Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Correspondencia Oficial e Inédita Sobre la Demarcación de Límites Entre el Paraguay y el Brasil

Entre varios papeles que dejó Azara en poder de su compañero y amigo, D.Pedro Cerviño, se
hallaba el borrador autógrafo de su correspondenciainédita sobre los trabajos de demarcacion:—
documento importante, quecontiene la historia de las controversias suscitadas por los
Comisariosportugueses, con varias observaciones sobre el tratado de 1777.
En él se señalan los errores de los negociadores; sobre todo el de hacerpasar la línea de
demarcacion por dos rios (Ygurey y Corrientes),que, ò no existen, ò no se hallan donde ellos los
habian colocado. Soloal cabo de muchas investigaciones pudo descubrirlos el autor de
estacorrespondencia, el primero en el Yaguarey, ó Igurey de d'Anville, yel segundo en el rio
Appa.
Pero, por mas fundada que fuese esta opinion, no pasò de conjetura, y laaprobacion de los Altos
Poderes Contratantes no bastò à darle elcaràcter de un artículo adicional al tratado. No cesaron
los comisariosportugueses de promover dudas y enredos, y lograron al fin el objeto quese habian
propuesto, de dejar en suspenso la demarcacion.
Azara tuvo que luchar contra las mismas autoridades españolas, que, ó nocomprendieron, ò
tenian en menos sus representaciones. Esta indiferenciale pareció sospechosa, y acusò de
cohecho al Gobernador del Paraguay.Sus relaciones oficiales con este funcionario tomaron desde
luego un[Pg 3]carácter austero y hasta descomedido, que solo la conciencia de algunaculpa
secreta pudo hacer tolerar en un inferior. Débil y circunspecto enlas contestaciones, el
Gobernador cifrò su venganza en los desaires, quedespreciò Azara á pesar de su génio irritable.
Solo al cabo de muchosaños puso en los apuntes, que comunicó al Señor Walckenaer, para que
nolo olvidase en su biografia, que, "preguntando un dia donde estaban lasllaves del archivo, le
fuè contestado, que se las habia llevado alcampo un dependiente del Gobernador." Desde
entonces ya no volvió àeste lugar de su predileccion, y ¿quien puede calcular ahora laextension
que hubiera dado á la parte histórica de su viage sin esteincidente?......
El mérito de Azara no debe graduarse por lo que hizo, sino por lasdificultades que hallò en
realizarlo. Ninguno de sus compañeros leaventajò en actividad, y à todos sobrepujó en
inteligencia.
Buenos-Aires, Marzo de 1837.
PEDRO DE ANGELIS.
[Pg 4]
CORRESPONDENCIA
DE
 
Remove