
persuaden del extraordinario auge alcanzado pornuestros dominadores en esta
fabricación, que hizo célebre á lasciudades españolas de Murcia y de Almería[1], de
Córdoba, Granada,Málaga[2], Toledo, Valencia y Sevilla. «Caso es de recordar,
porrarísimo dice á este propósito un ilustre académico, que aun prohibiendoMahoma á
los hombres vestir seda, y que llegando Omar el conquistador deJerusalen á perseguir
 
 
 
 
Remove