Not a member?     Existing members login below:

Contribucion Para El Estudio de los Antiguos Alfabetos Filipinos

Aun en esa misma coleccion enorme de Historias de Filipinas, masóPáhina6 menos largas, mas ó
menos cargadas de sucesosmaravillosos y de relatos de castigos divinos, la cuestionetnográfica
es ligeramente tocada por los autores cuyaocupacion predilecta ha sido el relato de los
sucesospolitico-religiosos. Aqui y allá se encuentran esparcidastales ó cuales noticias que
recogidas con cuidado, y despuesde una crítica minuciosa, pueden servir para el estudio delas
razas, de la religion, de los usos, etc., etc. de aquellosinsulares.
La cuestion de los alfabetos ha sido tratada por casi todos loshistoriadores del Archipiélago, pero
de una manera tanligera, y tan en contradiccion unos con otros, que nos ha parecidodeber
contribuir con estas notas para la aclaracion de taninteresante sugeto.
Nadie se ha ocupado especialmente de esta cuestion, si seexeptua Monsieur Jacquet que hizo en
1831 un estudio quepublicó en el Nouveau Journal Asiatique de Paris bajoel título de
Considérations sur les Alphabets desPhilippines. En él se ocupa solamente de dos de ellos:uno
de la lengua Ilocana que el autor encontró manuscrito enun libro de la Biblioteca Real de
Paris[1]y el otro de la lengua Tagala que lo copió de la obra de M.Thévenot[2].
Estos fueron los dos únicos que tuvo à la vista M.Jacquet y se quejaPáhina 7 de no haber hallado
en ningunade las muchas gramáticas que existen de las lenguas defilipinas, modelo alguno de sus
respectivos alfabetos. Esta omisiones verdaderamente sensible: ninguno casi de aquellos autores
seocupó de producir en sus obras los caracteres de laescritura de las lenguas que nos dan à
conocer y cuyasgramáticas se esforzaron de constituir. Esta falta es sobretodo sensible en el P.
Totanes que escribió[3]: «No se trata de loscaracteres de la lengua, porque es ya raro el indio que
los sabeleer, y rarísimo el que los sabe escribir[4]».
El P. San Agustin hizo una gramática tagala que podemosoponer como una excepcion. Dice en
la página 168:[5] «Por últimopondré el modo que tenian de escribir antiguamente y alpresente lo
usan en el Comintan, y otros pueblos. Loscaractéres son aprendidos de Malayos, y son diez y
siete:las tres vocales que equivalen à las cinconuestras.»
Para comprender bien esto, es menester saber que la primeraedicion de esta obra vio la luz en
1705, época en que podiadecirse «al presente lo usan en el Comintan, etc.,etc.» Mas adelante
veremos lo que valePáhina 8 la opinion queemite el autor sobre el origen Malayo del alfabeto que
nosdá en su obra y que reproducimos bajo el numero 2.
En la primera edicion de la Gramática del P. San Joseph,la primera que se imprimia sobre el
Tagalog[6],aparecieron muchas palabras escritas con sus caractéresprópios; pero en las siguientes
ediciones de esta importanteobra (1752-y 1838), se han suprimido estas palabras, sin duda porla
misma razon que evocó el P. Totanes para no darnosmuestra de la escritura.
El autor mas antiguo, el primero que hizo imprimir en Europa lasletras del alfabeto Tagalog, fué
el Jesuita P. Chirino[7]. Thévenot en susviages, copió sin duda el alfabeto de este
misionero,porqué es muy parecido á él el que nosdá en su Relation des Iles Philippines, por
unReligioso. Thévenot no cita el nombre de su Religioso, perotenemos lugar de sospechar que
sea Chirino. No creemos que,ántes de este último, haya ninguno publicado, ni enEuropa ni en
Filipinas, las letras própias de la Isla deManila, como él las llama: su obra es hoyrarísima.
Stanley, en su traduccion de la obra de Morga[8], publica este alfabeto que,dice lo tomo de la
obra citada de Thévenot, y que es elmismo, como ya dijimos, que publicó M. Jacquet.
Remove