Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Colección de Viajes y Expediciones (a Buenos Aires y Patagonia)

Que del pueblo del Pilar llevó por guia é intérprete á dos infelicesSerranos por una considerable paga
adelantada, y salió de dicho puebloen 6 de Mayo. Que se ponian de marcha á las diez, y sin parar
ámediodia, se hacia alto antes de ponerse el sol, en parage de leña, aguay pasto, que no siempre le
encontraban, caminando seis ó siete leguascada dia.
Que hasta el dia 9 se detuvieron por varios azares en el corto espaciode ocho leguas, que hay del pueblo al
propio Volcan ó abertura, del cualsalió el dia 10, rumbo casi á poniente, habiendo caminado en él ocho
ónueve leguas.
El dia 11 salieron á medio dia, y á dos leguas de distancia encontraronun arroyo de tres palmos de hondura,
y despues á poca distancia entresí, otros tres que estaban secos, luego otro de mas de tres palmos deagua.
Que salieron de las cuestas enderezando algo hácia el mar, por verque los arroyos, á causa de la seca, no
estaban tan crecidos como lopensaban. Caminó cosa de tres leguas.
El dia 12, á distancia de cuatro y media leguas del último arroyo,pasaron otro de poca agua; tres leguas mas
adelante otro de dos pies deagua; una legua mas allá, otro de una vara de ancho con grandesbarrancas de
ocho y diez varas en alto, y hallaron vado con dificultad;cuatro leguas mas adelante otro mas hondo y de
mas altas barrancas,donde hallaron vado, y caminaron cosa de nueve leguas.
El dia 13, á dos leguas, pasaron un cerro algo alto; dos leguas masadelante un arroyo de poca agua. Desde
cerca de este arroyo escaseabamucho el pasto y leña que hasta aquí era abundante: tres ó cuatro leguasmas
adelante hicieron noche junto á un charco. Caminaron como sieteleguas.
El dia 14, caminando al SE por acercarse al mar, á dos leguas entraronsin pensar en una tierra sin pasto
ni yerba, como campaña recienquemada, algo arenisca, y todo el dia fué de la misma calidad.
Siguiendoel rumbo del S, por dar pronto con el mar, hallaron unas piedrasmenudas, entre las cuales
algunas coloradas y otras blancas, muy duras yredondas; y algunas tenian al rededor una raya como
canal y como paraatar un cordel: los indios las llaman
piedras del Diablo
. En tan malatierra hicieron noche, habiendo caminado como siete leguas.
El 15, despues de haber caminado por aquella tierra pelada cosa de leguay media al S, llegaron á tierra
de pasto, y luego á un pequeño arroyo,de donde se veian altos cerros de arena, que era la orilla del
mar:habia cerca de ellos arenales, mucho pasto y mucha leña de losmatorrales que llaman
Margarita
. Pararon tres dias para descansar lascabalgaduras.
El 19 partieron del lugar antecedente, y á las dos leguas de distanciaencontraron un mediano arroyo; y cosa
de cinco leguas mas adelantehicieron noche.
El 20, á tres leguas, pasaron un buen arroyo, y por él habia unaabertura sin arenales hasta el mar como de
600 pasos, y los montones dearena no eran tan altos. Aquí se perdió el Padre, saliendo á buscaragua, leña y
pasto.
El dia 21 lo abandonaron el guia y el intérprete, y se resolvió hacer lavuelta por la playa del mar hasta el
pueblo de los Pampas.
Advertencia del Padre
.
Quédese, pues, sabido para todos, que este camino desde la Sierra delVolcan hasta cuatro leguas mas allá
del Arroyo de la Ascension, de dondese volvió, es como de 70 leguas. Es camino no solo para
cabalgaduras,sino tambien para carretas, sin pantano alguno, con pasos por los rios,aun por los dos grandes
de las Barrancas, con leña para pasar: porque,aunque en algunas partes hay muy poca, se puede cargar en
las que lahay; con abundancia de agua, de manera que casi siempre se puede hacermediodia en un arroyo, y
noche en otro camino de tierra adentro y á laorilla de los arenales.
Para llegar al Rio Colorado, que dicen ser grande y con mucha abundanciade sauces altos y gruesos, no
faltaban, segun lo que pude averiguar,sino cosa de 30 leguas. Este trecho debe ser de las mismas calidades
queel de 70 leguas andado.
Del Colorado al Rio Sauce, habitacion de las tolderias de losTehuelches, debe haber otras 30, y hablan
mucho los indios de sufertilidad: con que seguramente se puede ir con carretas hasta el Riodel Sauce, y si
Remove